Es noticia
Menú
Guerra sucia en Cs Aragón: la dirección acusa al PP de provocar una oleada de dimisiones
  1. España
Tensión entre ambos partidos

Guerra sucia en Cs Aragón: la dirección acusa al PP de provocar una oleada de dimisiones

El señalamiento al líder regional de Cs por su supuesta falta de transparencia ha provocado varias dimisiones de cargos relevantes. La dirección se defiende y apunta a Hervías, antes en Cs y ahora en el PP, como principal instigador

Foto: La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y el vicesecretario general y secretario de Comunicación del partido, Daniel Pérez Calvo. (Jesús Hellín)
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y el vicesecretario general y secretario de Comunicación del partido, Daniel Pérez Calvo. (Jesús Hellín)

La rebelión interna en Ciudadanos Aragón está empezando a mascarse conforme más se acercan las elecciones y al ritmo que las encuestas avisan de un futuro negro en sus expectativas electorales. La dinámica es idéntica en todo el territorio nacional y en Aragón se ejemplifica como en ningún sitio tras lo acontecido en las últimas horas. El flujo de dimisiones y ceses pone en la diana a su actual líder, Daniel Pérez Calvo, persona de máxima confianza de Inés Arrimadas, tras la publicación de varias informaciones que cuestionan su transparencia y ética desde su llegada a Ciudadanos.

El dirigente naranja se defiende de las acusaciones y apunta al hostigamiento del PP en una clara opa hostil para hacerse con los cuadros y dirigentes de Ciudadanos. Un movimiento que está gestionando el anterior dirigente de Ciudadanos Fran Hervías, ahora a las órdenes del PP de Pablo Casado. Los bandos son cada vez más visibles en las entrañas de Ciudadanos Aragón con dos sectores bien definidos: el sector oficialista, que comanda Daniel Pérez Calvo junto a Víctor Serrano, y el sector crítico, que lideran la diputada autonómica Susana Gaspar y el jefe de gabinete de la vicealcaldesa de Zaragoza, Alberto Casañal.

Foto: La presidenta de Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas. (EFE)

Es precisamente este último sector quien ejerce de submarino de Fran Hervías, y por tanto del PP. En el seno de Ciudadanos Aragón, nadie duda de que las dimisiones han sido controladas por el citado sector con el fin de laminar la imagen de Daniel Pérez entre la militancia. Es paradójico que la diputada autonómica Susana Gaspar se alíe con Fran Hervías cuando fue este quien impidió a Gaspar que fuera candidata a la presidencia del Gobierno de Aragón en favor del ‘independiente’ Daniel Pérez Calvo. Un giro abrupto del guion en menos de tres años.

Oleada de dimisiones

El cisma en Ciudadanos Aragón comenzó el pasado lunes cuando las tres juntas directivas en Zaragoza, donde está representado el 60% de la militancia, dimitían en bloque. Sin excepción, todos los miembros dejaban su responsabilidad orgánica. El motivo que alegaron son las múltiples desavenencias con el líder regional, Daniel Pérez Calvo. Entre los dimisionarios, la diputada autonómica Susana Gaspar y los dos concejales zaragozanos del ‘clan Casañal’, Cristina García y Javier Rodrigo.

En un comunicado idéntico enviado por los dimisionarios a la sede de Cs Aragón, se acusa a Pérez Calvo de no ejercer "la ética y la transparencia" propias de los valores de Ciudadanos “que deben estar integrados en la conducta de las personas que son de Cs”. Este señalamiento se argumenta en varias informaciones aparecidas que apuntan a una falsificación en su documento de afiliación para optar a la dirección nacional de Inés Arrimadas, en el sueldo que cobró antes de ser candidato de Cs a la presidencia del Gobierno de Aragón mediante un contrato de obra y en la no justificación de una dieta que cobra del partido por ser vicesecretario general de Cs. Los dimisionarios aluden en su comunicado que Ciudadanos "pierde sus valores liberales y de regeneración" con actuaciones como las de Pérez Calvo y señalan que el partido “no es de quien lo dirige, sino de quien lo sustenta, de las bases”.

"Cuando yo dejé mi empresa y me incorporé al proyecto, ni siquiera se habían celebrado las primarias", explicó Pérez Calvo

Todas las acusaciones son rechazadas de plano por Daniel Pérez Calvo. En un comunicado a la militancia, el líder regional señaló su honestidad y comportamiento ético desde que empezó a trabajar en Ciudadanos. "Son cuestiones internas que están suficientemente aclaradas. No me siento, en absoluto, cuestionado", declaró. Según ha podido saber El Confidencial, ninguna de las acusaciones comporta una ilegalidad ni una irregularidad con base en los estatutos de Ciudadanos. De hecho, según distintas fuentes de la dirección, el cobro de un sueldo antes de recabar en Ciudadanos fue pactado con Albert Rivera para preparar la campaña autonómica y su inclusión en la dirección de Inés Arrimadas está avalada por el comité de garantías.

