Es noticia
Menú
La sexta ola es diferente: las vacunas reducen un 70% la letalidad de la Navidad anterior
  1. España
siguen subiendo los casos

La sexta ola es diferente: las vacunas reducen un 70% la letalidad de la Navidad anterior

La alta cobertura de vacunación y la eficacia de las vacunas están ralentizando la sexta ola, diferente a la del pasado invierno y a la del verano

Foto: España quiere que la población más vulnerable reciba la dosis de refuerzo antes de Navidad. (Reuters/Sergio Pérez)
España quiere que la población más vulnerable reciba la dosis de refuerzo antes de Navidad. (Reuters/Sergio Pérez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Se acerca el invierno y la pandemia empeora. Pasó en 2020 y está pasando en 2021. Aunque hay una gran diferencia: el 80% de la población española (un 90% de los mayores de 12 años, la población diana) está vacunado, y eso atenúa el impacto del virus. La consecuencia es que los contagios aumentan de manera más lenta, también las hospitalizaciones y los fallecimientos.

Es la prueba de que las vacunas están funcionando. La última ola sin apenas vacunados fue la de las pasadas navidades. Entonces, se notificaron casi un millón y medio de contagios y fallecieron más de 26.000 personas a causa del virus. La letalidad fue de 1,8 fallecidos por cada 100 contagiados. Ahora, la situación es radicalmente distinta. Desde el 17 de octubre, fecha en la que comienzan a subir los casos, se han contagiado cerca de 120.000 personas y han fallecido 577, según los datos de Sanidad. Eso reduce a menos del 0,5% la tasa de letalidad que se dio en el anterior periodo navideño. Dicho de otra forma: las vacunas han hecho que el virus sea ahora un 70% menos letal.

Tres millones y medio de niños de cinco a 11 años recibirán la vacuna covid

Esta cifra, que refleja la situación actual, no es definitiva y podría cambiar según evolucione la gravedad de la pandemia, pero ya en la oleada de contagios del verano, cuando casi toda la población más vulnerable estaba protegida con la pauta completa, la letalidad fue muy similar a la que se está viendo ahora. El último informe del Instituto de Salud Carlos III apunta que los mayores de 60 años son los más beneficiados, ya que para el resto de la población las tasas de letalidad siempre han sido mucho más bajas.

"Hay un descenso en la hospitalización de los casos, a partir de los 50 años, así como un descenso en la letalidad entre los casos y entre los hospitalizados, a partir de 60 años, en el último periodo epidémico con respecto a los previos". El organismo no considera, al menos hasta ahora, un sexto periodo epidémico, por lo que este último al que hacen referencia se extiende desde el 20 de junio hasta el 17 de noviembre, cuando se publicó el informe.

La incidencia acumulada lleva casi mes y medio subiendo, desde el suelo de los 40,42 casos por 100.000 habitantes en 14 días del 12 de octubre. Desde entonces, ha escalado hasta los 160 casos, cuatro veces más. En verano, en un periodo similar, la incidencia llegó a multiplicarse por siete: desde los 90 contagios por 100.000 habitantes subió a los 700 y luego comenzó a caer.

Vacuna, refuerzo y cuanto antes, las claves para evitar una nueva ola

Esa ola dejó bastantes hospitalizados (la ocupación de las UCI superó el 20%) y fallecidos (alrededor de 5.000), pero pudo haber sido peor si la cobertura de vacunación no hubiera sido la que era. Ya entonces hubo bastantes diferencias con lo sucedido el pasado invierno. Y ahora se nota aún más.

Navarra y País Vasco presentan estos días los peores datos de casos. Aunque los contagios están extendidos en todos los grupos de edad en estas regiones, las tasas más elevadas se dan entre los menores de 12 años, que no han sido vacunados. Y los siguientes grupos de edad con tasas más altas de contagios son los de 30 a 50 años, que cuentan con tasas de vacunación por debajo de la media.

El efecto de las vacunas

España ha llegado bastante bien preparada a este nuevo periodo de la pandemia. Es uno de los países de la Unión Europea con mayor porcentaje de población vacunada. Y esa protección es especialmente importante entre las personas de más edad, las más vulnerables: casi todos los mayores de 60 años han recibido la pauta completa de vacunación. Y el objetivo es que reciban una tercera dosis antes de Navidad.

Los datos publicados por Sanidad esta semana, quizá la información más importante aportada por el ministerio que dirige Carolina Darias en lo que va de año, demuestran la eficacia de las vacunas y explican esa evolución más lenta del virus en el último mes.

Entre las personas de entre 60 y 79 años, la tasa de hospitalizados de mediados de septiembre a mediados de noviembre fue de 2 por cada 100.000 habitantes entre los vacunados, mientras que entre los no vacunados fue de 35,7. Eso arroja una eficacia de las vacunas del 94%. Porcentajes similares se repiten si se analizan las tasas de ingresos en UCI y fallecimientos. En los mayores de 80 años, la tasa de hospitalizaciones entre los vacunados fue de 6,3 por 100.000, por los 38,8 entre los no vacunados, una eficacia del 83,7%. La eficacia de la vacuna para evitar los ingresos en UCI fue del 95,8% y para evitar las muertes, del 88,8%.

Se acerca el invierno y la pandemia empeora. Pasó en 2020 y está pasando en 2021. Aunque hay una gran diferencia: el 80% de la población española (un 90% de los mayores de 12 años, la población diana) está vacunado, y eso atenúa el impacto del virus. La consecuencia es que los contagios aumentan de manera más lenta, también las hospitalizaciones y los fallecimientos.

Coronavirus
El redactor recomienda