Es noticia
Menú
El muro rojo de Castilla y León: donde ceder un solo voto al PP es una deshonra
  1. España
Elecciones del 13-F

El muro rojo de Castilla y León: donde ceder un solo voto al PP es una deshonra

Siempre que hay elecciones, el PSOE arrasa en el Bierzo, donde el voto obrero germina entre el recuerdo de un pasado minero y el "olvido" de los políticos de las instituciones de Castilla y León

Foto: Argimiro, un veterano labrador de Barjas, en el Bierzo, pronostica victoria socialista el 13-F. (E.D.S.)
Argimiro, un veterano labrador de Barjas, en el Bierzo, pronostica victoria socialista el 13-F. (E.D.S.)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Hace dos siglos, Gerardo Álvarez Courel sería algo así como la máxima autoridad política del Bierzo. En estos tiempos, es el presidente del Consejo Comarcal, una institución supramunicipal alrededor de la que se articulan todos los pueblos y ciudades de esta zona que en el siglo XIX fue provincia y que aspira a volver a serlo algún día. Hoy está de visita en Barjas, un pequeño núcleo montañoso donde el alcalde, desde el año 1983, es el socialista Alfredo de Arriba. En las últimas elecciones municipales le marcó un cinco (concejales) a cero a la oposición. Como dice Gerardo, aquello es territorio PSOE. Los pueblos del Bierzo, en el noroeste de Castilla y León, son territorio comanche para el PP. Allí casi nunca gana el partido que, curiosamente, ha ostentado el poder autonómico en los últimos 35 años.

—Hubo un alcalde que en las últimas municipales se enfadó porque el PP sacó un concejal. Y ganó seis a uno en vez de siete a cero. Pero se enfadó. Yo le dije que no se preocupara, que así lo pasarían un poco mejor en los plenos.

La anécdota la cuenta desde la plaza de Barjas el propio Álvarez Courel, en animada conversación con Alfredo y Esther García, la secretaria del ayuntamiento. En el lugar viven unas 15 personas en invierno, pero estarán censadas alrededor de 170. Todos los moradores peinan canas, pero eso no es obstáculo para cumplir con sus paseos matutinos o, como hace Argimiro López, agachar el riñón para tener el huerto cuidado. A sus 88 años, este viejo trabajador de "la Pegaso", que se pasó décadas en Valladolid y que regresó a su pueblo al jubilarse, parece no tener queja con su alcalde, al contrario. "Yo siempre voto al mismo… ¡Anda, coño, si está aquí y me ha escuchado!", exclama con sentido del humor este hombre, que no pierde la oportunidad de lanzar un dardo a la Administración de la Junta. "Simplemente, les diría a los gobernantes de Castilla y León que se acordaran de nosotros, que también somos España. Aquí no tenemos nada, ni médico".

Foto: El alcalde de Cardeñuela Riopico, Nicasio Gómez, con el pueblo de fondo. (Ricardo Ordoñez)

El asunto del médico merece, cuando menos, detenerse en él. Al preguntarle, Alfredo se ríe. "Este es el primer pueblo que no tiene médico, pero al que le dan una subvención de 50.000 euros para poner un ascensor en el consultorio". Resulta, como denuncia, que el facultativo asignado a la localidad no aparece por allí. "Aquí tiene plaza y no ha venido nunca. Hace dos años desde que se la dieron y no lo hemos visto", subraya el alcalde, a quien completa el presidente del Consejo Comarcal: "Si Mañueco, cuando dice que no ha cerrado ningún consultorio médico rural, tiene razón. Este no está cerrado, pero es que no viene nunca el médico".

"Cosas así, o como que lleven prometiendo una unidad de radioterapia que nunca llega para el hospital, hacen que crezca el desarraigo en estas zonas. En las esquinas, en las zonas periféricas de Castilla y León, estamos olvidados", lamenta Álvarez Courel para explicar uno de los motivos que convierten esta zona en un reducto imposible para el PP. "En las últimas municipales, solo hubo tres municipios de 38 donde nos ganaron", expone el presidente del Consejo Comarcal.

placeholder Gerardo Álvarez, presidente del Consejo Comarcal del Bierzo. (E.D.S.)
Gerardo Álvarez, presidente del Consejo Comarcal del Bierzo. (E.D.S.)

Por la calle, no muy lejos del lugar donde está ese consultorio fantasma de Barjas, pasea, bastón por delante, Soledad Soto. Otra veterana vecina de la localidad a la que hacerle la pregunta del millón.

PREGUNTA. ¿Por qué ganan aquí siempre los socialistas?

RESPUESTA. Porque el alcalde lo hace bien. Pero aquí los padres, los abuelos y hasta los tatarabuelos ya eran del PSOE.

Esta mujer quizás exagera un poco, pero la frase sirve como termómetro del espíritu de los vecinos de la zona, minera por excelencia en otra época y ahora bajo los rigores de la despoblación. "Esta es una zona eminentemente trabajadora, de clase obrera, y esa gente casi nunca vota a la derecha. Siempre a la izquierda, bien sea al PSOE o, en sus tiempos, a IU o al PCE. Esa idiosincrasia es la que nos ha llevado a que exista esa afinidad en la mayoría de los municipios con el PSOE", razona Álvarez Courel. Y Soledad, antes de despedirse, vuelve a dejar claros sus colores, por si alguien tenía dudas: "A mí no me gusta Pablo Casado. En cuanto lo oigo, me levanto de la silla".

placeholder El alcalde de Barjas, con la bandera del Bierzo en el ayuntamiento del pueblo. (E.D.S.)
El alcalde de Barjas, con la bandera del Bierzo en el ayuntamiento del pueblo. (E.D.S.)

