La bisagra política por excelencia en Aragón agoniza: el PAR busca su refundación
  1. España
Partido Aragonés (PAR)

La bisagra política por excelencia en Aragón agoniza: el PAR busca su refundación

El PAR, que lidera el actual vicepresidente del Gobierno autonómico, Arturo Aliaga, fía su supervivencia a corto y medio plazo a la continuidad en el Ejecutivo de Javier Lambán

placeholder Foto: Arturo Aliaga. (EFE)
Arturo Aliaga. (EFE)

La política aragonesa desde la Transición no se puede entender sin el Partido Aragonés, un histórico del puzle político que se fundó bajo los principios autonomistas de las regiones históricas y que en cuarenta años ha logrado ocupar casi todas las cuotas de poder. Suyo fue el éxito de alcanzar la Presidencia de Aragón durante varias legislaturas hasta los años 90 o de gobernar como bisagra en distintos gobiernos con el PP o con el PSOE en las últimas legislaturas. Un recorrido político que dista mucho de lo que es ahora: su poder mengua con el paso de los años y, legislatura tras legislatura, pierde fuelle en el electorado.

A día de hoy, aún se agarra al poder junto al Partido Socialista de Javier Lambán tras cosechar el peor resultado electoral de su historia. Lo hace en un gobierno cuatripartito inédito junto a Unidas Podemos y Chunta Aragonesista. Su líder, Arturo Aliaga, ocupa la vicepresidencia del Gobierno marcando un fuerte carácter tecnócrata y con poco discurso político. Su tibia posición en un gobierno nítidamente de izquierdas, como ninguno en la historia de Aragón, le está acarreando una marejada de críticas internas: de las bases del partido pidiendo una refundación a varios expresidentes alentando una renovación urgente que termine con el liderazgo de Arturo Aliaga.

Foto: El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte. (EFE)

Y todo puede precipitarse en cuestión de semanas. Una denuncia en el juzgado de una militante exige la convocatoria de un congreso extraordinario que dé un giro de 180 grados al Partido Aragonés. Un extremo que, si cambia el rumbo político del PAR, podría tambalear los cimientos del cuatripartito que gobierna Javier Lambán.

Una revuelta interna

Los críticos del Partido Aragonés se mueven con el reloj en la mano para intentar cambiar la tendencia de su partido antes de las próximas elecciones de 2023. El objetivo es reavivar electoralmente el histórico partido: "El Partido Aragonés debe regresar urgentemente a la escena política, de la que se ha ausentado peligrosamente en estos últimos años". Esta aseveración se puede leer en un manifiesto difundido por los tres presidentes provinciales del PAR y que ponen en el disparadero al líder y vicepresidente aragonés, Arturo Aliaga. Estos presidentes provinciales con gran respaldo de las bases avisan que el futuro del PAR "debe replantearse de arriba a abajo sin descartar nada. Ni siquiera una refundación".

Fuentes cercanas al líder aragonesista consultadas por este diario reconocen que "la situación es insostenible porque cada vez hay más críticos y no se puede demorar más la convocatoria del congreso". Sin embargo lo afrontan con calma. "Ni tiene que ser mañana ni dentro de un mes", insisten. La última reunión del máximo órgano ejecutivo del PAR se reunió en enero de 2020, hace casi 18 meses.

La dirección del PAR ha actuado rápidamente con la contratación de dos abogados externos para defender al partido en los juzgados

La falta de actividad política de los órganos del partido desde entonces y la inacción por convocar un congreso, que se prometió para junio de 2021, han terminado por levantar multitud de críticas internas. E incluso hasta el límite de que una militante del PAR, Marina Sevilla, haya presentado una demanda para reclamar judicialmente la convocatoria de un congreso extraordinario. "El funcionamiento del partido es defectuoso porque hay un secuestro orgánico del PAR por parte de Arturo Aliaga". Así se expresa la denunciante, Marina Sevilla, en declaraciones a El Confidencial. Según cuenta la militante aragonesista, ni se convocan comités territoriales ni la ejecutiva. "Esta demanda es el último recurso para que se muevan las piezas del PAR y se haga lo que se tiene que hacer. Nos estamos jugando la existencia del PAR si no se hace nada", remarca.

