Los empresarios fuerzan a Interior a limar asperezas con los Mossos
  1. España
quinta noche de protestas

Los empresarios fuerzan a Interior a limar asperezas con los Mossos

La Consejería y los sindicatos de los Mossos d'Esquadra han rebajado la tensión en una reunión que han mantenido este domingo, tras una semana de roces por las manifestaciones en Barcelona

placeholder Foto: Mossos d´Esquadra en la puerta de la Borsa de Barcelona. (EFE)
Mossos d´Esquadra en la puerta de la Borsa de Barcelona. (EFE)

La Consejería de Interior y los sindicatos de los Mossos d'Esquadra han rebajado la tensión en una reunión que han mantenido este domingo, tras una semana de roces por las manifestaciones en Barcelona, que han llevado al empresariado a decir "basta" y exigir a Govern y Ayuntamiento el fin de los disturbios. Un total de 102 personas han sido detenidas, de las que hasta el momento solo una ha ingresado en prisión, y 82 mossos han resultado heridos, casi todos de carácter leve, en las cinco noches de disturbios vividas en Cataluña tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.

De los 102 detenidos, 70 son mayores de edad y 32 menores, que han quedado a disposición de la Fiscalía correspondiente, según los datos de la policía catalana. En los incidentes de Barcelona resultaron heridos cinco agentes de los Mossos d'Esquadra y, según el Ayuntamiento de Barcelona, un total de 724 contenedores han quedado abrasados o inutilizados desde el pasado martes. El consistorio ha cuantificado los años en 129.450 euros en total.

placeholder Manifestantes en Barcelona. (Reuters)
Manifestantes en Barcelona. (Reuters)

La reunión, que ha comenzado a las 11.00 horas en la sede de la Consejería de Interior y ha durado algo más de dos horas, ha tenido lugar después de que los sindicatos de Mossos d'Esquadra hayan advertido a lo largo de la semana de la "gran crispación" que vive el cuerpo tras las críticas que ha recibido por sus actuaciones en las protestas. Los sindicatos han celebrado que Sàmper "se haya disculpado" por sus palabras sobre los Mossos d'Esquadra y el modelo de orden público, que se han "malinterpretado", han dicho.

En declaraciones a la prensa al finalizar la reunión, el secretario general de SAP-FEPOL, Pere García, ha explicado que los representantes sindicales le han trasladado el "estado de crispación que viene sufriendo el cuerpo" como consecuencia del "abandono de parte del sector político", al que acusan de haber dejado que "una mínima minoría del Parlament" lleve "el debate político sobre cuál tiene que ser el modelo de orden público" de la policía catalana.

Durante la mañana, la patronal Foment del Treball y la mayoría de asociaciones empresariales de Cataluña han dicho "basta" a los altercados de los últimos días y han pedido al Govern y al Ayuntamiento de Barcelona que abandonen su actitud "irresponsable", condenen la violencia y expliciten su apoyo a los cuerpos de seguridad.

Organizaciones empresariales que suman el 23 por ciento del PIB catalán y ofrecen trabajo a unas 450.000 personas han celebrado un acto conjunto durante el que el presidente de la patronal Foment, Josep Sánchez Llibre, ha leído un comunicado. En el texto, que suscriben asociaciones del comercio, turismo, hostelería y restauración, lamentan que la Generalitat no haya condenado aún la violencia y que la alcaldesa, Ada Colau, no lo hiciera hasta la medianoche del viernes.

"Nos dirigimos al Govern de la Generalitat, al Ayuntamiento y a los irresponsables que promueven estas protestas y se lavan las manos", por el "daño" que esta situación ha ocasionado a bienes y a la imagen de Barcelona para atraer inversiones. "Hasta aquí", ha remachado Sánchez Llibre.

Foto: Detención de Pablo Hasél. (EFE)

Grupos de encapuchados que participaron en la manifestación en la Ciudad Condal para reclamar la libertad de Pablo Hasél saquearon comercios del Paseo de Gracia, han roto con piedras cristales del Palau de la Música y han hecho una fogata, con material de los comercios vecinos, en la puerta de la Bolsa. La protesta comenzó en la Plaça de la Universitat, donde la Guardia Urbana ha calculado que sobre las 19:00 horas había unas 6.000 personas concentradas, y empezó a discurrir por diferentes calles del centro de Barcelona, como la Ronda Universidad, la plaza Catalunya o la Via Laietana.

Poco después, un grupo de manifestantes se desplazó hasta el Paseo de Gracia, donde han destrozado los escaparates de algunas tiendas, como Nike, Tous o Desigual, y saquearon las tiendas, llevándose material de su interior.

Un numeroso grupo de encapuchados se desmarcó de la manifestación, que ha reunido esta tarde a unas 6.000 personas en el centro de la ciudad, y subió por el Paseo de Gracia en dirección a la Diagonal causando importantes destrozos en las tiendas de este céntrico eje comercial. Golpeando los vidrios con barras de hierro, piedras y otros objetos contundentes, los manifestantes lograron romper los escaparates de tiendas como Nike, Desigual, Tous, Versace, La Perla, Max&Co, Hermes o Kenzo, y han saqueado muchas de ellas.

