Es noticia
Menú
Comandante Gay: el candidato que cambió el avión por un tractor y 600 gallinas
  1. España
Candidato de la España Vaciada

Comandante Gay: el candidato que cambió el avión por un tractor y 600 gallinas

El número dos en Valladolid de la España Vaciada volvió a su tierra desde un puesto de instructor de vuelo en Escocia y explica que ahora se embarca en política por sus hijos

Foto: Juan Gay, el candidato de la España Vaciada que cambió los aviones y apostó por el tractor. (Cedida)
Juan Gay, el candidato de la España Vaciada que cambió los aviones y apostó por el tractor. (Cedida)

Dice que a sus hijos les hace gracia que ahora suene el teléfono para hacer entrevistas a papá. Son tres y tienen 15, 13 y 10 años. Toda la familia vive en Íscar, la localidad de 6.300 habitantes donde nació su mujer. El enclave está cerca, además, del pueblo de su familia, Megeces, donde apenas hay 430 personas y hasta donde regresó desde Escocia hace 12 años. Juan Gay cambió una vida relativamente cómoda como instructor de vuelo en el Reino Unido por otra en la que hay que madrugar todas las frías mañanas castellanas para ir a la granja y cuidar a sus 600 gallinas. Por si fuera poco, ahora se ha metido a político, pero tiene claro que el objetivo merece la pena.

"Al final, todo esto lo hago pensando en mis hijos. Quiero que se críen como me he criado yo, que he sido muy feliz en el pueblo", confiesa Gay, el número dos de la lista de la España Vaciada en Valladolid, quien tampoco quiere que sus hijos, por el hecho de vivir en el mundo rural, tengan menos oportunidades que otros niños, ni tampoco menos que las que él mismo tuvo hace décadas: "Quiero que tengan lo que yo he tenido, que puedan decidir si se quieren quedar. Y si al final se van, que no sea porque no tenemos escuela o médico. Ahora que soy joven, tengo que intentarlo".

Foto: Natalia y Ángel Ceña, hermanos y en la candidatura de Soria ¡Ya! (Cedida)

Pero empecemos la historia por el principio. ¿Qué lleva a un joven a cambiar un mundo tan puntero y tecnológico como es la aeronáutica por algo tan tradicional como la agricultura y la ganadería? "El salto económico fue importante, evidentemente es más atractivo en ese sentido ser piloto, pero estar con la familia no se paga con dinero, el beso de buenas noches a tus hijos no se puede pagar", subraya Gay, que también valora mucho la libertad que le da el campo después de su paso por la aviación, donde, aunque vueles, todo está muy tasado, algunas cosas incluso demasiado para su gusto.

"El trabajo de un piloto comercial, aunque suene muy bien, es muy monótono. Igual tienes que hacer un vuelo Madrid-Barcelona tres veces al día siempre… Ya no es un trabajo como antes, además, cuando estaba mejor remunerado y, como piloto, tenías más poder de decisión", lamenta Gay, que pone un ejemplo claro del declive de aquel sector: "Un piloto, en las compañías de bajo coste, ya no decide ni algo tan básico como el combustible que debe llevar. Te lo reducen al mínimo y, si no te gusta, vete a otro sitio. Y si a eso le sumas que vas a estar 20 días al mes fuera de casa y vas a ganar menos sueldo que un agricultor mediano… pues me quedo aquí".

PREGUNTA. ¿Qué es más complicado, pilotar un avión o 600 gallinas?

RESPUESTA. Las gallinas, las gallinas. Es más fácil tratar con animales que con personas.

Ahora su vida es distinta. Pasa más frío, porque en Castilla de eso sobra, y trabaja prácticamente solo. Sin embargo, ha logrado sacar adelante una explotación en la que combina la agricultura y la ganadería con 600 gallinas, cuyos huevos ecológicos luego vende. “Esto es mucho más complicado. Ser piloto es sota, caballo y rey. Pero con el tema de la agricultura dependes de factores que no controlas, como puede ser el cielo o el mercado”, indica Gay, que presume de lo que ha podido sacar adelante.

