El último lío del expeluquero de Aznar: pide 10M€ por un campo de golf fantasma
  1. España
EL AYUNTAMIENTO: "NO HAY TRÁMITES PENDIENTES"

El último lío del expeluquero de Aznar: pide 10M€ por un campo de golf fantasma

Dieciséis años después, el consistorio aún no ha comenzado a levantar la instalación de la escuela municipal cuya gestión ganó el estilista en concurso público en 2005

placeholder Foto: Jesús Sepúlveda era el alcalde de Pozuelo cuando en 2005 Pedro Romero ganó la adjudicación de la gestión de la escuela de golf. (EFE)
Jesús Sepúlveda era el alcalde de Pozuelo cuando en 2005 Pedro Romero ganó la adjudicación de la gestión de la escuela de golf. (EFE)

El que fuera peluquero de José María Aznar durante los años en que el líder del Partido Popular ocupó la Moncloa, Pedro Romero, ha emprendido una lucha a cara de perro contra el Ayuntamiento de Pozuelo. El estilista demanda más de 10 millones de euros al consistorio por la demora en la construcción del campo de golf que la Administración municipal adjudicó en 2004 a su mercantil —Play Golf Gestión— y que aún no ha sido edificado. En la reclamación patrimonial, fechada a finales de 2019, Romero se quejaba por los "absolutamente excesivos e injustificados retrasos" que sufre el proyecto, cuyo contrato fue firmado el 29 de marzo de 2005 y sobre el que el adjudicatario aún no tiene noticia alguna. "Hasta la fecha, no se ha aprobado ni el inicio de las obras", protestaba el adjudicatario, que calificaba de "sorprendentes y peregrinos" los motivos por los que aún no ha comenzado la construcción, aunque no los mencionaba en su escrito.

Romero subrayaba que, antes de la demanda que acaba de presentar, interpuso anteriores reclamaciones, que sin embargo no han sido "siquiera" contestadas por la Administración interpelada. "Play Golf Gestión viene sufriendo todo tipo de perjuicios" como consecuencia de esta demora, sostenía el demandante, que calificaba como "injustificado" el retraso y lo atribuía a "un anormal funcionamiento" del consistorio. "Sin duda no puede calificarse de normal un plazo superior a 14 años para iniciar unas obras de urbanización", justificaba Romero, que entendía que el ayuntamiento tiene una "responsabilidad" por esta dilación, como contempla a su juicio la Ley de Administraciones Públicas y la Ley del Sector Público.

Foto: Sala de prensa de la Audiencia Nacional durante la declaración de Francisco Correa por la Gürtel en 2017. (EFE)

El expeluquero de Aznar argumentaba que su mercantil ha "sufrido daños y perjuicios" que aumentan "día a día como consecuencia de la absoluta dejadez del ayuntamiento en el cumplimiento de sus más elementales obligaciones" y que, según su criterio, rondan los diez millones de euros. En concreto, reclamaba 4,1 millones por los "costes" en los que su sociedad ha incurrido desde que se firmó el contrato en 2005, otros 1,5 millones de euros por el beneficio dejado de percibir por su sociedad y 4,3 millones más del "lucro cesante total que sufriría (Play Golf Gestión) en caso de no ejercitarse el contrato". Romero, además, planteaba su demanda como un ultimátum y amenazaba con recurrir a la vía judicial en el caso de que el consistorio siga sin responderle en dos meses. Transcurrido este tiempo, efectivamente el consistorio siguió sin responder, con lo que el demandante cumplió su advertencia y recurrió a la justicia ordinaria para reivindicar lo que considera que es suyo. El procedimiento se encuentra en estos momentos abierto en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo 12 de Madrid.

Desde el consistorio explican a El Confidencial que "la tramitación del desarrollo se ha visto afectada" una serie de cuestiones que han provocado que este "se dilate en el tiempo". En concreto, detallan que desde que el 19 de mayo de 2004 aprobaron los pliegos y el expediente de contratación hasta la "formalización del contrato" el 29 de marzo de 2005 todo fue bien. Luego tuvo que pasar más de un año hasta que el ayuntamiento aprobó el plan parcial que contemplaba la construcción de la instalación, como admite el propio consistorio, que no concreta por qué transcurrió este tiempo ni qué pasó durante los cuatro años siguientes, hasta que la Comunidad de Madrid soterró la glorieta en la que confluyen las carreteras M-503 y M-508. Aquella obra, aseguran desde la Administración local, no estaba prevista y "ocasionó una modificación de la topografía del entorno".

