Es noticia
El caso 18 Lovas destapa la explotación sexual de menores acogidas en centros de Canarias
  1. España
SEIS HOMBRES HAN SIDO PROCESADOS

El caso 18 Lovas destapa la explotación sexual de menores acogidas en centros de Canarias

La investigación pone el foco en una supuesta agencia de azafatas que, según el juez, encubrió una trama de prostitución de menores entre 2015 y 2016

Foto: Imagen: El Confidencial Diseño.
Imagen: El Confidencial Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El juez Rafael Passaro enmarca el suceso en el verano de 2016. La víctima 11 y la víctima 13, dos adolescentes de 16 y 17 años, esperan frente el centro de menores de Gran Canaria en el que residen. Emilio Cabrera Caballero, un hombre que utiliza el nombre falso de Dani, se presenta en el lugar y se las lleva a "un hostal de la zona del Puerto". Una vez allí, mantiene relaciones sexuales "con pleno conocimiento de que eran menores de edad o, al menos, actuando con total indiferencia ante la posibilidad".

Escenas similares se repiten en el caso 18 Lovas, una investigación que pone el foco en una supuesta agencia de azafatas que llevaba este nombre y que, según el juez, encubrió una trama de prostitución de menores. Passaro contabiliza al menos 12 víctimas, entre ellas estas dos adolescentes que residían en un centro de menores: "Se prevalieron de la situación de vulnerabilidad (...) tanto de su minoría de edad como por la situación de falta de solidez familiar", explica. Bajo la promesa de "ser imagen de alguna marca importante de promoción o bien como chica gogó", el presunto líder, Agustín Alemán Barreto, alias 'Yino', captaba a "jóvenes de como máximo 23 años".

Foto: Eustasio López. (EC)

Además de Alemán y Cabrera, el juez procesó esta semana a otros cuatro "posibles clientes que mantuvieron encuentros sexuales a cambio de dinero con chicas menores de edad": Antonio Dascenzo, conocido como 'Toni el italiano'; Eugenio Hernández León, que usaba la identidad falsa de 'Felipe'; Domingo Hernández Tarajano, al que se referían por su nombre real, y Eustasio Antonio López González, apodado el 'millonario' o 'Lopesan'. Este último es el conocido empresario canario cuya fortuna está valorad 300 millones de euros y ocupa el puesto 87 de la lista 'Forbes' de los más ricos de España de 2021.

El auto de procesamiento es recurrible, pero ante la posibilidad de que se escuden en que no sabían que era menores, Passaro deja caer una advertencia: "El desconocimiento de la edad ha de ser probado por quien alega tal exculpación e irresponsabilidad, (...) no constando a juicio de este instructor, en esta fase, elementos fácticos concluyentes de tal circunstancia". Con algunos procesados acudiendo al centro de menores a recoger a las víctimas, el "desconocimiento" queda lejos de estar probado.

El Confidencial se ha puesto en contacto con la Consejería de Derechos Sociales para preguntarles por lo ocurrido en los centros, pero no ha obtenido respuesta. Bajo su competencia se encuentra la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia a cargo de la gestión de los mismos. Desde 2015, cuando los investigadores sitúan el inicio de esta red de explotación sexual, por ella han pasado tres partidos distintos: Coalición Canaria (hasta julio de 2015), PSOE (hasta diciembre de 2016), otra vez Coalición Canaria (hasta junio de 2019) y Unidas Podemos. La institución ahora se encuentra personada como acusación particular en el procedimiento.

