El grupo yihadista de Barcelona: veinteañeros y vinculados a Jund Al Khilafa de Argelia
  1. España
Terrorismo islamista

El grupo yihadista de Barcelona: veinteañeros y vinculados a Jund Al Khilafa de Argelia

De los ocho detenidos por la Policía en la 'operación ARBAC', solo uno tiene más de 30 años y se les relaciona con una filial de Estado Islámico que secuestró a un ciudadano francés

Foto: Un detenido por la Policía en otra operación antiyihadista. (EFE)
Un detenido por la Policía en otra operación antiyihadista. (EFE)

La Policía Nacional desplegó este mes una importante operación policial contra el terrorismo yihadista que permitió desarticular un grupo en Barcelona con intenciones de hacer la yihad. Ya habían acordado el pago de una cantidad de dinero a cambio de hacerse con un fusil de asalto, un AK-47. El Confidencial ha tenido acceso a detalles de la investigación sobre esta presunta célula terrorista, integrada por veinteañeros argelinos y vinculados a una facción de Estado Islámico en su país llamada Jund Al Khilafa.

Los arrestos más relevantes tuvieron lugar los días 10 y 11 de octubre en las localidades barcelonesas de Hospitalet de Llobregat y La Roca del Vallès. El más significativo es el de Yacine Allou. Nacido en marzo de 1996 en Argelia, tenía apenas 25 años y era el presunto cabecilla. Le llamaban 'el sheikh' ('el jeque') y logró entrar en España en patera el pasado marzo, según las pesquisas. El resto de los detenidos son Ibrahim Abdelfettah (22 años), Abdenour Selmane (30 años), Ghadi Salad (23 años) y Kamalo Arkot (19 años).

Robaban principalmente en la zona de la Barceloneta. Sin embargo, poco a poco el grupo se fue radicalizando

Este último, el más joven del grupo, nació el 17 de septiembre de 2002. En el momento de la operación ya estaba preso por otros delitos. Ghadi Salad estaba en un CIE de Madrid cuando se explotó la operación. El grupo se dedicaba a la delincuencia común para subsistir. Robaban principalmente en la zona de la Barceloneta, con fuerte presencia de turistas. Sin embargo, poco a poco el grupo se fue radicalizando, según informan las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas. Las pesquisas, coordinadas por la Audiencia Nacional, detectaron que en sus conversaciones comentaban su deseo de convertirse en mártires. Tenían varios machetes y decenas de cartuchos de munición.

'Soldados del Califato en las tierras de Argelia'

Se les vincula con el terrorismo yihadista que representa Estado Islámico y en concreto con una célula de la filial del grupo en Argelia. Se llama Jund Al Khilafah. Según los informes del Consejo de Seguridad de la ONU, Jund al-Khilafah in Algeria (JAK-A) apareció el 13 de septiembre de 2014 cuando varios altos jefes militares de la región central de la Organización Al-Qaida en el Magreb Islámico (AQMI) se escindieron y proclamaron su lealtad al Estado Islámico que en ese momento llevaba la iniciativa en el avispero de la guerra Siria.

Estado Islámico desafió a Al Qaeda al no plegarse a sus órdenes de obedecer a Jabat Al Nusra, su marca en el conflicto y eso provocó una ruptura en todo el mapa del terrorismo global. Muchos grupos juraron su fidelidad al califato autoproclamado por el ya fallecido Abu Bakr Al Baghdadi en la gran mezquita de Mosul. El nombre completo es Jund al-Khilafah fi Ard al-Jazair, que significa 'Soldados del Califato en las tierras de Argelia' y su líder es Khaled Abu Suleiman, alias Abdelmalek Gouri.

La acción más conocida de JAK-A fue el secuestro y posterior decapitación de un ciudadano francés llamado Hervé Gourdel. Tuvo lugar en septiembre de 2014 y desde entonces, han reivindicado ataques contra las fuerzas de seguridad de Argelia. También planearon un doble atentado terrorista en dos aeropuertos de Argelia, pero la policía del país magrebí desbarató sus planes.

Una respuesta a Francia

El secuestro y asesinato del ciudadano francés lo enmarcaron en una respuesta contra los bombardeos del país galo al califato en Siria. Este grupo mantiene un nivel de actividad escaso después de haber sufrido numerosas bajas en los últimos años por sus enfrentamientos con las fuerzas de seguridad argelinas, incluida la de su líder. Las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia de la región siguen, no obstante, sus investigaciones y detenciones para desarticular a este grupo por completo.

La Policía española llevó a cabo la operación en el momento en el que detectaron las gestiones para hacerse con un kalashnikov. Las fuentes consultadas admiten que al menos en el momento de los arrestos no tenían datos acerca de planes concretos de actuación u objetivos. De hecho, desconocen si su intención era atacar en España o en otro lugar. Las detenciones de este mes fueron la segunda parte de la 'operación Arbac', llamada así por Argelia y Barcelona.

Las pesquisas han corrido a cargo de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, con ayuda de servicios internacionales

Ya en enero detuvieron también en Barcelona a varias personas relacionadas con 'el jeque'. Se trata de Merouane Ben Ouare (28 años), Omar Akbi (23 años) y Sami Ben Ahmed (35 años). Además, en esas fechas hubo un cuarto imputado no detenido. Las pesquisas han corrido a cargo de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y han contado con la ayuda de servicios internacionales, incluido el FBI de Estados Unidos.

Las detenciones de enero fueron la primera fase de esta operación. De esta terna inicial destaca el perfil de Merouane Ben Ouare. Sobre él pesaba una orden internacional de detención, emitida por Argelia por terrorismo. Las fuentes consultadas precisan que esté arrestado y 'el jeque' eran quienes principalmente mantenían el vínculo con Jund Al Khilafa.

Argelia Barcelona Audiencia Nacional Califato Patera Al Qaeda FBI
El redactor recomienda