Luego, prosiguen, detectaron "un error de delimitación (...) en los documentos del plan general" que provocó más retrasos. El director general de Urbanismo indicó el 12 de mayo de 2010 que para "subsanar ese error lo correcto sería tramitar una modificación puntual del plan general", recuerdan. Con el fin de "reajustar la delimitación" del área donde estaba previsto que se construyera el campo de golf, añaden, se modificó el PGOU el 24 de noviembre de 2011, reforma que se publicó en el BOCM el 19 de febrero de 2013. Cinco años después, el 18 de mayo de 2018, "los promotores de la actuación presentaron memoria en materia de género, diversidad y accesibilidad así como de impacto normativo". Y tres años más tarde, el 18 de febrero de 2021, la Gerencia de Urbanismo del ayuntamiento pidió informes a la Dirección General de Medio Ambiente, a la Confederación Hidrográfica del Tajo, a la Dirección General de Infraestructuras, a la Universidad Complutense, a la Dirección General de Carreteras, al Ministerio de Industria, a la Dirección General de Patrimonio. "El Ayuntamiento de Pozuelo no tiene pendiente en la actualidad ningún trámite urbanístico, ya que nos encontramos a la espera de que se emitan por parte de los organismos sectoriales los informes solicitados", aseguran desde el consistorio.

"Mi buen amigo Jesús"

Romero ganó la adjudicación del concurso —que proyectaba la instalación deportiva entre el Campus Universitario de Somosaguas y la calle Vía de las Dos Castillas— durante la época en que Jesús Sepúlveda, condenado por la Audiencia Nacional en mayo de 2018 a 14 años de prisión por su vinculación con la trama Gürtel, ejercía como alcalde de Pozuelo. Sepúlveda dimitió cuatro años después de que Romero fuera el adjudicatario de la escuela municipal de golf, cuando el nombre del regidor se hizo público por su relación con los cabecillas de la red de corrupción política. En 2007, dos años después de esa polémica adjudicación y dos antes de que Sepúlveda dimitiera, Aznar intervino en una comparecencia pública junto al entonces alcalde de Pozuelo, al que llamó su "buen amigo Jesús", según reflejó entonces Diario de Pozuelo, y cuya gestión alabó.

El exestilista ganó la adjudicación de la escuela municipal de golf para explotar el complejo durante 50 años. El hecho de que hubiera sido peluquero de Aznar, sin embargo, no influyó en la concesión, según dijo expresamente entonces Gonzalo Aguado, que por aquella época era concejal de Urbanismo, departamento contra el que se dirige el escrito de Romero, y que más tarde sustituiría a Sepúlveda como alcalde hasta junio de 2011. "El procedimiento se hizo con todas las garantías", aseguró Aguado. "Se ha otorgado a la sociedad que ha presentado la mejor oferta, de acuerdo con las exigencias del pliego de condiciones", añadió el concejal, que admitió que en un primer momento "se interesaron muchas empresas", pero que "la envergadura de la inversión hizo que finalmente presentaran proyectos cuatro". "Play Golf Gestión fue la que más puntos acumuló", sentenció el edil, que detalló que conforme al contrato la mercantil adjudicataria abonaría 20.000 euros en concepto de canon durante los primeros 17 años de concesión, cantidad que iría progresivamente aumentando.

Foto: Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo de Alarcón. (EFE)

El peluquero de Aznar también se vio involucrado en una de las piezas del caso Erial, que investiga el Juzgado de Instrucción 8 de Valencia, que mantiene imputado al expresidente de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana por su implicación en irregularidades relacionadas con las ITV y el Plan Eólico. Según contó Europa Press el pasado julio, el estilista, que también cortaba el pelo al exjefe del Gobierno autonómico, mantuvo cargos en sociedades con las que podría haber blanqueado capitales procedentes de la presunta organización criminal. La Guardia Civil aseguraba en sus informes que Romero podría haber sido titular de participaciones societarias de entidades que fueron adjudicatarias de concursos públicos y que a través de su empresa podría haber difuminado la verdadera titularidad de algunos bienes y fondos.

Los investigadores de la Unidad Central Operativa del instituto armado sostienen su línea de investigación con base en las agendas personales de Zaplana, en las intervenciones telefónicas y en otra documentación intervenida en sus registros. Los agentes concluyeron que existía una "relación personal" entre el expresidente de la Generalitat y su peluquero, dado que en la agenda del dirigente popular había anotaciones "múltiples" que se referían al profesional como "Pedro (peluquero)" o "pelarme". Romero, sin embargo, negó cualquier vinculación con la red o con entramado societario alguno y explicó que Zaplana había sido simplemente su cliente durante cinco años.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
José María Aznar Partido Popular (PP) Pozuelo de Alarcón Campos de golf
El redactor recomienda