Los investigadores sospechan que el detenido por la muerte de Wafaa podría ser un asesino en serie
  1. España
finalmente pasa a disposición judicial

Los investigadores sospechan que el detenido por la muerte de Wafaa podría ser un asesino en serie

Se sospecha que pudo cometer dos homicidios más, uno de ellos en grado de tentativa contra una expareja y el otro, un apuñalamiento de una mujer embarazada

placeholder Foto: Foto: Guardia Civil.
Foto: Guardia Civil.

David, alias el Tuvi, empezó a ponerse nervioso cuando supo que la UCO en colaboración con la Guardia Civil de Valencia se hacía cargo de la investigación por la desaparición de Wafaa. Su mala suerte fue que esta unidad de la Benemérita altamente especializada estaba trabajando sobre el terreno en el caso de Marta Calvo y cuando a Wafaa se le perdió la pista, el 17 de noviembre de 2019, justo diez días después de la muerte de Marta, asumieron también la investigación. Desde entonces cuenta su entorno que no ha vivido tranquilo, siempre arisco y nervioso. Dos años mirando siempre a su espalda con el convencimiento de que acabaría cayendo.

Los primeros en colocarse en la diana de los agentes tras la desaparición de la joven fueron un grupo de inmigrantes amigos de Wafaa. Sus teléfonos, y el de la chica coincidían en un mismo centro comercial días después de que se la tragara la tierra. Se les investigó a fondo durante meses, pero superada esa evidencia, no había ninguna otra pista que les implicara en el caso. La temperatura del caso se congelaba mirando ese entorno.

Foto: El detenido por la muerte de Wafaa Sebbah. Foto: Efe

Con el avance de las pesquisas, Tuvi fue desplazándose del extrarradio de la investigación al centro de todas las sospechas. El foco fue iluminándolo, sacándole de las sombras, a base de pico y pala y cientos de gestiones. Fruto del trabajo averiguaron que en 2018, a David le denunció su pareja de entonces por una agresión grave. Aquella mujer logró librarse de él y rehacer su vida. En 2020, Tuvi intentó asesinar a su nueva novia. Ella se libró de la muerte por los pelos. En ambos casos se dictaron órdenes de alejamiento que él incumplía sistemáticamente. Consta que quebrantó las medidas de protección de las víctimas en varias ocasiones. Tal era su incapacidad para aceptar que le habían dejado que en una ocasión prendió fuego al coche del nuevo novio que había conocido una de sus ex.

David es un individuo profundamente antisocial, adicto a las drogas, impulsivo y muy obsesionado con el sexo. Los investigadores sospechan que Wafaa pudo negarse a mantener relaciones sexuales con él y que esa negativa desencadenase una conducta violenta, porque Tuvi estaba obsesionado con Wafaa, lo dicen sus amigas. A estas alturas no hay pruebas que puedan determinar si hubo o no agresión sexual, pero lo que sí establece la autopsia preliminar es que murió por asfixia. Él no ha confesado que pasó aquel día. Tras la detención se encerró en el silencio, observando todo como el espectador que asiste a una obra que no va con él desde la primera fila. Solo decidió hablar para señalar sobre un mapa el lugar donde se había deshecho del cadáver de la joven. Se trataba de un pozo de una finca que sus padres vendieron después del crimen, con el cuerpo ya en el pozo. Se trata de un terreno al que ya apuntaban los investigadores de la Guardia Civil y para la que ya tenían autorizado su registro. Es decir que aunque no hubiese colaborado, habrían encontrado el cuerpo.

placeholder En este pozo estaba el cuerpo de Wafaa. (GC)
En este pozo estaba el cuerpo de Wafaa. (GC)

La UCO, en colaboración con la Guardia Civil de Valencia, resuelve así su enésimo caso, pero lo rocambolesco es que durante sus últimas pesquisas averiguaron que el Tuvi puede estar detrás de la muerte de una prostituta en Xátiva a la que encontraron salvajemente acuchillada en su cama. El caso correspondía a sus compañeros de la Policía Nacional que en un primer momento detuvieron a la pareja de la mujer asesinada. Un magistrado lo mandó a prisión provisional durante un año y tuvo que ser la Audiencia Provincial, tras un recurso de la defensa, quien lo dejara en libertad al comprobar la inconsistencia de los argumentos esgrimidos por el juez instructor.

Lo curioso es que en la escena del crimen de esta mujer apareció un calzoncillo. Ella estaba tirada en el suelo en un charco enorme de sangre, cosida literalmente a puñaladas, y cerca de sus pies estaba la prenda, que recogió científica y sacaron el ADN. Científica de Policía Nacional lo introdujo en la base de datos, pero no dio ninguna coincidencia. Los investigadores entonces centraron las pesquisas sobre la pareja de la víctima. Sin embargo, el Tuvi discreto no era y, en unas de sus farras envueltas en drogas y alcohol, le confesó su fechoría a un amigo, que habría relatado este episodio a la Guardia Civil, gracias al cual, ahora la Policía Nacional podría dar un giro a su investigación.

placeholder Foto: Guardia Civil.
Foto: Guardia Civil.

Hoy finalmente David ha pasado a disposición judicial, allí Su Señoría, titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Alzira, que ha sacado horas de noches y fines de semana, porque además de tener poco personal, también tenía muchas vacantes sin cubrir. Allí le ha tratado de tomar declaración, pero se ha negado a hablar y le ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza. Quizá allí coincida con el presunto asesino de Marta Calvo, porque en contra de lo que se ha publicado, a los investigadores no les consta ni que sean amigos ni que conocieran de antes. Lo único que tienen en común es que ambos son sospechosos de matar mujeres y que a los dos les ha puesto los grilletes la Guardia Civil.

Guardia Civil Valencia Marta Calvo UCO
El redactor recomienda