La demanda presentada no ha amedrentado a la dirección del PAR que ha actuado rápidamente con la contratación de dos abogados externos para defender al partido en los juzgados. Varias fuentes consultadas del entorno de Arturo Aliaga insisten en que se cumple "escrupulosamente" con los estatutos del partido y las normas internas. Estos dirigentes reconocen a este diario que el congreso no se convocará antes del mes de noviembre "por mucho que denuncien o por mucho que hagan ruido en la prensa". El juez tendrá que atender a la demanda exigida con medidas cautelares y podría obligar al partido a la convocatoria del Congreso en el plazo de tres meses.

Los históricos contra Aliaga

Uno de los críticos del Partido Aragonés que reclama un cambio absoluto es el histórico aragonesista, José Ángel Biel. El expresidente del PAR y exvicepresidente del Gobierno de Aragón con Marcelino Iglesias (PSOE) y Luis Fernanda Rudi (PP) atiende a El Confidencial con el convencimiento de que el partido "necesita una renovación de gente y nuevas ideas porque el PAR no está en su mejor momento y no se le está sacando relevancia a la vicepresidencia del Gobierno de Aragón". Paradójicamente, José Ángel Biel colocó como sucesor de su presidencia al actual líder Arturo Aliaga. Sin embargo, no escatima en críticas hacia su gestión: "El cuatripartito aragonés se formó porque el PAR lo decidió al negarse al abrazo con PP, Ciudadanos y Vox. Y, desde entonces, Arturo Aliaga no ha sacado nada de rentabilidad política en el gobierno".

Foto: Ayuntamiento de Zaragoza. (EFE)

En la misma línea crítica que José Ángel Biel se manifiestan José María Mur e Hipólito Gómez de las Roces, dos cofundadores y expresidentes del Partido Aragonés. En una carta conjunta, los tres dirigentes aragonesistas defienden la presencia de un Partido Aragonés fuerte como "la mejor garantía de un Aragón grande y próspero". Y vuelven la vista al pasado, del que destacan que "no puede entenderse Aragón sin contar con el papel decisivo desempeñado desde el primer momento por el PAR".

El nuevo 'regionalismo'

La política aragonesa ya se prepara para adoptar a un nuevo partido en 2023. Teruel Existe anunció su intención de presentarse a las próximas elecciones municipales y autonómicas en la tierra que le vio nacer hace veinte años como movimiento ciudadano. Sus reivindicaciones localistas en el Congreso de los Diputados junto a otros ecos territoriales en otros movimientos ciudadanos como 'Soria Ya!' o 'Jaén merece más' conforman un nuevo regionalismo que busca revertir la despoblación creciente y la falta de inversión en la España Vacía.

Desde el círculo más cercano a Lambán, son conscientes de que Teruel Existe sustituirá el regionalismo del PAR

La presencia de Teruel Existe en la política acecha al electorado tradicional del Partido Aragonés y del bipartidismo. "En el PAR todavía no se ha hecho un análisis serio de cómo afectará la entrada de Teruel Existe en las Cortes de Aragón porque si hacen buena campaña sería la puntilla a la irrelevancia del PAR", cuentan varios críticos aragonesesistas. El bipartidismo, especialmente el PSOE, ve con temor la entrada de Teruel Existe. Las encuestas internas de varios partidos ya apuntan a que, si deciden presentarse al parlamento aragonés, lograrán de dos a cinco diputados en la provincia de Teruel, donde cuenta con catorce representantes. El temor en el bipartidismo es más que evidente.

Desde el PP abiertamente le recriminan que no ejercen de plataforma ciudadana, sino que son un partido más que está sosteniendo al Gobierno de Pedro Sánchez. Y en el PSOE, desde el círculo más cercano a Javier Lambán, son conscientes de que Teruel Existe sustituirá el regionalismo del PAR y que captará votos de gran parte de las bases del PSOE más rural. El desenlace electoral que podría dinamitar la representación socialista en Teruel y dañar las expectativas de victoria del partido de Javier Lambán.

José Ángel Biel Javier Lambán Aragón Teruel Existe Teruel