ERC y Bildu arrancan otros 10 M en los PGE para el audiovisual catalán, vasco y gallego
  1. España
SE RECUPERA EL 'FONDILLO' ELIMINADO EN 2012

ERC y Bildu arrancan otros 10 M en los PGE para el audiovisual catalán, vasco y gallego

Los independentistas ya aseguraron el compromiso de que la futura ley audiovisual blinde las lenguas cooficiales a través de un sistema de cuotas para apoyar los presupuestos de 2022

Foto: Los portavoces de ERC, Gabriel Rufián, y EH Bildu, Mertxe Aizpurua, durante una reunión de la Junta de Portavoces del Congreso. (EFE/Paco Campos)
Los portavoces de ERC, Gabriel Rufián, y EH Bildu, Mertxe Aizpurua, durante una reunión de la Junta de Portavoces del Congreso. (EFE/Paco Campos)

Las formaciones soberanistas siguen asegurando fondos para la producción audiovisual en lenguas cooficiales. Se trata de una de las claves en las que ERC, de la mano de EH Bildu y el BNG, ha centrado las negociaciones con el Gobierno para dar su apoyo a los presupuestos de 2022. Primero arrancaron al Ejecutivo el compromiso de que la futura ley audiovisual blinde las lenguas cooficiales a través de un sistema de cuotas mínimas y obligatorias en la producción de plataformas como Netflix, HBO o Amazon. Ahora, se trata de recuperar el denominado "fondillo", suprimido en 2012, para transferir "mediante convenios a los organismos competentes de las CCAA con lengua propia distinta al castellano con el fin de fomentar la producción, distribución y promoción de la industria cinematográfica y audiovisual en lenguas cooficiales". La enmienda transaccional pactada con el Gobierno fija una cuantía para el próximo año de 10,5 millones de euros.

En la enmienda original, registrada a última hora y fuera del bloque de las enmiendas que ya habían preparado previamente, se cuantificaban 10 millones de euros para el próximo año y se proyectaban plurianualmente otras tres partidas de 10 millones cada una para los años 2023, 2024 y 2025. Con la adición de estas partidas se blindarán nuevos fondos para lo que marque la ley audiovisual, en línea con la estrategia de los republicanos de negociar en paralelo tanto la norma de las plataformas como las nuevas cuentas públicas para el año próximo. La vía para que las productoras de las CCAA tuviesen palancas para ofrecer contenidos a Netflix y el resto de productoras audiovisuales era uno de los flecos pendientes en la ley del audiovisual.

Foto: El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

En el acuerdo alcanzado para la futura ley, que desbloqueó definitivamente los presupuestos con el apoyo de ERC, se incluye la creación de un fondo de promoción de la lengua para incluir en las plataformas el doblaje y subtitulación existente así como "para garantizar y promover nuevos doblajes y subtitulaciones que las plataformas tendrán que incorporar en sus catálogos". Una medida que se considera fundamental para recuperar la producción existente ya subtitulada en catalán.

En cuanto a la financiación anticipada de obra independiente, la ley prevé por primera vez destinar a la producción en lenguas cooficiales un 10% de los fondos que recaude el ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales), a través del impuesto del 5% que la ley fija para las plataformas privadas y el 6% de las públicas. Las cuotas irán acompañadas de incentivos mediante ayudas públicas. También habrá desgravaciones, según han confirmado fuentes del PSOE, para impulsar el plan del Gobierno de convertir nuestro país en un gran 'hub' audiovisual, una especie de Hollywood en el Viejo Continente.

La directiva europea que desarrollará la ley prevé que un 30% del catálogo de las plataformas sea de obra europea. Tras el acuerdo alcanzado entre los soberanistas y el Ejecutivo, de esta cantidad, el 40% será para las lenguas cooficiales y 60% para el castellano. De este modo, de toda la oferta europea disponible, un 20% de las producciones serán en catalán, euskera o gallego, lo que representa un 6% de la oferta mundial del catálogo.

Foto: Sánchez e Irene Montero a las puertas del Ministerio de Igualdad. (EFE/Emilio Naranjo)

EH Bildu, por su parte, ya consiguió el pasado lunes un acuerdo con el Gobierno para garantizar la emisión de ETB3, el canal público de la televisión vasca con contenido infantil en euskera, en todo el territorio navarro antes de la finalización de 2022. Una medida por la que anunciaron su favorable, junto a otras como conseguir el blindaje del denominado escudo social, con mecanismos para paralizar los desahucios sin alternativa habitacional hasta que se apruebe la futura ley de vivienda, y la creación de un fondo de 25 millones para indemnizar a las víctimas del amianto son otras de las reivindicaciones de la formación soberanista vasca atendidas por el Ejecutivo. En el capítulo de inversiones, la izquierda 'abertzale' arrancó partidas para la mejora de infraestructuras o la digitalización y gestión inteligente de medios audiovisuales en euskera.

Republicanos y 'abertzales' escenificaron este martes su estrategia unitaria en el Congreso con una rueda de prensa conjunta para anunciar su voto favorable a la ley más importante del curso. "Nos felicitamos porque el camino conjunto que hace tiempo comenzamos con el acuerdo estratégico suscrito entre EH Bildu y ERC sigue dando frutos convirtiéndonos en instrumentos realmente útiles para mejorar la vida de vascos y catalanes", argumentaba la portavoz de los soberanistas vascos, Mertxe Aizpurua, durante su intervención. Si para los republicanos el parapeto de Bildu legitima su opción pragmática frente a la estrategia rupturista de JxCAT, para los 'abertzales' supone ganar terreno en su competición con el PNV por mostrarse útiles en Madrid y avanzar hacia su normalización institucional.

Presupuestos Generales del Estado
El redactor recomienda