Vox ingresa dos tercios más que el PP por cuotas de afiliados
  1. España
El PSOE perdió 6.000 militantes en 2020

Vox ingresa dos tercios más que el PP por cuotas de afiliados

El partido de Abascal ha triplicado su militancia (62.000) en dos años y recauda 4,6 millones en cuotas de afiliados, frente a los 2,7 M que ingresa el PP. Ciudadanos pierde un millón

placeholder Foto: El líder de Vox, Santiago Abascal, y el presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)
El líder de Vox, Santiago Abascal, y el presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)

Los partidos políticos suelen ser muy celosos a la hora de hablar de su propia familia. Cuánta gente tiene el carné de militante y cuánta paga realmente por ello. El PP se jactó durante años de aglutinar a casi 900.000 afiliados, aunque en 2017 tuvo que reconocer que aquella inaudita cifra debía ser un acumulado histórico. Génova se comprometió entonces a hacer una 'limpia' del censo de la que poco más se supo. Sin embargo, sus cuentas anuales dejan al descubierto que esa afiliación es menguante. Lo mismo les sucede a Ciudadanos y, en menor medida, al PSOE. Frente a un Vox que no para de sumar adeptos y hacer caja con ellos.

El partido de Santiago Abascal va camino de duplicar al PP en ingresos por cuota de afiliados, según recogen los balances de resultados depositados ante el Tribunal de Cuentas, encargado de fiscalizar los partidos políticos. En concreto, en 2020 Vox ingresó 4,6 millones de euros por el pago del carné del partido, frente a los 2,7 millones recaudados por Génova. El sorpaso llegó en 2019, el año dorado electoralmente hablando de los de Abascal. Entonces sumaron 3,8 millones, 900.000 euros más que el PP (2,9 millones). Hoy, ya son 1,9 millones de diferencia. Y aunque no quiere decir que tengan más militantes, sí es cierto que pagan más.

El censo de Vox actualizado al 1 de enero de 2021 es de 62.374 afiliados. Su masa social ha crecido al ritmo de sus éxitos electorales. Si en 2016 ingresaron 233.000 euros de sus fieles, en 2018, año de su irrupción en el Parlamento de Andalucía, cuadruplicaron la cifra, hasta los 818.000 euros. Ese año, sumaban 23.842 militantes. En 2019, convertidos en el tercer grupo parlamentario del Congreso, con 52 escaños, cuadruplicaron sus ingresos —3,8 millones— por sus militantes, que pasaron a ser 52.407, más del doble. A lo largo del año pasado, sumaron 10.000 militantes más: ya son 62.374 'voxers', que pagan por ser del partido 4,6 millones.

Tampoco en el año de la pandemia dejaron de crecer. Según explican en la formación de Abascal, su ritmo de crecimiento a lo largo de 2020 fue invariable: 1.000 nuevas altas al mes, aunque la moción de censura de finales del año pasado y la pelea entre Pablo Casado y Abascal les dieron más fuelle aún. Al día siguiente del agrio enfrentamiento entre los dos líderes de la derecha política, se afiliaron más de 600 personas a Vox, según confirmaron entonces desde la sede nacional.

La familia menguante del PP

La tendencia del PP es justo la contraria. Aunque sigue siendo una gran maquinaria de afiliados y simpatizantes, con sede en casi cada pueblo de España, como les gusta repetir en Génova, lo cierto es que el partido ha perdido gran parte de su masa social. O al menos sus asociados no pagan por ser del PP.

Al cierre de 2020, los populares aseguran tener 778.046 afiliados —casi 5.000 menos que un año antes— que dejaron 2,7 millones en las arcas de la formación. Una simple división entre lo ingresado y la militancia arroja una mísera aportación de 3,5 euros por cabeza; es la constatación de que una gran parte de las personas apuntadas en las listas de simpatizantes no paga por tener el carné ni participar en los procesos internos de elección de candidatos.

Según se recoge en la memoria anual, en el último ejercicio fiscalizado, el PP ganó 4.632 simpatizantes, pero recaudó 183.000 euros menos. Desde Génova, señalan que el fenómeno de Isabel Díaz Ayuso les ha permitido corregir esa tendencia a la baja. Solo en Madrid, han sumado en lo que va de año 1.185 nuevas afiliaciones. El PP de Madrid, la maquinaria de movilización más poderosa del partido, cuenta con cerca de 85.000 militantes, según indica un portavoz oficial a El Confidencial.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La sangría se ha atenuado, aseguran en Génova, tras la fuerte caída de ingresos de los últimos años. En 2013, el PP recaudó 4,4 millones, que es más o menos la cifra que se anota Vox en la actualidad. En 2016, cayeron a 2,6 millones aportados por los militantes, coincidiendo con el despegue nacional de Ciudadanos. En 2017, las cuentas reflejaron una subida hasta los 4,1 millones, pero en los últimos años se ha pronunciado el descenso de ingresos en Génova (3,6 millones en 2018, 2,9 millones en 2019 y 2,7 millones en 2020). Todo ello, en pleno surgimiento de Vox.