Aquel alcalde que, como cuenta Álvarez Courel, se mosqueó después de que el PP le quitara un solo concejal es Vicente Díaz, regidor en Peranzanes, que no lo niega. "Hombre, claro que me enfadé. Con todo lo que se ha trabajado aquí nos tenían que haber votado, pero claro, el del PP tenía una familia muy larga y con esos votos logró sacar el concejal", razona el primer edil de un municipio que apenas cuenta con 317 habitantes, 50 en invierno, y que linda con Asturias.

El enfado de este alcalde no es baladí. Al revisar el mapa electoral, la esquina superior izquierda de la comunidad, esa que coincide con el Bierzo, está alicatada de rojo. En el propio Peranzanes, los socialistas han sido primera fuerza con más del 40% de los votos en 10 citas electorales, igual que en Fabero, Villagatón o Camponaraya. En Barjas, el pueblo de Alfredo, la situación se ha repetido en nueve ocasiones, igual que en Palacios de Sil, Berlanga del Bierzo o Vega de Espinareda. En Murías de Paredes, más de lo mismo en ocho ocasiones… Y así podría continuar el listado hasta completar los 38 municipios que conforman la comarca del Bierzo.

"¡Hombre! ¿Cómo no vamos a ganar?", se extraña el alcalde de Peranzanes cuando se le pide un pronóstico para el 13-F, e incluso aprovecha la ocasión para ir un poco más allá en sus vaticinios: "Con la que están preparando estos del PP, tenemos que arrasarlos", añade este hombre. Al margen del sinsabor que le dejó ganar en las últimas municipales por 6-1 al PP, en las citas anteriores les endosó un 7-0 del que presume. "Aquí trabajamos mucho por la gente y, además, después de la guerra, esta zona fue muy discriminada, hubo pueblos muy reprimidos y eso cala en la gente, por eso sacamos buenos resultados también".

placeholder En Barjas, el PSOE lleva décadas en el poder. (E.D.S.)
En Barjas, el PSOE lleva décadas en el poder. (E.D.S.)

Un paseo por Vega de Espinareda (2.005 habitantes), a una hora de Barjas, sirve para comprobar esa misma fidelidad por los colores socialistas aunque, para sorpresa del viandante, en una destartalada pared asoma una pintada en la que se puede leer lo siguiente: "Vota PP". Debe de ser la única en la zona, ya que al preguntar a los vecinos, todos tienen claro que, al margen de lo que pase el 13-F en toda la región, allí volverán a ganar los socialistas. "Yo creo que sí", dice Begoña Gómez, una vecina que pasea con su hija y una amiga por una de las calles más céntricas. Félix, un jubilado, dice lo mismo: "Aquí suele ganar el PSOE y esta vez lo hará otra vez".

P. ¿Ha visto a algún alcalde del PP en su pueblo?

R. Una vez hubo uno que decía que era [señal de comillas con las manos] independiente.

Albertina, que tiene un restaurante, tampoco niega la mayor: "Aquí da igual el candidato que les pongan, la gente le votará. Aunque si la misma persona se presentara por otro partido, no le votarían". La cara B de esta situación, como expone un vecino que prefiere mantenerse en el anonimato, es que este férreo control del territorio excluye, en algunas ocasiones, al que piensa diferente: "Si te asocian con el PP, puedes verte perjudicado".

placeholder La única pintada a favor del PP en El Bierzo está en Vega de Espinareda. (E.D.S.)
La única pintada a favor del PP en El Bierzo está en Vega de Espinareda. (E.D.S.)

¿Y por qué el PSOE ha logrado mantener la supremacía durante tanto tiempo en esta comarca? Todos los vecinos consultados coinciden en señalar dos rasgos que pueden decantar la balanza sistemáticamente hacia los socialistas. Se trata de una región minera con un carácter muy obrero y, además, se sienten menospreciados por los gobiernos autonómicos, como apuntaba el presidente del Consejo Comarcal.

P. ¿Piensa que están olvidados?

R. ¡Pues claro! Cuando cerraron las minas, de aquí se llevaron mucho dinero que se fue a Valladolid y, lo que sobró, a León, y aquí no hicieron nada. ¡Aquí las baldosas tenían que ser de oro! O al menos de plata…

Víctor, otro vecino de Vega de Espinareda, no vacila en sus aseveraciones y rememora el espíritu de las minas: "Aquí siempre ha habido mucha gente obrera, quizás eso también tenga que ver". Y sí, él también cree que el PSOE volverá a ganar allí el 13-F. Lo raro, como todos señalan, es que gane cualquier otro que no sea el PSOE. Nada nuevo bajo el sol del muro rojo.

Hace dos siglos, Gerardo Álvarez Courel sería algo así como la máxima autoridad política del Bierzo. En estos tiempos, es el presidente del Consejo Comarcal, una institución supramunicipal alrededor de la que se articulan todos los pueblos y ciudades de esta zona que en el siglo XIX fue provincia y que aspira a volver a serlo algún día. Hoy está de visita en Barjas, un pequeño núcleo montañoso donde el alcalde, desde el año 1983, es el socialista Alfredo de Arriba. En las últimas elecciones municipales le marcó un cinco (concejales) a cero a la oposición. Como dice Gerardo, aquello es territorio PSOE. Los pueblos del Bierzo, en el noroeste de Castilla y León, son territorio comanche para el PP. Allí casi nunca gana el partido que, curiosamente, ha ostentado el poder autonómico en los últimos 35 años.

PSOE Castilla y León Partido Popular (PP) Elecciones Castilla y León
El redactor recomienda