Sánchez resarce a Lambán con los Juegos de Invierno en la resaca del diálogo con Cataluña
  1. España
EQUILIBRIOS TERRITORIALES

Sánchez resarce a Lambán con los Juegos de Invierno en la resaca del diálogo con Cataluña

El Gobierno de Aragón ha presionado para que la candidatura sea conjunta y se coordine en pie de igualdad con Cataluña

Foto: Lambán, junto a Sánchez. (EFE)
Lambán, junto a Sánchez. (EFE)

La 'operación diálogo' con Cataluña de Pedro Sánchez es también un juego de equilibrios. De "cohesión social y territorial", según uno de los objetivos que otorga el presidente del Gobierno a su plan de recuperación económica, pero sobre todo de equilibrios electorales y orgánicos. De contrarrestar el desgaste en las urnas fuera de Cataluña y compensar con gestos dentro de su propio partido a los sectores y barones que más cuestionan su estrategia negociadora con el independentismo. Tras reunirse este miércoles con Pere Aragonès en el Palau de la Generalitat para reactivar la mesa de diálogo entre Gobierno y Govern, el jefe del Ejecutivo se desplazará hoy a Zaragoza para conciliar con las demandas del presidente autonómico, Javier Lambán, respecto a los Juegos Olímpicos de Invierno 2030.

Lambán quiere que la candidatura para la cita olímpica se haga de "igual a igual" con Cataluña. De manera conjunta y coordinada, tras los desplantes de la Generalitat y el propio aval del Ejecutivo hasta el momento a una propuesta que lleva por nombre Pirineus-Barcelona. "Todo está listo para abrir un horizonte de progreso en el conjunto del país, para abrir una nueva etapa con todas las energías económicas que pueda aportar el conjunto de España, en una comunidad tan importante como la de Cataluña, que representa el 25% del producto interior bruto (PIB)", defendió el presidente del Gobierno durante un pleno en el Congreso el pasado mes de junio.

Sánchez se ha comprometido durante la comparecencia posterior a la reunión, en la que también participaron el presidente del COE Javier Blanco y el ministro de Cultura y Deporte Mikel Iceta, que el diseño de la candidatura se desarrollará "de igual a igual" entre las dos comunidades autónomas implicadas, Aragón y Cataluña. Para el presidente del Ejecutivo se trata de un proyecto "esperanzador" que ha definido como "un proyecto de país", insistiendo en que ambas comunidades trabajarán "en pie de igualdad". "Este proyecto lo hacemos porque creemos en la igualdad de todos los españoles y eso significa que este proyecto tenemos que hacerlo todos juntos, al mismo nivel, y por tanto en igualdad de condiciones", concluyó. Si bien ha explicado que se trata de un proyecto deportivo, lo ha vinculado a "abrir horizontes de concordia y de trabajo en común", poniendo en valor el "activo de la diversidad territorial".

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

El Gobierno de Aragón ha presionado para que la candidatura sea conjunta y se coordine entre ambos territorios, llegando a amenazar con romper su compromiso con la propuesta. Así lo manifestó después de constatar lo que consideró un desplante hacia su comunidad por parte del 'president' de la Generalitat en la misiva que envió al Comité Olímpico Español (COE) para formalizar la solicitud, obviando los acuerdos alcanzados previamente. Comenzando porque Aragonès se refiere a los Juegos como "Pirineus-Barcelona", en lugar de "los Juegos Olímpicos de Invierno 2030 en Cataluña y Aragón".

El presidente del Gobierno tratará de mediar en este asunto con el barón socialista. El propio comunicado remitido desde Moncloa para informar sobre el encuentro es elocuente y se refiere de forma genérica a "la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030". No se menciona Pirineus-Barcelona. Sánchez pretende contemporizar con las demandas de Lambán y que se busque una denominación acordada para la propuesta. En declaraciones a este diario, el barón socialista aseguraba el pasado mes de agosto que, “con su actitud, el independentismo demuestra una vez más que no está dispuesto a compartir ningún proyecto e idea con el resto de España, en una desafección creciente en la que su deslealtad congénita va en aumento, así como su estúpida visión supremacista de su relación con los demás españoles”.

Foto: Formigal. (EFE)

El líder de la oposición en Cataluña, el socialista Salvador Illa, ya mostró su apoyo al presidente de Aragón por la falta de consideración recibida y apostó porque la denominación del proyecto refleje un espíritu de trabajo "conjunto" entre las diferentes administraciones. En Cataluña, la candidatura no cuenta con total respaldo político ni tampoco social, principalmente entre las organizaciones ecologistas. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, es una de las principales fuentes de oposición al proyecto. En este contexto, los socios del Govern, ERC y Junts, coinciden en que el proyecto olímpico se someta a referéndum. Si bien difieren sobre si la consulta debería realizarse solo en las comarcas del Pirineo o también en Barcelona.

La mediación del presidente del Gobierno se hace imprescindible para reconducir la situación una vez que Lambán ha declarado "inexistente" la confianza en el Ejecutivo catalán. De ahí que dejase en suspenso su compromiso con el proyecto "hasta que no se reconstruya el consenso generado por el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, que pasa por que las comunidades de Aragón y Cataluña participen en pie de igualdad". Se calcula que la celebración de esta cita olímpica movilizaría alrededor de 1.450 millones de euros de inversión. "Si la candidatura se plantea en términos de igualdad absoluta entre las dos comunidades, Aragón estará. Si no, se desentenderá y será responsabilidad exclusiva del independentismo el fracaso de una idea que podía ser muy positiva para Aragón, para Cataluña y para el conjunto de España", advirtió el barón socialista en referencia a la misiva enviada al COE.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), recibe al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (Reuters) Opinión

La reunión y el gesto que transmitirá Sánchez al conciliar con las demandas del presidente de Aragón en su choque con el Govern son un mensaje a toda la organización y los territorios donde más se cuestiona el acercamiento al independentismo. El reto del Gobierno pasa por mantener los apoyos necesarios de ERC para sacar adelante los Presupuestos del próximo año y conseguir la estabilidad que le permita rematar la legislatura, mientras contrarresta el coste electoral de este acercamiento en otras regiones.

Esta modulación del relato respecto a Cataluña viene construyéndose desde la remodelación del Gobierno. Se trata de disminuir los gestos y endurecer el discurso. Al mismo tiempo, se busca comunicar que mientras más dure el diálogo, más se alejarán las pulsiones unilaterales del independentismo. En su comparecencia ante los medios tras reunirse este miércoles cerca de dos horas con Pere Aragonès en Barcelona, Sánchez justificaba que "hoy estamos mejor que hace un año", remarcando una mejora del clima político y social.

Pedro Sánchez Javier Lambán Pere Aragonès Juegos Olímpicos Comité Olímpico Español (COE)
El redactor recomienda