Es noticia
Menú
La borrasca Celia recarga los embalses andaluces pero no aleja el riesgo de sequía
  1. España
  2. Andalucía
TÍMIDAS SUBIDAS DE LAS RESERVAS

La borrasca Celia recarga los embalses andaluces pero no aleja el riesgo de sequía

A pesar de la lluvia caída en las últimas horas, algunos pantanos de Málaga y Almería presentan peores cifras de agua acumulada que hace una semana. El campo dice que se necesitan varios días de precipitaciones intensas

Foto: Imagen del mes pasado del pantano de La Viñuela, en Málaga. (EFE)
Imagen del mes pasado del pantano de La Viñuela, en Málaga. (EFE)

La deseada lluvia que la borrasca Celia ha traído a la comunidad andaluza ha supuesto un alivio para las provincias cuyas reservas estaban en niveles muy preocupantes, pero no aleja los riesgos derivados del prolongado periodo de sequía que ha padecido la región. Málaga, Córdoba y Almería han visto como sus embalses han crecido.

Las previsiones meteorológicas estimaban que las nubes descargarían con mayor potencia en las provincias gaditanas y malagueñas. Y se cumplieron. En Málaga, donde la noche del domingo se llegó a activar una alerta roja que fue reducida a naranja durante la mañana de este lunes, municipios como Ardales, Casarabolena o Pujerra, acumulaban 105,8, 90,3 y 88,7 litros de lluvia por metro cuadrado, respectivamente. En la zona de Sierra Bermeja, azotada este verano por el incendio más grave registrado en el país, se registraban 75,3 litros que ayudarán al proceso de regeneración de este importante paraje natural.

Foto: Grave sequía en el embalse de Guadalteba, cerca de Málaga. (Reuters/Jon Nazca)

Especialmente valiosa ha sido el agua descargada sobre los pantanos en una provincia que, según advirtió la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, sufre un periodo de excepcional sequía. Los de Guadalteba -86,1- y Conde del Guadalhorce -78,8- han sido los más beneficiados las últimas 24 horas, seguidos por los de Casasola -72,7- y La Concepción -57,8-.

Este agua ha elevado los niveles de todos ellos y las reservas de tres son mejores que hace una semana. Sin embargo, los de Limonero y La Viñuela, a pesar de la lluvia recogida, presentan datos peores que hace siete días. El actual estado de este último -por debajo del 14,5% de su capacidad- es muy preocupante porque suministra a las explotaciones agrícolas de subtropical de la zona de la Axarquía.

Las precipitaciones también han sido interesantes en los puntos donde se ubica la decena de embalses de Cádiz, con guarismos que oscilan entre los 46,4 litros por metro cuadrado descargados sobre el de Charco Redondo y los 27,8 recogidos en el de Guadalcacín.

Estos números descienden notablemente en las reservas almerienses, con 1,4 litros de lluvia en el pantano de Cuevas de Almanzora, y 0,7 en el de Benínar, por lo que su situación sigue siendo extremadamente grave. El caso del primero de ellos es muy representativo: aumenta ligeramente sus niveles -0,06- hasta sumar un acumulado de 10,66 hectómetros cúbicos, inferior a los 11 contabilizados una semana atrás y que suponían un 6,83% de la capacidad total.

Serían necesarios varios días de precipitaciones altas “para que cambie la situación”

La esperanza en esta provincia está en que las precipitaciones vayan aumentando de intensidad conforme la borrasca se desplace hacia el este. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé jornadas pasadas por agua -con distinto porcentaje de probabilidad- desde la tarde de este martes hasta el domingo.

Esta semana tiene la llave del año agrícola en Andalucía”, han asegurado fuente de la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) en Andalucía, para las que la lluvia caída en las últimas horas es escasa para paliar el estado de los embalses de la comunidad -ligeramente por debajo del 31%-. “La tierra está tan seca, que se la está tragando”, por lo que sería necesario que se registrasen varios días de precipitaciones altas “para que cambie la situación”.

Lo caído hasta el momento “es ridículo” y “no resuelve” el déficit de los pantanos ni “los problemas de regadío”, han advertido en declaraciones a El Confidencial, para añadir que supone “un alivio parcial” para el campo andaluz. Será “estupenda” para todos los cultivos arbóreos -olivar, cítricos, subtropical...-, pero “llega tarde para algunos cereales de invierno”.

También será muy positivo para los pastos y la dehesa, porque “estaban en una situación dramática” que repercutía, como es lógico, en las explotaciones ganaderas. “En unas fechas en las que habitualmente no se necesitaba un suplemento alimentario, los ganaderos habían tenido que recurrir a forraje y piensos para la alimentación de los animales”, lo que era “un palo” económico debido al “precio prohibitivo” en el que están actualmente.

Foto: Floración de los girasoles. (EFE/Ronald Wittek)

Los expertos sostienen que, “para lo que va a venir muy bien esta lluvia”, es para las siembras de cultivos de primavera, ya que consideran que los de regadíos están condicionados por los cupos de agua y las hectáreas de cada agricultor. La invasión de Ucrania por parte de Rusia, no obstante, ha supuesto un factor de cambio que convierte a una plantación de rotación como era el girasol en una opción muy rentable. “Casi no necesita fertilización y deja nitrógeno en superficie. Los agricultores lo plantaban en los últimos años por su beneficio para la tierra, pero si sigue lloviendo será un cultivo con posibilidades en Andalucía” debido al incremento de la demanda. “Este año va a tener muchas hectáreas”, vaticinan.

El secretario de Organización de COAG Andalucía, Eduardo López, tras coincidir que tiene que llover “muchísimo” para revertir la actual situación, ha valorado el decreto ley que el Gobierno ha anunciado este lunes y ha deseado que “no sea un corta y pega, medias fiscales y punto”. “Creemos que hay sectores que tienen que tener apoyo económico para continuar la actividad”, ha explicado, a lo que el secretario general en Andalucía de UPA, Cristóbal Cano, ha añadido que “pedimos unas medidas entre las que destacan las ayudas directas, fundamentalmente a los ganaderos y los sectores que puedan acreditar pérdidas”.

La deseada lluvia que la borrasca Celia ha traído a la comunidad andaluza ha supuesto un alivio para las provincias cuyas reservas estaban en niveles muy preocupantes, pero no aleja los riesgos derivados del prolongado periodo de sequía que ha padecido la región. Málaga, Córdoba y Almería han visto como sus embalses han crecido.

Lluvia Málaga Meteorología Almería Cádiz Noticias de Andalucía