Detenida una sexta policía ligada a los agentes de Mérida que tenían plantaciones de droga
  1. España
La Guardia Civil investiga desde hace un año

Detenida una sexta policía ligada a los agentes de Mérida que tenían plantaciones de droga

La investigación ha descubierto que los agentes de Mérida arrestados controlaban su propio negocio en Badajoz y se afanaban en perseguir a grupos de la competencia

Foto: Un agente de Policía Nacional, en una imagen de archivo. (EFE)
Un agente de Policía Nacional, en una imagen de archivo. (EFE)

La Guardia Civil y la Policía Nacional han detenido esta madrugada a una sexta agente de policía en el marco de la operación contra el narcotráfico que se ha saldado, entre otros, con el arresto de cinco integrantes del grupo de estupefacientes del mismo cuerpo policial en Mérida, según informan a El Confidencial fuentes próximas a las pesquisas. El número total de arrestados asciende ya a una treintena, incluido uno en la localidad madrileña de Fuenlabrada donde también se ha realizado un registro.

La ‘operación Minuro’, según la Guardia Civil, y la 'operación Peces', según la Policía, es un operativo conjunto que empezó a investigar el Instituto Armado en septiembre de 2020 en la localidad alicantina de Torrevieja. Las pesquisas, que contaron con la participación de la Unidad Central Operativa (UCO), seguían la pista de una banda dedicada al tráfico y venta de drogas que operaba en ese municipio de la costa mediterránea.

Foto: Fuente: Policía Nacional.

Esa investigación llevó a los agentes de la Guardia Civil hasta Badajoz. Las fuentes consultadas indican que ese era el lugar al que iban los investigados para comprar la mercancía que luego distribuían en Torrevieja. Otro punto de adquisición era Huelva. Los seguimientos llevaron a la Guardia Civil a descubrir la presunta implicación de los policías nacionales detenidos en Mérida. Ante la dimensión del hallazgo, la UCO decidió comunicar los hechos a la Policía Nacional en las primeras semanas de 2021 y se hizo cargo de esa parte de las diligencias la Unidad de Asuntos Internos de ese cuerpo.

No querían competencia

La investigación ha descubierto que los policías detenidos controlaban en Badajoz sus propias plantaciones de droga y que usaban a confidentes y otras personas para que cuidaran de ellas. Dirigían su propio negocio en la zona y se afanaban por detener a todo aquel que quisiera hacerles la competencia en la zona. Las mismas fuentes consultadas hablan de coacciones y otras actitudes contundentes para disuadir a otros grupos de narcotraficantes.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Mérida lleva las pesquisas que afectan a los policías nacionales

El Juzgado de Instrucción número 3 de Mérida lleva las pesquisas que afectan a los policías nacionales. Entre los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad detenidos en las últimas horas, se encuentra también un guardia civil destinado en la localidad extremeña de La Garrovilla en la que también se han realizado registros. Las fuentes consultadas ubican a este agente en contactos con el narcotráfico, pero en paralelo a la actividad que se le imputa a los policías nacionales. No tendrían contacto directo.

Minuro, nombre con el que la Guardia Civil ha bautizado esta operación, fue un guerrero que luchó en la Península Ibérica contra los romanos. Fue enviado a Roma junto a otros para negociar un acuerdo de paz, pero en la reunión les prometieron dinero a cambio de volver y matar a su líder, Viriato. Minuro y sus acompañantes cumplieron su parte del trato y cuando regresaron a Roma para cobrar su recompensa acordada fueron ejecutados. Los historiadores sostienen que de ahí procede la frase “Roma no paga traidores”.

Guardia Civil Narcotráfico Fuenlabrada Badajoz Drogas Venta
El redactor recomienda