Búsqueda y captura de un menor acusado de violar a una niña de 12 años en Marbella
  1. España
  2. Andalucía
Auto judicial

Búsqueda y captura de un menor acusado de violar a una niña de 12 años en Marbella

El chico se habría desplazado a Marruecos, de donde es natural, después de que se acordase su salida de un centro de menores. La actual crisis diplomática complica su regreso

placeholder Foto: Ciudad de la Justicia de Málaga, sede del Instituto de Medicina Legal. (EFE)
Ciudad de la Justicia de Málaga, sede del Instituto de Medicina Legal. (EFE)

El Juzgado de Menores número 2 de Málaga ha decretado la búsqueda y captura de un adolescente que fue detenido por presuntamente agredir sexualmente a una niña de 12 años en la Milla de Oro de Marbella, y que supuestamente ha salido de España para asentarse en Marruecos. Una circunstancia que, teniendo en cuenta las deterioradas relaciones diplomáticas de España con el país norteafricano, dificultaría notablemente la presentación del joven ante la justicia española, después de que se decretase su salida del centro de reforma en el que ingresó mientras proseguía la instrucción del caso y se fijaba fecha para el juicio.

En un auto fechado el pasado 21 de mayo, al que ha tenido acceso El Confidencial, el magistrado destaca que el menor, miembro de una familia acomodada que residía en una de las zonas más lujosas de la localidad marbellí, "ha sido citado en dos ocasiones, con los apercibimientos legales correspondientes".

El menor, que quedó a cargo de su familia, no se ha presentado ante el juez

La autoridad judicial censura que el chico "no ha comparecido, ni ha alegado causa legítima que se lo impida, habiéndose ausentado de territorio nacional"; por lo que acaba estimando la petición del Ministerio Público en la que pedía que se decretase su "busca, detención y presentación del menor" cuando se produzca "su retorno a España". "Dada la naturaleza y gravedad de los hechos" y "a fin de asegurar su presencia en juicio", el juez pide que se libre oficio al jefe del Grupo de Menores (Grume) de la Comisaría Provincial de Málaga para que se localice y arreste al menor.

Foto: Agentes marroquíes de la Policía en la frontera con Fnideq (Castillejos). (EFE)

No obstante, las fuentes consultadas por este periódico se mostraron escépticas sobre la necesaria colaboración de las autoridades de Marruecos, donde se sospecha que está acogido el adolescente; y se encomiendan a que regrese por su propia voluntad. Esta hipótesis está sustentada, sobre todo, en el complicado momento por el que pasan las relaciones entre los Ejecutivos de España y su otrora aliado en el norte de África, y que se exteriorizó con la grave crisis migratoria de Ceuta.

Los hechos que han derivado en este desenlace incierto se produjeron el 22 de mayo de 2020, cuando el adolescente supuestamente agredió sexualmente a una niña de 12 años con la que había coincidido en un parque. El delito que se le imputa se produjo en el jardín de una casa de la exclusiva zona residencial marbellí conocida como la Milla de Oro, donde el acusado llevó a la víctima sin que lo supiesen sus propietarios.

El reclamado por la justicia española, que entonces tenía 16 años, declaró que las relaciones habían sido consentidas y que pensaba que la chica tenía 14 años. Una defensa que desmintió la víctima y que desestimó el instructor cuando plasmó en un auto que, "en esta fase inicial de la investigación, con los datos que obran en el atestado, las declaraciones en la Fiscalía y los informes aportados, hay indicios racionales para estimar la participación a título indiciario del menor en los hechos".

La víctima desmintió al sospechoso y la Fiscalía sostuvo que había indicios de delito

La evaluación del Equipo Técnico que se entrevistó con el adolescente concluyó, entre otras cosas, que "desde hace un año inicia una espiral de comportamientos disociales, maneja dinero sin que se conozca el origen, no estudia y tampoco trabaja, consume al menos alcohol, ha tenido experiencias precoces y presenta tendencia a patrón de dominación y celos en las relaciones de pareja".

La autoridad judicial finalmente acordó la medida cautelar de seis meses de internamiento semiabierto y apoyó la propuesta de los expertos de que el menor fuese incluido en "un programa específico para menores con perfil de agresores sexuales". El joven ingresó en un centro de menores de Cádiz después de que el instructor rechazara una reclusión sin salidas al entender que el riesgo de fuga quedaba controlado.

Foto: Concentracion contra la sentencia a los acusados de la autodenominada 'manada'. Foto: Efe

Transcurrida la medida cautelar, el investigado recuperaba la libertad; y lo hacía después de que el juez emitiese un auto —con fecha 24 de noviembre del pasado año— en el que denegaba la prórroga del internamiento durante otros tres meses solicitada por la Fiscalía y la acusación particular. "Estimamos que ha decaído el riesgo inicial de fuga, puesto que la intervención que se ha llevado a cabo sobre el menor ha sido positiva, aunque no lograra aún alcanzar e interiorizar todos los objetivos", consideró el magistrado, que precisa que, a pesar de que al investigado "le hayan abierto dos expedientes disciplinarios, no desmerece los avances que se han logrado".

El juez estimó que había decaído "el riesgo de fuga" y permitió la salida del menor

Por este motivo, "está en condiciones de volver a su entorno familiar donde su hermana —que tiene sólido arraigo en Marbella— y su madre se han comprometido a ejercer un control sobre sus actividades para asegurar que esté a disposición de la justicia y prevenir el riesgo de reiteración delictiva". "Así como para que pueda llevar una vida más ordenada y alejada de la que llevaba" cuando se decretó su internamiento.

La autoridad judicial, que recuerda que el adolescente no pudo disfrutar de las salidas del centro por las restricciones de la pandemia, justifica que "la medida cautelar no puede ser una anticipación de la pena" y explica que la prórroga solicitada por el Ministerio Público y la acusación particular 'solo' se debería acordar cuando "hayan surgido nuevas circunstancias que pongan de manifiesto que el menor puede ser un riesgo para la acción de la justicia o para la denunciante".

"Con la intervención llevada a cabo se ha rebajado la posible peligrosidad que puede suponer en este momento", y la madre y la hermana del chico expresaron su "compromiso formal ante este juzgado de hacerse cargo y controlar su conducta hasta el día del juicio". Seis meses después de estas consideraciones, el juez decretaba "la búsqueda, detención y presentación ante este juzgado" del menor. Cuándo será posible es hoy en día una incógnita.

Marbella Milla de Oro Agresión sexual Niños
El redactor recomienda