Las lanchas neumáticas siembran de cadáveres la travesía de la muerte a Canarias
  1. España
EL ATLÁNTICO LAS DEVORA

Las lanchas neumáticas siembran de cadáveres la travesía de la muerte a Canarias

El uso de 'gomas' en lugar de pateras convencionales para llegar al archipiélago desde las costas africanas coincide con el repunte de naufragios de este verano

Foto: El 12 de agosto, dos 'gomas' fueron rescatadas de camino a Fuerteventura. (EFE)
El 12 de agosto, dos 'gomas' fueron rescatadas de camino a Fuerteventura. (EFE)

El Atlántico es insaciable. Sus aguas devoran sin compasión una patera tras otra. Hay ocasiones, incluso, que enormes cayucos que zarparon hasta la bandera intentando llegar a Canarias han aparecido totalmente vacíos en costas del Caribe. Las corrientes y el oleaje no perdonan y mucho menos a las embarcaciones neumáticas, las más endebles y las mismas que este verano han proliferado. Sin ir más lejos, el naufragio el martes de una de estas 'gomas' le costó la vida, al menos, a 14 inmigrantes.

La proliferación de estas lanchas es una de las causas que explica el repunte de muertes en la ruta canaria, donde, además, se han disparado un 135% las entradas de inmigrantes en situación irregular en lo que va de año (de 3.925 a 9.255). Como destacan fuentes policiales a El Confidencial, las 'gomas' son un caramelo para el océano. Y que vayan sobrecargadas tampoco ayuda. “No aguantan en el Atlántico”, insisten estas voces, que aseguran que en los últimos años no era para nada habitual ver tantas barcas neumáticas intentando llegar hasta el archipiélago. El medio para arribar a las islas eran las pateras convencionales, algo más resistentes que las zódiacs, separadas del agua por una capa plástica que hace las veces de casco y que, en ocasiones, puede incluso llegar a desprenderse dejando vendidos a los tripulantes.

Foto: Imagen: Irene Gamella.

Fuentes de Salvamento Marítimo confirman la tendencia y detallan que los inmigrantes que este verano se lanzan a cubrir la ruta canaria en 'gomas' lo hacen desde las playas del sur de Marruecos, las que están justo enfrente de las islas de Lanzarote o Fuerteventura. La distancia, unas 100 millas (unos 160 kilómetros), se puede asemejar a la que separa Melilla de las playas de Almería por el mar de Alborán. Allí o en el Estrecho son más habituales los intentos a bordo de lanchas neumáticas, pero las condiciones del mar en el Atlántico no son las mismas, ni mucho menos.

Fuentes policiales y de Salvamento alertan: las zodiacs no son suficientemente fuertes como para resistir las corrientes del Atlántico

“Suelen tardar unas 15 o 20 horas en llegar a Canarias, pero el océano es mucho más bravío”, explican las fuentes de Salvamento, que descartan que las embarcaciones neumáticas zarpen desde territorios saharauis —todavía más al sur—, como podría ser Dakhla: “Allí las travesías son más largas, de unas 200 millas (320 kilómetros) y suelen usar la típica patera que tienen los pescadores”. Tampoco creen que las zódiacs provengan de las costas mauritanas, ni desde Senegal, donde habitualmente zarpan voluminosos contingentes a bordo de enormes cayucos, también de madera y con motor, que se enfrentan a navegaciones de más de una semana.

Los muertos en la ruta Canaria crecen un 24% con respecto a 2020, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM)

Según el programa ‘Missing Migrants’, de la Organización Mundial para la Inmigración (OIM), hasta el 20 de agosto se registraron, al menos, 428 muertes en la ruta migratoria canaria. El dato, sin embargo, es orientativo y a la baja, ya que es prácticamente imposible saber con exactitud cuántas pateras zarpan rumbo al archipiélago y cuántas se traga el Atlántico.

placeholder Un barco de Salvamento remolca una lancha neumática en la que viajaban 15 migrantes. (EFE)
Un barco de Salvamento remolca una lancha neumática en la que viajaban 15 migrantes. (EFE)

Aun así, las cifras a estas alturas del año son superiores a las del ejercicio pasado. En el mismo periodo, y según el balance de la OIM del que informó EFE, en 2020 hubo 326 migrantes desaparecidos en la ruta canaria. Es decir, 102 muertos menos (un 24%), pese a que la llegada masiva de ‘sin papeles’ a los muelles del archipiélago colapsó los recursos asistenciales y se concentró en verano.

No deja rastro

La travesía hasta Canarias es una de las más peligrosas a la que se pueden enfrentar los inmigrantes que intentan arribar a las costas españolas y, tradicionalmente, ha estado capitalizada por embarcaciones grandes, como los voluminosos cayucos senegaleses o las pateras marroquíes. Pese a que son medios de transporte que distan mucho de ser seguros, menos todavía al partir sobrecargados con decenas de personas a bordo, son algo menos endebles que las embarcaciones neumáticas como las que este verano surcan las aguas del Atlántico en condiciones muy precarias y con pocas oportunidades de llegar a puerto.

Canarias Patera Naufragio Fuerteventura Senegal Inmigración
El redactor recomienda