Foto: El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte (c), durante la presentación de las cinco candidaturas de España Vaciada. (EFE/Almudena Álvarez)

“Convertí todas las tierras a ecológico, porque la agricultura convencional no me ha atraído nunca y concibo más las explotaciones agroganaderas en las que se mezcla todo, ya que cierras ciclo: produces la comida, se la echas a gallinas, produces tus propios huevos y, por último, los vendes directamente al consumidor”, manifiesta este trabajador del sector primario, que, a la vez que cuida de 600 gallinas, tiene una huerta donde cultiva zanahorias, repollos, coles, patatas y hasta chufa, en un proyecto pionero en Castilla.

En una lista polémica

Gay pertenece a una de las candidaturas más polémicas de la España Vaciada. Conformada a última hora, la lista de Valladolid está repleta de antiguos miembros de Ciudadanos, incorporaciones que han levantado suspicacias tanto dentro de la coordinadora contra la despoblación como fuera. Sin embargo, el antiguo piloto presume de lo contrario: “Nunca he pertenecido a ningún partido”.

Acto seguido, recuerda cómo se gestó su salto de la granja a la política. "Cristina, que es la cabeza de lista, es de Megeces, el pueblo donde tengo la granja, y pensó en mí para ser el segundo, fue todo rapidísimo, ya que se adelantaron las elecciones y se tuvo que hacer rapidísimo", admite Gay, que también rememora que consultó este paso a su familia: "Mi mujer me dijo que adelante porque iba a luchar por lo que quiero".

Foto: Ángel Ceña y Vanessa García, los candidatos de Soria ¡Ya!. (EFE/Almudena Álvarez)

Su candidatura, además, tiene una doble función. Por un lado, puede atraer a votantes de esos pueblos que, sin estar acosados ya por la sangría demográfica, sean susceptibles de padecerla en unos años. Por el otro, captar el voto de esos ciudadanos de provincias castellanas más pequeñas que tuvieron que emigrar a Valladolid en busca de trabajo.

P. ¿Y no es raro hablar de despoblación en Valladolid?

R. Puede parecer que el problema de la despoblación pilla muy lejos, que es algo de Teruel, Soria. Pero luego ves que a tu alrededor va a pasar lo mismo en cuatro o cinco años.

¿Y por qué puede pasar esto? El ‘comandante’ Gay lo tiene claro. "La política de PP y PSOE en todas las comunidades pasa por intentar centralizar la población en las ciudades dejando los pueblos de la mano de dios", interpreta el candidato, que sabe que la campaña pasa por ‘patear’ mucho los pequeños municipios.

Y todo sin desatender a las gallinas. Sabe que, aunque sea el número dos de su lista, va a tener muy difícil, al menos 'a priori', salir elegido: “Yo estoy animado, pero lograr dos procuradores en Valladolid va a ser muy complicado. Eso sí, creo que es posible que Cristina vaya abriendo camino para hacer cosas buenas por la provincia”.

Dice que a sus hijos les hace gracia que ahora suene el teléfono para hacer entrevistas a papá. Son tres y tienen 15, 13 y 10 años. Toda la familia vive en Íscar, la localidad de 6.300 habitantes donde nació su mujer. El enclave está cerca, además, del pueblo de su familia, Megeces, donde apenas hay 430 personas y hasta donde regresó desde Escocia hace 12 años. Juan Gay cambió una vida relativamente cómoda como instructor de vuelo en el Reino Unido por otra en la que hay que madrugar todas las frías mañanas castellanas para ir a la granja y cuidar a sus 600 gallinas. Por si fuera poco, ahora se ha metido a político, pero tiene claro que el objetivo merece la pena.

Sector primario Agricultura Elecciones Castilla y León Ganadería
El redactor recomienda