Abascal cancela su mitin en Ceuta tras llamar a la movilización pese a estar prohibido
  1. España
PROTESTAS FRENTE A SU HOTEL

Abascal cancela su mitin en Ceuta tras llamar a la movilización pese a estar prohibido

El Tribunal Superior de Justicia había mantenido la prohibición dictada por Delegación, al no haber acudido la representación de Vox a la comparecencia convocada tras su recurso

Foto: Santiago Abascal, en un acto en Sevilla, ayer. (EFE)
Santiago Abascal, en un acto en Sevilla, ayer. (EFE)

Santiago Abascal ha optado finalmente por cancelar su mitin previsto en Ceuta, después de haber instado a sus seguidores a movilizarse durante todo el lunes, a sabiendas de que no estaba permitido ni por la Delegación del Gobierno ni por la Justicia. El líder de Vox, que regresó a la ciudad autónoma para mantener su ofensiva contra la inmigración ilegal y el Gobierno central, ha decidido suspender el acto después de que el Tribunal Superior de Andalucía (TSJA) avalase la decisión de la Delegación, que prohibía la concentración. En un primer momento, la formación había amagado con seguir adelante con sus planes, pero a poco menos de dos horas del inicio del evento, programado para las ocho de la tarde, han comunicado que desistían.

Si en un primer momento se habían mostrado convencidos de que el plan sería el previsto, desoyendo la prohibición, Vox ha reculado y ha rebajado la convocatoria a un mero 'canutazo' (declaraciones del líder de la formación ante los medios de comunicación). Tras pasar el día reiterando la convocatoria inicial, han dado un volantazo en el último momento, evitando así las posibles sanciones por no cumplir con el pronunciamiento de las autoridades.

Con veinte minutos de retraso, y ante la presencia de contramanifestantes en el exterior, Abascal ofreció las declaraciones dentro del propio hotel en el que se hospedaba, acusando a la Delegación del Gobierno de coartar sus derechos. "El Gobierno de Sánchez, con la complicidad del PP, perpetra un ataque directo a las libertades de los españoles de Ceuta. Impide nuestra manifestación y al mismo tiempo, permite que 350 fanáticos (gritando 'Sánchez presidente' y 'Allahu akbar') boicoteen nuestra declaración de prensa", aseguró también en su perfil de Twitter.

Foto: El presidente de Vox, Santiago Abascal. (EFE)

Las declaraciones llegaron después de una tensa jornada en la que varios agentes de la Policía Nacional tuvieron incluso que impedir el acceso a un grupo de ceutíes musulmanes al Parador de la localidad, donde se hospedaba el dirigente de Vox y parte de su equipo, a la espera de la concentración finalmente cancelada. Según confirmó la Delegación, varios agentes tuvieron que personarse en los accesos al establecimiento para evitar que un grupo de manifestantes —algunos de ellos llegaron a encararse con los policías y con miembros de la organización del partido— entrasen en el recinto pasado el mediodía.

Tras esto, ya durante la tarde, decenas de personas volvieron a movilizarse de nuevo frente al Parador en el que se encontraba Abascal, al que tildaron de "racista" y "fascista". Agentes del orden se han mantenido en la zona durante toda la jornada. "Yo soy español, español, español", fue otra de las consignas coreadas por los presentes; en su mayoría, musulmanes residentes en Ceuta.

La tensión fue aumentando a lo largo de la tarde. A las 21:30 horas, un grupo de unas 50 personas volvió a intentar acceder por la fuerza al hotel, lo que fue, de nuevo, impedido por la Policía Nacional.

Los enfrentamientos han continuado posteriormente en la Plaza de África —situada frente al Parador—, después de que la Policía optara por efectuar varias cargas para disolver a los concentrados. Estas personas han lanzado piedras contra los agentes y han provocado desperfectos en el mobiliario urbano de la ciudad.

Igualmente, han roto las lunas de varios vehículos patrulla —una de ellas a patadas—, mientras la Policía intervenía para detener a una de estas personas, justo antes de que lanzara una piedra contra ellos.

Numerosos daños materiales

El Parador La Muralla también ha sufrido daños materiales, ya que los manifestantes han roto la puerta de entrada al aparcamiento. La Policía han solicitado las cámaras de seguridad del hotel con la intención de identificar a las personas que han intentado acceder por el garaje y lanzado huevos y palos contra los agentes. Los concentrados han empezado a disolverse sobre las 22:10, sin que tenga constancia de que se hayan producido heridos. Hasta medianoche, al menos una persona había sido detenida por estos incidentes.

La Delegación del Gobierno alegó —en base a informes policiales, que alertaban de riesgos potenciales si el mitin coincidía con las protestas— problemas de seguridad. La resolución del TSJA ratificando ese veto llegaba, precisamente, minutos después del primer altercado en la entrada del Parador, y se producía al no haber acudido la representación de Vox a la comparecencia convocada tras su recurso.

Este domingo, en Sevilla, en un discurso pronunciando ante el Palacio de San Telmo, sede del Ejecutivo andaluz —Gobierno bipartito de PP y Ciudadanos, al que Vox se negará a seguir apoyando si la Junta acoge, como ya se ha comprometido, a 13 menores migrantes llegados a Ceuta durante la semana pasada—, Abascal ya había lamentado que se "prohibiera un acto político", en una acción "sin precedentes", pero mantuvo su desafío: "No ha nacido un delegado del Gobierno ni un cargo político capaz de impedir a los españoles hablar en su propia tierra, a la vez que permiten que las fronteras sean un coladero".

En la capital hispalense, el presidente de la formación acusó a "los quintacolumnistas de Mohammed VI", rey de Marruecos, de intentar vetarles, una expresión empleada ya en los días previos. Estos términos empleados por Abascal no sentaron bien entre los ceutíes musulmanes, que reaccionaron en su contra desde la mediodía del lunes.

Todos los grupos, en contra

En una declaración de los portavoces de los grupos de la asamblea ceutí, hecha pública durante la mañana del lunes, todos los partidos salvo Vox han recomendado "abstenerse de participar y convocar actos públicos, manifestaciones o concentraciones, que por su propia naturaleza distraigan a los Cuerpos de Seguridad de su prioritario cometido de preservar la seguridad y tranquilidad de los ceutíes, y que además puedan contribuir a una innecesaria y preocupante excitación de la población en general".

Paradores de Turismo Hoteles Religión
El redactor recomienda