Ciudadanos busca una alianza con los críticos del regionalismo aragonés
  1. España
POLÍTICA ARAGONESA

Ciudadanos busca una alianza con los críticos del regionalismo aragonés

Un acuerdo político sorpresivo para acercarse a los críticos del PAR, la formación regionalista que sustenta a Lambán en su cuatripartito y está cerca de la convulsión interna

placeholder Foto: La presidenta de Cs, Inés Arrimadas, junto al vicesecretario Daniel Pérez. (J. H.)
La presidenta de Cs, Inés Arrimadas, junto al vicesecretario Daniel Pérez. (J. H.)

La política aragonesa está en una calma tensa. Tras la irrupción de Teruel Existe como futura candidatura al parlamento regional donde ya conviven ocho partidos que dificulta la formación de mayorías; y después del reciente nombramiento de la nueva ministra de Educación, la reconocida 'sanchista' Pilar Alegría, como contrapeso institucional al presidente aragonés Javier Lambán; un nuevo sobresalto político amenaza con empañar la tranquilidad institucional de la comunidad aragonesa.

Un acuerdo público y anunciado en la provincia de Teruel entre el partido de Inés Arrimadas con la corriente crítica del Partido Aragonés (PAR), la formación regionalista que sustenta al gobierno cuatripartito de Javier Lambán, ha hecho saltar todas las alarmas. La razón electoral está en la lógica de esta decisión: hay que ensanchar el centro político y la cercanía ideológica entre Ciudadanos y el Partido Aragonés es evidente. Este acuerdo de colaboración ha pillado con el pie cambiado al líder del PAR y vicepresidente de Aragón, que está a pocos meses de un Congreso de su partido donde tiene una fuerte contestación interna y con los líderes históricos del PAR pidiendo una refundación.

placeholder La presidenta de Cs, Inés Arrimadas, y el líder de Cs en Aragón, Daniel Pérez. (EFE)
La presidenta de Cs, Inés Arrimadas, y el líder de Cs en Aragón, Daniel Pérez. (EFE)

El acercamiento entre ambos partidos también afecta a la estabilidad del Gobierno de Javier Lambán. Su acuerdo con el PAR junto a Podemos y Chunta Aragonesista provoca dudas en su pieza más 'centrista' de cara al futuro. Este movimiento de Ciudadanos contrasta con el apoyo práctico en momentos clave que ha dado al Gobierno aragonés y siempre desde su "política útil". Un nuevo escenario originado en Teruel que ya ha provocado que corra la voz en la política aragonesa sobre un acuerdo que podría ser más estratégico de cara a las próximas elecciones autonómicas.

Un acuerdo que sorprende

El acercamiento entre Ciudadanos y el Partido Aragonés tiene su epicentro en Teruel, en el seno de la Diputación Provincial donde el PAR gobierna con el PSOE. Una bomba de relojería que sorprende a todos por las múltiples consecuencias que tiene. Con este acuerdo se podría dinamitar la presidencia de la Diputación en manos del PSOE o romper el gobierno de más instituciones aragonesas, como en las 17 comarcas aragonesas donde gobiernan los socialistas con los regionalistas. Fuentes conocedoras de este acuerdo insisten a este diario que la razón de esta unión "no busca desestabilizar al gobierno de Lambán o promover mociones de censura en otras instituciones. Es dejar claro que hay un espacio de centro y moderación en la provincia de Teruel donde Ciudadanos y el PAR pueden buscar una convergencia".

La sorpresa fue mayúscula en ambos partidos: ni la cúpula del PAR esperaba un movimiento así de sus críticos ni los cargos orgánicos de Ciudadanos sabían algo de este acuerdo. El líder de Ciudadanos en la comunidad aragonesa y vicesecretario general con Inés Arrimadas, Daniel Pérez Calvo, explica a El Confidencial que "es un mensaje a la provincia de Teruel para decirles que el centro está fuerte en este acuerdo de colaboración de Ciudadanos y el PAR". La razón de este acercamiento, asegura, solo se circunscribe a Teruel tras la irrupción del movimiento Teruel Existe a la política regional. Eso sí, Pérez Calvo reconoce que Ciudadanos "siempre estará donde las sumas sean beneficiosas y en la búsqueda de mayorías sólidas".

Sin ningún acuerdo, pacto o compromiso de futuro (ni mucho menos una fusión o suma electoral), Ciudadanos y los críticos del PAR sientan un precedente en la política aragonesa. "Hay entendimiento y convergencia en ambos partidos si se quiere buscar. Este acuerdo es una declaración de intenciones de lo que debería hacerse en un futuro si se quiere tener más posibilidades electorales en un parlamento que cada vez tiene más partidos, y la mayoría de ellos son extremistas u oportunistas", aseguran fuentes de los críticos del PAR que han gestado este acuerdo.

placeholder Arturo Aliaga, vicepresidente de Aragón y líder del PAR. (Gobierno de Aragón)
Arturo Aliaga, vicepresidente de Aragón y líder del PAR. (Gobierno de Aragón)

Cualquier colaboración más de calado que quiera trazarse entre Ciudadanos y el Partido Aragonés deberá decidirse entre las direcciones de ambos partidos. Ni la dirección de Inés Arrimadas prevé un acuerdo electoral a día de hoy ni la dirección del PAR que lidera Arturo Aliaga buscaría un pacto con Ciudadanos. De hecho, recientemente, el propio líder aragonesista aseguró que mientras siga siendo presidente del PAR nunca habría un acuerdo con Ciudadanos. Fuentes no oficiales de Ciudadanos reconocen que "un acuerdo más amplio de Ciudadanos con el PAR sería inteligente y nada descabellado, pero se necesitaría un debate interno y que los militantes voten para no correr riesgos innecesarios".

El futuro de Arturo Aliaga

El Partido Aragonés, un histórico de la política aragonesa que ve cómo su declive electoral es mayor cada cuatro años, se enfrenta a un congreso interno el próximo mes de octubre con múltiples dudas sobre el liderazgo de Arturo Aliaga. La no convocatoria de ninguna reunión de la dirección del partido en casi dos años y el acuerdo de gobierno que apuntaló a Javier Lambán en la presidencia junto a dos partidos de izquierdas (Podemos y Chunta Aragonesista) son las principales críticas.

En este congreso se despejará la incógnita del futuro del PAR: o seguir la estela de su líder en un gobierno de izquierdas o que los críticos ganen más posición orgánica y planteen un cambio de rumbo. El peso de voces históricas del PAR, como el expresidente José Ángel Biel, apostando por una renovación completa (o incluso la refundación) abre todos los escenarios de futuro. E incluso que la alianza con Ciudadanos sea la única tabla de salvación para el Partido Aragonés.

Ciudadanos José Ángel Biel PSOE Teruel Javier Lambán Inés Arrimadas Teruel Existe Partido Aragonés (PAR)
El redactor recomienda