Los centros de menores

A lo largo de las 14 páginas, el juez hace referencia a los centros de menores en cuatro ocasiones. La primera nada más arrancar el escrito, donde explica que la víctima 1, de 17 años, comienza a ser prostituida después de que "una amiga suya de 16 años del Centro de Menores de Las Palmas" le hablase de Alemán. Una conversación de WhatsApp entre la víctima 1 y el presunto proxeneta también refleja la captación de menores a través del centro en marzo de 2016. El auto la reproduce de forma literal:

  • 23:12. Víctima 1: "La localice, me dijo que el sabado en la tarde le busques algo, que se desase del novio y me avisa, okey yo le digo pero mañana que ella ya entra al centro".
  • 23:13. Alemán: "Ya pequi pero no se si ellos pueden de tarde, ya sabes no me gustan las prisas".
  • 23:14. Alemán: "Tu le constesstocl, todo todo, Io de que yo follo también?".
  • 23:16. Víctima 1: "Oseaa y le explique rapudo, pero ella es como yo y desde que oyo dinero se le abrieron los ojos, jajajaja".
  • 23:18. Alemán: "Ya tu sabes que os cuido pero quiero foIlaros rico ok, busco algo para las dos para el sabado 100 cada una pero2 luego en mi piso Io pasamos rico los tres ok, necesito mas fotos de ella peki".
  • 23:41 Víctima 1: "Valee pero a mi me darás Io de conseguirte a mi amiga noo?".
  • 23:42. Alemán: "Claro".

Este tipo de conversaciones llevan al juez a destacar dos cuestiones: "Agustín Alemán Barreto rebajaba su porcentaje a cambio de que la chica mantuviera relaciones sexuales con él" y "se aseguraba de obtener de ellas fotografías desnudas para en un momento dado poder coaccionarlas con difundir las fotografías en caso de que surgieran desavenencias". Ese era el supuesto 'modus operandi' que siguió con las víctimas 11 y 13, cuya explotación sexual se explica al comienzo de este artículo.

Más allá del mencionado episodio, el escrito no vuelve a mencionar a la víctima 13, pero sí a la otra menor de 16 años. Según explica el juez, a lo largo de 2016 fue explotada sexualmente más de una decena de veces, siendo Alemán consciente de que vivía en un centro de menores. Para reforzar esta último punto, Passaro repasa lo ocurrido "en fecha no determinada pero durante la primera mitad de 2016", cuando el presunto proxeneta "le pidió que mantuviera relaciones sexuales a cambio de 150 euros". Ella se negó y, "como consecuencia de ello", Alemán "le dijo que la dejaba sola en ese lugar sin llevarla al centro de protección en el que residía".

"Entre julio y noviembre de 2016", el juez apunta a que volvió a ser explotada sexualmente por el mismo cliente hasta en 12 ocasiones

El resto de veces, el juez señala como "cliente" a otro de los procesados: Eugenio Hernández León". Según recoge el auto, el propio Alemán "la puso en contacto" con él "para mantener relaciones sexuales a cambio de dinero, acordando con ella que él se quedaría con parte del dinero que le fuera entregado". Esta situación supuestamente se produjo en "la primera mitad de 2016", pero "entre julio y noviembre de 2016", apunta a que volvió a ser explotada por el mismo cliente hasta en 12 ocasiones.

La descripción con la que el juez acompaña estos sucesos se repite una y otra vez: "Con pleno conocimiento de que era menor de edad o, al menos, actuando con total indiferencia ante la posibilidad de que lo fuera a pesar de que su apariencia adolescente así lo indicaba". Pero al abordar el suceso en el que tanto la víctima 11 como la 13 tuvieron que esperar frente al centro de menores, Passaro añade una coletilla que acorrala a los investigados: "A pesar de que su apariencia adolescente y el lugar en que las recogía así lo indicaba".

El juez Rafael Passaro enmarca el suceso en el verano de 2016. La víctima 11 y la víctima 13, dos adolescentes de 16 y 17 años, esperan frente el centro de menores de Gran Canaria en el que residen. Emilio Cabrera Caballero, un hombre que utiliza el nombre falso de Dani, se presenta en el lugar y se las lleva a "un hostal de la zona del Puerto". Una vez allí, mantiene relaciones sexuales "con pleno conocimiento de que eran menores de edad o, al menos, actuando con total indiferencia ante la posibilidad".

Canarias
El redactor recomienda