El socio preferente de Lambán se abre en canal y tambalea la estabilidad del cuatripartito
  1. España
el partido aragonés (PAR)

El socio preferente de Lambán se abre en canal y tambalea la estabilidad del cuatripartito

El Partido Aragonés se debate entre la continuidad y la renovación mientras el liderazgo de Aliaga tiene cada vez más críticas por un sector que plantea una candidatura alternativa

Foto: El presidente de Aragón, Javier Lambán. (EFE)
El presidente de Aragón, Javier Lambán. (EFE)

El Partido Aragonés (PAR) entra en una senda que podría derivar en un cisma histórico. El socio preferente del presidente aragonés Javier Lambán, en un gobierno de cuatro partidos donde la izquierda tiene la hegemonía, se debate entre la continuidad o la renovación integra de su agenda política. Y en la diana está el vicepresidente del Ejecutivo aragonés, Arturo Aliaga, debido a la poca visibilidad en el gobierno que tiene el PAR y al exiguo peso político del vicepresidente. La fuerte corriente de críticos que aspiran a una renovación absoluta del histórico partido aragonés crece cada día.

Entre las principales críticas está el pacto urdido tras las elecciones de 2019 junto al PSOE, Chunta Aragonesista y Podemos para gobernar con políticas que no están en el ADN del Partido Aragonés. Un gobierno antinatura en los principios que, en el contexto de la pandemia, ha resultado homogéneo y conciliador con los partidos diferentes que forman el Gobierno aragonés. Sin embargo, el terremoto político que se avecina en el PAR puede dejar al Gobierno cuatripartito de Aragón al borde del precipicio.

Foto: El presidente de Aragón, Javier Lambán. (EFE)

Cada día son más los que alzan la voz o se posicionan contra el liderazgo de Arturo Aliaga, hasta el punto de que han interpuesto una demanda al partido por incumplimientos de los estatutos, en el reglamento y por afiliaciones sospechosas antes de la convocatoria del congreso. Y van más allá con su demanda: solicitan al juez suspender el congreso por ser un "pucherazo con compra de votos al más puro estilo caciquil". En el sector de los críticos, que insisten en llamarse renovadores, sobresalen tres expresidentes del PAR históricos y cargos relevantes del PAR en los últimos años. En caso de que se convoque el Congreso y no termine suspendido por decisión judicial, tienen otro as en la manga. Están armando una candidatura alternativa a la de Arturo Aliaga.

Un vicepresidente en la diana

Con el movimiento del sector crítico de apuntar al liderazgo de Arturo Aliaga con una candidatura alternativa, el Partido Aragonés se abre en canal para debatir sobre su futuro político que puede terminar siendo una bronca mayúscula. En caso de que los críticos, o renovadores, ganen la contienda del cónclave, avisan: el Partido Aragonés no será rehén de un gobierno de izquierdas y aplicará la agenda política que siempre les ha definido. Y en última instancia, si no se cumplen sus exigencias, romperían el gobierno por estar gobernando con Chunta y Podemos que están muy alejados del PAR.

Este extremo no lo contempla el sector fiel al líder aragonesista, Arturo Aliaga. El presidente del PAR y actual vicepresidente del Gobierno de Aragón no ha dudado en revalidar su liderazgo. Tras meses de dudas y consultas, tanto por motivos políticos como por motivos de salud tras recuperarse de un cáncer, Arturo Aliaga será uno de los candidatos.

Foto: Arturo Aliaga. (EFE)

En una comparecencia pública esta misma semana hizo un llamamiento a la unidad en torno a su figura e insistió en el papel histórico del PAR "por la moderación, de centro y de futuro". Y lo ensalzó, principalmente, por el papel del PAR en el cuatripartito de Javier Lambán. "Un pacto histórico para un partido de centro que ha resultado ser modélico para el resto de España", aseguró. Fuentes cercanas a Arturo Aliaga aseguran su "tranquilidad" con el proceso y que esperaran a ver si hay otros candidatos porque "el PAR tiene potencial para todo y más. Estamos abiertos a la democracia interna".