Como era de esperar, no le ha ido nada bien a Ciudadanos en 2020, el primer año de la era pos Albert Rivera y tras su primera debacle electoral de noviembre de 2019. El partido de Inés Arrimadas aseguró en su memoria anual de 2019 que contaba con 17.000 simpatizantes, pero no ha actualizado ese dato en la memoria de las cuentas de 2020. Aunque por el camino se ha dejado un millón de euros por cuotas de carné. El año pasado, ingresó 2,1 millones, frente a los 3,1 del ejercicio anterior.

El que ha hecho mejor caja es Unidas Podemos en su estreno como partido del Gobierno. Los de Pablo Iglesias recibieron de sus inscritos 718.000 euros en 2019, pero el año pasado modificaron el sistema de pagos asimilándose al de los viejos partidos y cerraron el ejercicio con 220.000 euros más. Desde octubre pasado, exigen una contribución mínima de tres euros al mes para ser militante con derecho a voto en sus procesos internos. Según los datos oficiales, en la IV Asamblea Ciudadana, que sirvió para designar a Ione Belarra nueva líder de la formación, votaron 53.500 inscritos del total de 139.000 personas que forman el censo de Podemos.

El PSOE es, por mucho, el que más ingresa de sus militantes (9,6 millones), aunque ha perdido 6.000 afiliados

El PSOE se mantiene muy por encima del resto y, según parece, su militancia es la que más y mejor cumple con el abono de las cuotas. El año pasado, ingresó 9,6 millones de sus afiliados, si bien en el año 2020, el de la formación del Gobierno con Unidas Podemos, Ferraz perdió 1,2 millones por ese concepto. Según refleja su propia memoria anual, se han dado de baja cerca de 6.000 militantes. En 2019, recaudó 10,8 millones de sus cerca de 170.000 afiliados socialistas.

Aportaciones de los cargos electos

Si reparamos en las aportaciones de los cargos públicos, Vox es el que menos exige a sus políticos para que contribuyan con las cuentas del partido. En 2019, esta aportación llegó a los 750.000 euros, mientras que el año pasado cayó a 71.000 euros testimoniales. El PP, en cambio, engrosó esa cuenta en medio millón más que el año anterior. Las aportaciones a Génova de sus cargos electos superan los 2,5 millones. Los de Ciudadanos colaboran con 751.000 euros. Los de Unidas Podemos dan 1,7 millones a la formación. Ferraz se embolsó 11 millones de sus representantes públicos, 2,5 millones más que en 2019.

Los cargos de Vox son los que menos aportan al partido (apenas 70.000 euros) frente a los 2,5 millones desembolsados por los populares

En cuanto a las donaciones de particulares, la cosa está así, de mayor a menor. El PSOE triplicó esta vía de ingresos el año pasado (837.000 euros). Vox anotó 156.000 euros en donativos, una cifra muy inferior a la de 2019, año de su gran salto electoral (1,5 millones). Podemos recaudó 27.000 euros por esta vía, frente a los 74.000 del año anterior. Ciudadanos obtuvo 26.000 euros, aunque fue el doble exacto de lo recibido en 2019. El PP cuantificó en 3.120 euros las donaciones y legados en 2020, mientras que en 2019 este concepto llegó a los 276.000 euros.

El secreto mejor guardado

Es el secreto mejor guardado de los partidos políticos. Más allá del orgullo de pertenencia a un proyecto político, cuanto más grande mejor, lo cierto es que el censo de militantes se ha convertido en disputa fuera y dentro de los partidos, que utilizan esas listas para organizar sus procesos internos, por ejemplo, para la elección de los candidatos. Estas son las cifras que manejan oficialmente las principales formaciones de nuestro país:

PP: 778.046 afiliados a 1 de enero de 2021.

PSOE: 165.180 afiliados a 1 de enero de 2021.

Unidas Podemos: 139.000 inscritos, según el dato oficial ofrecido en junio.

Vox: 62.374 afiliados a 1 de enero de 2021.

Ciudadanos: 17.000 afiliados a 1 de enero de 2020.

Los partidos políticos suelen ser muy celosos a la hora de hablar de su propia familia. Cuánta gente tiene el carné de militante y cuánta paga realmente por ello. El PP se jactó durante años de aglutinar a casi 900.000 afiliados, aunque en 2017 tuvo que reconocer que aquella inaudita cifra debía ser un acumulado histórico. Génova se comprometió entonces a hacer una 'limpia' del censo de la que poco más se supo. Sin embargo, sus cuentas anuales dejan al descubierto que esa afiliación es menguante. Lo mismo les sucede a Ciudadanos y, en menor medida, al PSOE. Frente a un Vox que no para de sumar adeptos y hacer caja con ellos.

Vox Partido Popular (PP) Afiliados Santiago Abascal Pablo Casado PSOE
El redactor recomienda