"Cuando yo dejé mi empresa y me incorporé al proyecto, ni siquiera se habían celebrado las primarias", explicó Pérez Calvo en el comunicado, e invitaba a los que le acusan de que haya buscado algún beneficio económico al incorporarse a Cs que muestren su última nómina "antes de entrar en política" y él estaría "encantado" de mostrar la suya.

"Yo no llamé a ninguna puerta, ni me abrí hueco a codazos para ocupar un puesto en la lista autonómica de Ciudadanos en Aragón. A mí vinieron a buscarme a la empresa donde yo trabajaba desde hacía casi 30 años para ofrecerme la incorporación a un proyecto político, que me ilusionó en aquel momento y que hoy me ilusiona todavía más si cabe, a pesar de los pesares", sentenció Pérez Calvo.

El instigador: Fran Hervías

Las bajas de militantes o dirigentes así como las fugas de Cs al PP se están produciendo en otros lugares del país. Una situación que Ciudadanos no duda en reconocer que tiene un denominador común: su anterior secretario de Organización, Fran Hervías, en la etapa de Albert Rivera, y que ahora ejerce a las órdenes del número dos del PP, Teodoro García Egea.

Desde la dirección de Cs Aragón, en relación con las dimisiones de las agrupaciones que aglutinan al 60% de la militancia, insisten en que "es una voladura controlada por el PP y desde hace meses están haciendo una declaración de intenciones por captar militantes y dirigentes de Ciudadanos". Estas fuentes determinan que la opa ejercida por el PP a cargo de García Egea es “fallida” porque “a día de hoy más del 95% de nuestros cargos siguen en Ciudadanos”. El fichaje de Fran Hervías por parte del PP incidía en urdir la fuga de cargos de Ciudadanos al nuevo liderazgo de Pablo Casado. El primer intento fue en Granada y terminó con la alcaldía para el PSOE tras la dimisión de Luis Salvador. Y el último intento está siendo en Aragón.

Fuentes consultadas de Cs Aragón cuentan que desde el sector crítico y cercano a Fran Hervías, "la hostilidad es permanente y presionan para que fluya una enemistad contra la dirección". En esta línea, Pérez Calvo respondió hace pocos días para incidir en que hay una intención de desgastar a Cs en Aragón por su posición: un Gobierno de coalición con el PP de Jorge Azcón en Zaragoza y el apoyo puntual desde la oposición a la presidencia del socialista Javier Lambán en Aragón. “Es una clara operación de hostigamiento y de afán de liquidar esta alternativa”, dijo el líder de Cs Aragón.

Foto: Imagen de archivo de Fran Hervías. (EFE)

A día de hoy, la diputada autonómica Susana Gaspar se ha convertido en el contacto permanente de Fran Hervías en Aragón. Las agrupaciones de Cs alineadas con Daniel Pérez Calvo la consideran la persona que coordinó las dimisiones de las juntas directivas de Zaragoza. El tándem Hervías-Gaspar resurge tras su contacto en la época de Albert Rivera, cuando Hervías ejercía de secretario de Organización y Gaspar de lideresa de Cs Aragón. A su vez, Hervías conoce a la perfección a Pérez Calvo y todos los acuerdos alcanzados para su llegada a Ciudadanos en 2019.

El anterior secretario de Organización de Ciudadanos, y ahora a las órdenes del popular García Egea, le ofreció a Pérez Calvo la opción de optar a la alcaldía de Zaragoza, en detrimento de la actual vicealcaldesa, Sara Fernández; cuyo jefe de gabinete, Alberto Casañal, está urdiendo la brecha entre la militancia de Cs Aragón (junto a la diputada Susana Gaspar) y así menoscabar a Pérez Calvo, actualmente de la máxima confianza de Inés Arrimadas, quien le nombró vicesecretario general del partido junto a Edmundo Bal. La opción por liderar la candidatura a la alcaldía de Zaragoza fue rechazada por Pérez Calvo para evitar el cuerpo a cuerpo con el actual alcalde del PP, Jorge Azcón. El líder de Cs Aragón optó finalmente por la candidatura al Gobierno de Aragón y propició que Susana Gaspar quedara relegada como candidata.

La rebelión interna en Ciudadanos Aragón está empezando a mascarse conforme más se acercan las elecciones y al ritmo que las encuestas avisan de un futuro negro en sus expectativas electorales. La dinámica es idéntica en todo el territorio nacional y en Aragón se ejemplifica como en ningún sitio tras lo acontecido en las últimas horas. El flujo de dimisiones y ceses pone en la diana a su actual líder, Daniel Pérez Calvo, persona de máxima confianza de Inés Arrimadas, tras la publicación de varias informaciones que cuestionan su transparencia y ética desde su llegada a Ciudadanos.

Inés Arrimadas Javier Lambán Ciudadanos
El redactor recomienda