Sin embargo, aunque las voces críticas cada vez son más y exigen un cambio de rumbo de manera rotunda, nadie se postula para competir el liderazgo a Arturo Aliaga. Ni aquellos que han instigado la revuelta interna, como el expresidente del PAR, José Ángel Biel, o los aragonesistas Xavier de Pedro, Marina Sevilla o Berta Zapater han dado un paso hacia delante. No hay un líder claro que tenga la mayoría de los apoyos.

placeholder El dirigente integrado en el sector crítico, Xavier de Pedro. (Cedida)
El dirigente integrado en el sector crítico, Xavier de Pedro. (Cedida)

El sector crítico confía, según cuenta Xavier de Pedro a El Confidencial, con lograr un candidato "en pocos días" para disputarle la presidencia a Arturo Aliaga. Este dirigente aragonesista relata que "cada vez hay más compromisarios que piden un cambio integral del PAR y que el liderazgo de Arturo Aliaga toca a su fin". Un liderazgo que, por otra parte, el propio Arturo Aliaga ha condicionado con un órdago a los críticos y a la militancia. Si solo le apoya un 51% de los votos en el congreso, no presidirá el PAR. "No me pongo el 60, el 70 o el 200%, pero quiero un partido fuerte, que no es lo que yo necesito, sino lo que Aragón necesita", aludió a que con un apoyo tan escaso no se vería capaz.

Irregularidades y afiliaciones dudosas

Los críticos con la gestión de Arturo Aliaga van con todo para hacerse con el control del partido. Hasta el punto de presentar varias demandas judiciales, tanto por procedimiento interno como por la protección de los derechos fundamentales de asociación. Las demandas insisten en una "manifiesta irregularidad por incumplir la Ley Orgánica de Partidos Políticos y los Estatutos del Partido, así como el acuerdo de la Comisión Organizadora por incluir irregularmente 300 afiliados que nadie conoce", cuentan fuentes del sector crítico. Las demandas fueron registradas por los militantes Xavier de Pedro y Miguel Ángel Gorbe.

Las demandas expresan que "cambiar el censo electoral no es conforme ni con los Estatutos, ni con el Reglamento de organización del Partido Aragonés: no es admisible retrasar deliberadamente el Congreso y pretender convocarlo de nuevo para cambiar las reglas previas democráticas", señalan estas fuentes. "Lo más grave es que la Comisión Organizadora del Congreso ha modificado sustancialmente el censo de militantes del Congreso aprobado inicialmente por la Comisión Ejecutiva y del que se dio cuenta al Consejo Territorial de Partido el pasado 11 de septiembre", advierten.

Las demandas expresan que "cambiar el censo electoral no es conforme ni con los Estatutos, ni con el Reglamento de organización del PAR"

Estas modificaciones suman más de 300 militantes nuevos en un censo aprobado inicialmente de 1462 militantes: es decir, más de un 20 por ciento de los militantes son de nueva afiliación. "Es algo insólito. No habíamos tenido tantas afiliaciones ni cuándo teníamos más peso político. ¿Quién se puede creer semejante disparate?", sentencian. Consideran que este censo electoral altera de forma muy significativa el reparto de compromisarios en beneficio de unas determinadas comarcas y en perjuicio del resto. Según las fuentes del sector crítico, estos cambios son de tal calado que, en la provincia de Teruel, de 512 electores iniciales se pasa a 850, un aumento superior al 45 por ciento.

En declaraciones a El Confidencial, la dirigente del PAR, Berta Zapater, reconoce que la candidatura alternativa "está ultimada y lo anunciaremos en próximos días. Hay de margen hasta el día de antes del congreso para presentar a un candidato, pero haremos un anuncio pronto con la lista de la Ejecutiva que acompañará a nuestro candidato". Una aseveración que da por sentado que no van a ceder en su empeño de rivalizar con un Arturo Aliaga que, por su parte, ya declaró esta semana que estaba dispuesto a dar guerra. "Ni un paso atrás, ni para tomar carrerilla", dijo.

Teruel Javier Lambán Partido Aragonés (PAR)
El redactor recomienda