Es noticia
Menú
Cielos naranjas de Murcia a Madrid: qué es la calima, de dónde viene y cómo afecta a la salud
  1. España
  2. Madrid
Borrasca celia

Cielos naranjas de Murcia a Madrid: qué es la calima, de dónde viene y cómo afecta a la salud

Da igual donde mires: un alto número de partículas y polvo en suspensión dando ese color anaranjado al cielo y que podrían acabar convirtiéndose en 'lluvias de barro'

Foto: La calima en Murcia la tarde del lunes (EFE/Guillén)
La calima en Murcia la tarde del lunes (EFE/Guillén)

La "culpa" la tiene la borrasca Celia, aunque no del todo. Esta semana comenzó a verse en Murcia cómo el cielo se teñía de rojo, y ahora la imagen anaranjada se puede ver desde muchos puntos de la península: los fuertes vientos han estado transportando "polvo en suspensión", también denominado calima, dejando así unas imágenes espectaculares del cielo. Este fenómeno ha reducido la visibilidad y ha producido a un empeoramiento de la calidad del aire, tal y como informan desde el Aemet.

España está atravesando la borrasca Celia que ha puesto en alerta 11 comunidades autónomas por lluvias y viento, entre ellas Murcia. Cabe explicar que estas partículas en concreto proceden de una potentísima entrada de polvo procedente del Sáhara y que el viento transportará el polvo en suspensión procedente del continente africano al resto de la península y Baleares por lo que las lluvias podrían estar acompañadas de barro "en muchas ocasiones", según la Aemet, pero ¿exactamente qué son estos fenómenos?

¿Qué es la calima y las lluvias de barro?

La calima es un fenómeno meteorológico caracterizado por la presencia de partículas sólidas muy pequeñas en suspensión pero tan numerosas que logran dar al aire un aspecto opaco y por ello supone una visibilidad reducida. Como resultado se tiene un ambiente turbio y la contribución a la coloración amarillenta o anaranjada del crepúsculo. Además, en el caso de mezclarse con precipitaciones también se pueden formar 'lluvias de barro' dónde el polvo en suspensión es enganchado por las gotas de agua y depositadas sobre el suelo y los objetos en superficie.

Existen dos tipos de calima: de tipo A y de tipo B. En este caso el fenómeno es del A, es decir, calima natural, ya que se forma a partir del transporte de elementos presentes el ambiente y debido a que, en este caso, se debe arena procedente del Sahara se refiere a él cómo “polvo en suspensión”. Mientras que el segundo tipo es aquel que deriva de 'eventos especiales', es decir, incendios forestales o contaminación.

La duración de estos episodios en España suelen ser de escasos días y finalizan cuándo se dan cambios de masas de aire, provocado por viento y o lluvia que ayudan a dispersar las partículas en suspensión.

¿Cómo afecta a la salud?

Cabe resaltar que la calima empeora la calidad del aire y la inhalación prolongada de estas sustancias resulta perjudicial para la salud. En primer lugar, puede suponer problemas respiratorios leves como la irritación de las mucosas: obstrucción nasal, picor en los ojos y continua tos. En cambio, en el caso de que la calima sea persistente y densa y la exposición a ella prolongada, pueden aparecer incluso broncoespasmos (dificultades serias para respirar), dolor torácico y asma, principalmente en personas con alergias u otras patologías respiratorias. Además, pueden desencadenarse crisis de ansiedad.

La "culpa" la tiene la borrasca Celia, aunque no del todo. Esta semana comenzó a verse en Murcia cómo el cielo se teñía de rojo, y ahora la imagen anaranjada se puede ver desde muchos puntos de la península: los fuertes vientos han estado transportando "polvo en suspensión", también denominado calima, dejando así unas imágenes espectaculares del cielo. Este fenómeno ha reducido la visibilidad y ha producido a un empeoramiento de la calidad del aire, tal y como informan desde el Aemet.

Calidad del aire Murcia Meteorología
El redactor recomienda