El PSOE lleva a los tribunales el cartel de Vox por incitar al odio con mensajes racistas
  1. España
Polémica por un cartel electoral

El PSOE lleva a los tribunales el cartel de Vox por incitar al odio con mensajes racistas

El Gobierno arremete contra Vox por alentar campañas de odio y Ayuso denuncia discriminación: "No lo comparto. Estamos obligados a integrarlos"

placeholder Foto: El estado de alarma y la subida de impuestos centran la sesión de control al Gobierno.
El estado de alarma y la subida de impuestos centran la sesión de control al Gobierno.

El PSOE ha llevado a los tribunales el polémico cartel de Vox de su campaña para las elecciones de Madrid por considerar que incita al odio contra los menores extranjeros no acompañados. "Se trata de un mensaje de odio y racismo, basado en el origen y en la religión. No sólo invita al racismo y la xenofobia, sino que lo concreta en la islamofobia y, especialmente, en los menores extranjeros no acompañados, los más vulnerables de todos", recoge la denuncia a la que ha tenido acceso este diario. Los socialistas mueven ficha después de que la Fiscalía anunciara ayer que investiga si el contenido de dicha pancarta, colgada en la estación de Cercanías de Sol, puede constituir un delito de odio.

El texto de la denuncia presentada en el juzgado de instrucción sostiene que el mensaje conjunto expresado en el cartel colocado en el Metro crearía "un claro paralelismo entre la inseguridad, la delincuencia, y los menores extranjeros (y mayores), especialmente los de religión musulmana, y una contraposición con la pobreza de algunos españoles por el gasto en los extranjeros". Además de la incitación al odio, la denuncia recoge que también se podría estar cometiendo un delito electoral por "infringir las normas legales en materia de carteles electorales y espacios reservados de los mismos, así como las normas relativas a las reuniones y otros actos públicos de propaganda electoral".

La candidatura de Unidas Podemos, por su parte, ha registrado este miércoles una reclamación ante la Junta Electoral Provincial de Madrid para que “urgentemente” tome medidas en relación a la campaña de Vox por su “marcado carácter discriminatorio y xenófobo contra el colectivo de las personas menores inmigrantes no acompañadas, incitando al odio y a la violencia contra el referido colectivo”. En dicho escrito se reclama “la inmediata retirada de la publicidad electoral coincidente con el cartel denunciado". Los morados completan su reclamación solicitando a la Junta Electoral que “proceda al traslado de las actuaciones a la Fiscalía correspondiente a los efectos de iniciar acciones penales con motivo de los graves hechos denunciados”.

El Gobierno ha salido este miércoles en tromba contra Vox. El portavoz del partido de ultraderecha, Iván Espinosa de los Monteros, ha defendido en la sesión de control al Gobierno el cartel electoral en el que comparan las ayudas para este colectivo con las pensiones de la tercera edad. "Sí hay dinero para mantener a los menores no acompañados", ha reprochado el dirigente de Vox, al tiempo que ha criticado que "las ayudas no llegan ni a las familias ni a las empresas".

La vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, ha tildado de "falacia" esa comparación, que cubre las paredes de la estación de Cercanías en la Puerta del Sol. La Fiscalía de Madrid investiga si puede ser constitutivo de un delito de odio. "Lo suyo es odio, literalmente. Lo que han hecho con esos carteles, señalando a menores que vienen al país en situaciones terribles, sin familia y habiendo sido objeto muchos de ellos de delitos graves durante su tránsito, se llama inhumanidad y odio, y no debería caber en democracia", ha denunciado Calvo en la Cámara Baja.

También la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afeado la actitud de Vox en esta cuestión, que no comparte. "Estoy en contra del cartel sobre los menas", ha afirmado en una entrevista esta mañana en la Cadena SER. Ayuso ha defendido que el contenido "no es cierto" y ha criticado la discriminación por origen. "Estamos obligados a integrarlos y a darles la oportunidad de integrarse. Una persona que no está integrada, da igual que haya nacido en Fez que en Boadilla del Monte, puede ser un problema para sí mismo y para los demás", ha declarado desmarcándose de Vox, a quien podría necesitar para formar Gobierno en la Comunidad de Madrid.

Foto: La candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio (i), y el presidente del partido, Santiago Abascal (d). (EFE)

La número dos del Gobierno ha censurado que los derechos humanos se conviertan en un discurso contable. "Si no lo ve, lo debería pensar", concluyó para poner en valor la "compasión, solidaridad y capacidad para entender los problemas del siglo XXI" de la mayoría de españoles.

No fue la única ministra que condenó la polémica campaña de Vox. La vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, a quien también interpeló el portavoz del partido de ultraderecha, tildó su discurso de "repugnante", además de "machista, racista y homófobo". Como contrapunto señaló "la España que madruga" a quien dibujó como "dispuesta a trabajar por un país mejor".

La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, retomó la posición marcada por sus compañeras de Gobierno para insistir en que "no cabe el odio ni cabe el racismo ni la vulneración de los derechos humanos". Cuestiones que, dijo, "representan lo peor de ustedes mismos". El titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, alertó también en respuesta a un diputado de Vox que "vamos a seguir defendiendo a los vulnerables" y que desde su departamento estarán "ojo avizor para que esos menores no acompañados no sean de modo alguno señalados".

El polémico cartel que se ha hecho viral ha sido colocado en la estación de Renfe de Sol. En él se compara el coste mensual de los menores extranjeros no acompañados ("Un mena: 4.700 euros al mes"), con la pensión que reciben los mayores ("Tu abuela: 426 euros de pensión/mes").

Foto: Dos jóvenes fotografían un cartel de denuncia pegado a la campaña electoral de Vox contra los menas (Sergio Beleña)

Las ministras de Igualdad y Derechos Sociales, Irene Montero e Ione Belarra, respectivamente, han anunciado que sus departamentos informarán a la Fiscalía de posibles delitos de odio que vulnerarían los derechos humanos de la infancia. Concretamente, según ha podido saber este diario, se presentará un escrito de la Dirección General de Igualdad de Trato y Diversidad Étnico-racial (Igualdad) y de la Dirección General de Infancia (Derechos Sociales).

Vox ha defendido en el Congreso su campaña para las elecciones a la Comunidad de Madrid que ha provocado la apertura de diligencias de investigación en la Fiscalía por si fuera constitutivo de un delito de odio. El cartel electoral en el que compara las ayudas para los menores no acompañados con las pensiones de la tercera edad. El portavoz de la formación de ultraderecha, Iván Espinosa de los Monteros, ha aprovechado sus preguntas al Gobierno en la sesión de control en el Congreso para defender su estrategia de colocar a los menores no acompañados en su punto de mira por el supuesto coste económico que acarrearían a las arcas públicas.

Derechos humanos