Vuelven las fiestas de verano gracias a la vacunación: habrá San Juan, ferias y Fallas
  1. España
EL CAMINO DE VUELTA A LA NORMALIDAD

Vuelven las fiestas de verano gracias a la vacunación: habrá San Juan, ferias y Fallas

Barcelona abrirá sus playas para las hogueras. Valencia ha diseñado unas Fallas veraniegas. Aunque aún condicionados por el covid, varios ayuntamientos organizan sus clásicos eventos

placeholder Foto: Falla municipal de Valencia en 2020.
Falla municipal de Valencia en 2020.

España se quedó en 2020 sin fiestas patronales que celebrar por culpa de la pandemia. No había nada que festejar, y mucho menos en masa. Pero el descenso de los contagios y, sobre todo, el avance de la vacunación permiten encarar la temporada de verano con mayor optimismo. Los pueblos y ciudades quieren devolver a sus vecinos los días de esparcimiento, aunque sea aún con restricciones y máxima prudencia. Y trabajan ya en el diseño de unos festejos cuya celebración estará, en último caso, condicionada a la situación epidemiológica y al criterio de los expertos sanitarios. Seguirá sin ser un verano normal. De hecho, algunos han renunciado por falta de tiempo.

Varios ayuntamientos han adelantado ya su intención de albergar las fiestas patronales. Las hogueras de San Juan volverán a encenderse en las playas de Barcelona dos años después, según ha confirmado este lunes el Ayuntamiento que dirige Ada Colau. Los barceloneses volverán a disfrutar este 23 de junio de la verbena más popular después de que el año pasado se decretara el cierre de los arenales para evitar aglomeraciones. El plan lo ha avanzado el teniente de alcalde de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento, Albert Batlle, en una rueda de prensa para presentar el dispositivo de seguridad en las playas para este verano.

También vuelven las Fallas a Valencia tras dos marzos consecutivos sin 'ninots' ni pirotecnia en las calles. Se celebrarán del 1 al 5 de septiembre con un programa adaptado para evitar las aglomeraciones habituales. Se respetarán varios actos emblemáticos: la 'plantà', la 'cremà' de los monumentos, la recogida de los premios y la ofrenda a la Virgen.

Foto: Quema de una falla en Valencia, en marzo de 2020. (EFE)

Galicia también ha planteado ya la posibilidad de celebrar eventos culturales al aire libre de hasta 1.000 personas de pie y de hasta 10.000 sentadas en recintos de gran tamaño. Se pactarán protocolos estrictos, como la obligación de usar mascarillas y el registro de asistentes.

En la cara opuesta de la moneda se sitúan los Sanfermines, para los que habrá que esperar otro 7 de julio más. A finales de abril el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, trasladó la decisión del Ayuntamiento. Navarra ha sido en los últimos meses una de las comunidades con peores datos de incidencia acumulada y no ha quedado margen para organizar un evento multitudinario que requiere de varios meses de previsión. "Cuando pase esta pandemia llegará el año 2022 y volveremos a disfrutar de los Sanfermines, de los encierros y llevar a hijos y nietos a los gigantes", aseguró el pasado 26 de abril Maya. Otros muchos ayuntamientos han anticipado ya que esperarán a 2022 para recuperar sus fiestas patronales.

Varios son los ayuntamientos han adelantado ya su intención de albergar las fiestas patronales

Tampoco hay demasiada esperanza en las tres capitales vascas para retomar sus semanas grandes de agosto. En San Sebastián se ha dado por perdida la Aste Nagusia por segundo año consecutivo, aunque podrían salvarse el festival de jazz, la Quincena Musical y el Festival de Cine. En Bilbao y Vitoria establecerán programaciones culturales para suplir sus fiestas grandes.

placeholder Aste Nagusia de Donostia en 2018. (EFE)
Aste Nagusia de Donostia en 2018. (EFE)

En Andalucía se ha aprobado un protocolo general que condiciona el desarrollo de verbenas, romerías y fiestas locales a cuatro niveles de incidencia pandémica: se transformará en prohibición si la situación epidemiológica alcanza el nivel 3 o 4. La Feria de Málaga, una de las más importantes del país, podría volver en agosto a sus dos escenarios habituales, el centro de la ciudad y el Real de Cortijo de Torres.

El alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, tras su suspensión durante el año más crudo de la pandemia, no quiere cerrar la puerta definitivamente a una celebración multitudinaria que genera grandes ingresos para la ciudad y cuya próxima edición ha vinculado a la extensión de la vacunación. El regidor, que ha sido cuestionado en distintas ocasiones sobre este asunto, es consciente de las dificultades de retomar un evento que congrega a cientos y cientos de miles de personas en el que puede ser muy complicado que se respeten las medidas básicas de protección. No obstante, en una de sus últimas declaraciones se mostró algo más esperanzado al incrementarse el ritmo de vacunación y la reducción de la presencia del virus.

Al encontrarse actualmente la provincia malagueña en el grado más bajo de incidencia, Antequera ha podido celebrar este pasado fin de semana su Feria de la Primavera, en la que, con limitación de aforo en las actuaciones y espacios gastronómicos, se han recuperado las tradicionales atracciones para los más pequeños.

Las casetas han sido las grandes ausentes de una cita que ha apostado por un nuevo concepto con distintos espacios para evitar las aglomeraciones y con expositores agroalimentarios. Una propuesta similar a la realizada por Adelante Málaga para la capital, donde defiende una celebración con más iniciativas culturales y eventos en los que puedan participar las familias.

Foto: Sanitarias aplauden durante la primera ola de covid en un hospital de Madrid. (Reuters)

Almería es la ciudad andaluza que toma el relevo de la malagueña en el calendario festivo. Después de acordar suspender, por segundo año consecutivo, la fiesta de San Juan, el consistorio ha informado de que, de momento, mantiene del 21 al 28 de agosto la feria en honor de la Virgen del Mar.

Como en otros puntos que han comenzado a recuperar este tipo de eventos, su concepción será distinta al pasado y "solo se autorizarán aquellas actividades en las que se pueda garantizar el cumplimiento escrupuloso de las normas sanitarias", informó a mediados de mayo el Ayuntamiento.

Días antes, era el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, quien avanzaba que este año tampoco habría Fiestas Colombinas porque "sería una auténtica irresponsabilidad permitir la concentración de miles de personas en un espacio acotado" como el recinto ferial. "Tendría que ser que de hoy para mañana el mundo entero se abra", para cambiar de postura. El regidor, no obstante, manifestó que se estudiaría una programación alternativa, cultural, en la que primará la "prudencia".

placeholder Celebración de La Paloma en 2018, en Madrid. (EFE)
Celebración de La Paloma en 2018, en Madrid. (EFE)

Manacor, en las islas Baleares, retomaba este pasado fin de semana las ferias y fiestas de Primavera con un pregón al que asistió medio millar de personas. “Aún todo es diferente de como estábamos acostumbrados, pero solo el hecho de que nos hayamos podido encontrar hoy aquí ya es motivo de una profunda alegría”, manifestó a los presentes el alcalde del municipio, Miquel Oliver, que añadió que, “poco a poco y con sensatez, podemos empezar a volver a celebrar”.

En la Comunidad de Madrid, los ayuntamientos están a la espera de ver cómo evolucionan los contagios para tomar decisiones. En la capital están en juego los festejos de La Paloma, San Lorenzo y San Cayetano en agosto. En mayo tuvieron lugar algunos conciertos por el Dos de Mayo y San Isidro. Además, volvieron los toros a la Plaza de Las Ventas en Madrid. La Comunidad de Madrid permitirá, a partir de esta semana, abrir la hostelería hasta la 1 de la mañana y ampliará el número de comensales, de cuatro a seis en el interior y de seis a ocho en el exterior.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Fiestas Málaga Ada Colau Las Ventas Pandemia
El redactor recomienda