Es noticia
Menú
Egea, a Miguel Ángel Rodríguez: "A ver si se nota que trabajáis para ayudar a Casado"
  1. España
Crisis en el PP

Egea, a Miguel Ángel Rodríguez: "A ver si se nota que trabajáis para ayudar a Casado"

Los escuderos de Casado y Ayuso coincidieron en un cumpleaños. Pese al ambiente "distendido", ambas partes reconocen que más allá de la anécdota "todo sigue igual"

Foto: La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (c-i) conversa con su jefe de Gabinete Miguel Ángel Rodríguez. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (c-i) conversa con su jefe de Gabinete Miguel Ángel Rodríguez. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"No". Así de tajante se muestra el jefe de gabinete de Isabel Díaz Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, cuando se le pregunta si habrá en los próximos días un encuentro con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, tras coincidir ambos en la celebración del cumpleaños del periodista Raúl del Pozo. Solo el columnista podía ser capaz de reunir a los enemigos más buscados de la política nacional. Fue en los cafés donde se produjo el encuentro. Según relata uno de los asistentes, se decidió a llamar al exportavoz del Gobierno de Aznar y este accedió. Hubo "buen rollo" y en ese clima se escuchó: "Lo arreglamos en tres minutos y medio", en referencia a la guerra abierta entre Génova y la Puerta del Sol por el liderazgo del PP madrileño. Pero el punto álgido del encuentro, que pilló por sorpresa a los dos protagonistas, vino en el siguiente intercambio de intenciones:

Miguel Ángel Rodríguez: "Hay que trabajar para que Casado sea presidente".

Teodoro García Egea: "A ver si se nota".

Más allá de esta anécdota, lo cierto es que de fondo hay mucho que negociar. Pese a la cordialidad, de momento, los intereses de Rodríguez y García Egea son diametralmente opuestos. Ambos, según reconocen en el PP, son "fieles a sus jefes" y eso hoy parece incompatible. Según han confirmado a El Confidencial fuentes del partido, "las posturas no se han movido ni un milímetro". Es cierto que la pugna por la fecha de la celebración del congreso regional ha pasado a un segundo plano.

Génova sigue con su calendario y este domingo se entronizará como presidente de los populares aragoneses al alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón. El coronavirus y las inundaciones por la crecida del Ebro han recortado la agenda de un acto que iba a ser una reivindicación de los alcaldes. Azcón es uno de los hombres fuertes del 'casadismo' y está llamado a jugar un papel importante en el proyecto de la formación conservadora.

Foto: Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Chema Moya)

Con Ayuso sigue habiendo desconfianza. En la dirección nacional no han entendido el último órdago con las cenas de Navidad. "Los datos lamentablemente nos dan la razón. Los contagios en Madrid, como en el resto de comunidades, se van a disparar", advertía a este medio un dirigente del partido. La Puerta del Sol quiso abrir el melón y acusar a Génova de que la prohibición respondía tan solo a una campaña para "perjudicar" los intereses de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Las estadísticas han ido desmontando este argumento y ayer la propia Ayuso anteponía por primera vez la “salud a la libertad” haciendo suyo el discurso del dirigente de Murcia, Fernando López Miras. Esta rectificación cayó como una bendición en la cúpula del PP, donde insisten en que las políticas de la mandataria madrileña en la lucha contra el coronavirus han sido un "éxito", pero hacen un llamamiento a la prudencia.

Como adelantó El Confidencial, los barones se han posicionado con Casado en este último desencuentro. En todas las comunidades gobernadas por el PP se atendió a la circular enviada que instaba a suspender las cenas de Navidad. "El médico del Congreso nos ha felicitado porque la medida evitará contagios", comentaba ayer un diputado del Grupo Popular. Ante todo, el partido no quiere "más división" y menos con un asunto tan "delicado" como la pandemia. En privado, reconocen que si la escalada de casos sigue a estos niveles se va a tener que volver a las restricciones. "Los ciudadanos están agotados y por eso es bueno que nosotros los políticos estemos unidos y más si somos del mismo partido".

A esto hay que sumarle el componente personal y que los escuderos son agua y aceite, incluso en clave generacional

Este llamamiento a la unidad parece difícil al hablar de Casado y Ayuso o de sus lugartenientes: García Egea y Rodríguez. Para el primero es incompatible remar para que Casado sea presidente con el protagonismo de la presidenta de la Comunidad de Madrid. En la dirección nacional no le restan un ápice de "méritos" a Ayuso, pero entienden que la confrontación perjudica a lo que para ellos es un bien mayor: "Que Casado llegue a la Moncloa". En la Puerta del Sol es totalmente compatible una cosa y la otra y además entienden la política y el papel del PP desde otra trinchera. A esto hay que sumarle el componente personal y que los escuderos son agua y aceite, incluso en clave generacional.

Desde que en marzo, a cuenta del adelanto electoral en Madrid ante el temor a una moción de censura como la que PSOE y Ciudadanos presentaron en Murcia, Rodríguez y García Egea tuvieron un fuerte encontronazo, la relación sigue siendo "mala". Como publicó El Confidencial, el secretario general del PP llegó a plantear que Ayuso no fuera la candidata para las elecciones del 4 de mayo por las presiones para la lista que se planteaban desde la Puerta del Sol. El nombre del alcalde, José Luis Martínez Almeida, se puso encima de la mesa como ahora con la presidencia regional del partido. No obstante, el primer edil tiene un cometido entre manos más urgente, sacar adelante los Presupuestos del Ayuntamiento tras el "no" de Vox. El jueves hubo un acercamiento informal entre Rodríguez y García Egea, pero lejos de ser presagio de una "tregua" se avecinan tiempos duros en 2022.

"No". Así de tajante se muestra el jefe de gabinete de Isabel Díaz Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, cuando se le pregunta si habrá en los próximos días un encuentro con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, tras coincidir ambos en la celebración del cumpleaños del periodista Raúl del Pozo. Solo el columnista podía ser capaz de reunir a los enemigos más buscados de la política nacional. Fue en los cafés donde se produjo el encuentro. Según relata uno de los asistentes, se decidió a llamar al exportavoz del Gobierno de Aznar y este accedió. Hubo "buen rollo" y en ese clima se escuchó: "Lo arreglamos en tres minutos y medio", en referencia a la guerra abierta entre Génova y la Puerta del Sol por el liderazgo del PP madrileño. Pero el punto álgido del encuentro, que pilló por sorpresa a los dos protagonistas, vino en el siguiente intercambio de intenciones:

Teodoro García Egea Miguel Ángel Rodríguez Partido Popular (PP) Moncloa
El redactor recomienda