La odisea de una niña de 14 años que acabó detenida en España tras perder el pasaporte
  1. España
Procedente de Estados Unidos

La odisea de una niña de 14 años que acabó detenida en España tras perder el pasaporte

Un juez paralizó de madrugada la deportación de la menor, que extravió el documento en su viaje desde Nueva York para asistir a un campamento en Alicante

Foto: La niña junto a su madre en los Juzgados de Plaza de Castilla de Madrid.
La niña junto a su madre en los Juzgados de Plaza de Castilla de Madrid.

Caroline —nombre ficticio— es una niña de 14 años que el lunes voló desde Nueva York a Madrid con su madre para pasar un mes de campamento en Alicante. Sin quererlo, se vio envuelta en una odisea tras perder su pasaporte en algún momento del viaje, no sabe si en el aeropuerto de origen o en el avión. Se convirtió en pesadilla cuando la Policía decidió deportarla y acabó declarando de madrugada como detenida ante un juez que acabó permitiendo su entrada en España.

"La detenida ha sido puesta a disposición de este Juzgado, siendo oída en declaración", dice el auto del número 23 de Instrucción de Madrid, que rechazó la petición de un 'habeas corpus' solicitado por el abogado de la niña alegando un arresto ilegal. El magistrado acordó la incoación de un procedimiento y se refiere a Caroline como una persona "privada de libertad". Sin embargo, no accede en este caso al entender que Caroline fue "retenida" en el aeropuerto de forma legal.

El Confidencial ha tenido acceso a todo el expediente del caso, incluida la resolución denegatoria de entrada del puesto fronterizo de la Policía en el aeropuerto de Barajas emitida a las 19 horas del martes. "Acuerda denegar la entrada en el territorio nacional a la ciudadana de Estados Unidos así como el regreso al lugar de procedencia John F. Kennedy International Airport que se efectuará a las 11.15 horas del miércoles 30 de junio en la compañía Delta Airlines".

placeholder La menor y su madre en dependencias policiales.
La menor y su madre en dependencias policiales.

El documento policial alegaba que Caroline "no reunía el requisito de portar documento válido, que la legislación vigente exige para que pueda autorizarse la entrada". Se basan en el Código Fronteras Schengen y en la Ley sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social. Los agentes recogen en concreto los artículos que hacen referencia a la obligación de llevar pasaporte. No incluyen ninguna referencia a la versión de la menor que decía haber perdido el documento durante el vuelo ni a otros documentos aportados para identificarse.

Cuando la Policía emitió esta notificación, la niña y su madre llevaban ya seis horas de espera en dependencias policiales del aeropuerto. Ese tiempo, la familia de la menor en España contactó a un abogado que acompañó a un tío de la niña residente en Madrid a presentar una denuncia por extravío del pasaporte en la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos. También contactaron con la embajada americana, que dio fe de la nacionalidad de la joven y les dio cita para el día siguiente renovar el documento. No sirvió a los agentes del puesto fronterizo.

Contra el reloj, el letrado, del despacho Ospina Abogados, recurrió ante el Juzgado de Instrucción número 23 de Madrid en funciones de guardia. Presentó un 'habeas corpus', denunciando una detención ilegal, y al mismo tiempo la petición de anular la orden de deportación como medida cautelarísima, es decir, antes de decidir sobre el fondo de la cuestión. El juez Julián Domínguez Fernández accedió a lo segundo con el visto bueno de la Fiscalía.

El documento policial alegaba que Caroline "no reunía el requisito de portar documento válido, que la legislación exige para autorizar la entrada"

El letrado aportó la denuncia del extravío, la cita con la embajada americana una vez que acreditó la identidad de la afectada, la carta de aceptación de la niña en el campamento de verano. La petición añade que la menor llegó a presentar a los agentes las fotografías del pasaporte perdido. Apelaba el abogado al artículo 25 de la Ley de Extranjería interpretando que el espíritu de la exigencia del pasaporte es acreditar la identidad, algo que quedaba solventado con los documentos adicionales aportados tanto por las autoridades españolas —la denuncia ante la Guardia Civil— como americanas. Pedía por tanto que se permitiese a su cliente acceder a territorio nacional para ir a la embajada y hacerse con un duplicado del pasaporte.

El primer auto judicial al que ha tenido acceso este diario afirma que "concurren razones sobradas de urgencia que justifiquen la adopción de la medida cautelarísima interesada, pues su denegación implicaría prejuicios extraordinarios a la solicitante". En consecuencia, permitía a la niña acceder a España para sacarse el duplicado de su pasaporte en la embajada. Finalmente, la odisea terminó con final feliz y, a pesar de perder el pasaporte, pudo asistir al campamento.

Alicante Delta Airlines Guardia Civil Aeropuerto de Barajas Aerolíneas Ley de Extranjería
El redactor recomienda