Los destrozos se produjeron a lo largo de todo el Paseo de Gracia, que transcurre desde la plaza de Cataluña hasta la Diagonal, donde los encapuchados han formado también varias barricadas quemando contenedores y mobiliario urbano.

placeholder Varios encapuchados entran en un comercio de Barcelona tras la manifestación. (EFE)
Varios encapuchados entran en un comercio de Barcelona tras la manifestación. (EFE)

Otras personas prendieron fuego justo delante de la entrada del edificio de la Bolsa de Barcelona, aunque las llamas no afectaron al interior del inmueble y fueron apagadas poco después por los Bomberos. En otro punto del centro de la ciudad, otros encapuchados lanzaron piedras de un contenedor de obras contra los cristales del edificio modernista del Palau de la Música.

La confluencia de diversos grupos obligó a la Guardia Urbana a cortar algunas calles y el Ayuntamiento de Barcelona reitró los contenedores de basuras en algunas vías del centro para evitar que sean utilizados de nuevo como barricadas por los manifestantes, que protestan desde hace cinco días.

En el centro de Madrid se han concentrado también esta tarde más de un centenar de personas, por segunda vez esta semana, para apoyar al rapero, en medio de un dispositivo policial destinado a impedir que se repitan los disturbios del miércoles pasado. No obstante, cinco jóvenes han sido detenidos por intentar quemar un contenedor en la calle Trujillos cuando ya había concluido el dispositivo policial.

Quema de contenedores en Granada

La protesta contra la "represión y la impunidad policial" celebrada este sábado en Granada se ha saldado finalmente con dos jóvenes detenidos, de 19 y 20 años, por desórdenes públicos, la quema de siete contenedores y desperfectos en el mobiliario urbano de varias calles de la ciudad. En declaraciones facilitadas a los medios, el alcalde Luis Salvador (Cs) ha felicitado a la Policía Nacional y a la Local al considerar que su intervención "evitó males mayores" gracias al fuerte dispositivo montado a raíz de la convocatoria que circulaba en "foros de antisistema para prender fuego al centro".

El regidor ha detallado que han sido siete los contenedores quemados en distintos puntos de la capital granadina como Plaza Nueva, Puerta Real, Recogidas, Puentezuelas y Pintor Velázquez. "Tenemos que ser duros e inflexibles en la aplicación de la ley a estos vándalos que lo único que buscan es cualquier excusa para sembrar odio, violencia y destruir nuestra ciudad", ha recalcado.

placeholder Contenedores ardiendo en Granada tras los disturbios por la libertad de Hasél. (EFE)
Contenedores ardiendo en Granada tras los disturbios por la libertad de Hasél. (EFE)

La protesta fue convocada a través de redes sociales contra "la represión y la impunidad policial" y también en solidaridad con Linares (Jaén) tras la agresión de dos agentes a un hombre y a su hija de 14 años. Esta movilización se ha iniciado sobre las 19:00 horas en la céntrica plaza Nueva, a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, donde los concentrados también ha gritado consignas contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.

En ese lugar han prendido una papelera y un contenedor soterrado, cuyo fuego ha sido sofocado por efectivos de bomberos, momento antes de que los manifestantes hayan iniciado una marcha y se hayan repartido por distintas calles del centro de la capital granadina.

Carga policial en Pamplona

La Policía Nacional ha cargado en Pamplona contra participantes de una manifestación para pedir la liberación del rapero. Algunos de los manifestantes, ha informado a Efe la Policía Nacional, han comenzado a insultar a los agentes y a lanzarles objetos, lo que ha provocado varias cargas de los antidisturbios. Asimismo, se ha quemado algún contenedor de basuras. Dos personas han sido detenidas y tres policías han resultado heridos leves en la noche de este sábado en la capital navarra.

La manifestación, en la que según la Delegación del Gobierno han participado unas 800 personas, ha sido convocada por Gazte Koordinadora Sozialista y ha partido a las 20:00 horas de la plaza de Recoletas de Pamplona precedida con una pancarta con el lema "Pablo Hasel Askatu" (Libertad para Pablo Hasel).

En Santander, unos 150 jóvenes han pedido esta tarde la libertad del músico en una concentración pacífica y sin incidentes. Pablo Hasél fue detenido el pasado día 16 en el rectorado de la Universidad de Lérida, donde se había parapetado junto a un grupo de seguidores e ingresó en la prisión de Ponent en esa misma localidad, condenado a 9 meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

Además de la sentencia que ha motivado su ingreso en la cárcel, Hasél acumula otras condenas: la primera, de dos años, por enaltecer en sus canciones el terrorismo de ETA, los Grapo, Terra Lliure o Al Qaeda, de 2014, aunque la Audiencia Nacional decidió en 2019 dejarla en suspenso. Tiene otras dos condenas más firmes dictadas en 2018 por allanamiento de local y resistencia y desobediencia a la autoridad y otra pendiente de recurso por agredir a un cámara de TV3.

Durante su estancia en prisión, la Audiencia de Lérida ha confirmado otra condena de dos años y medio por amenazar a un testigo en un juicio contra un guardia urbano de Lleida. Sin embargo, su ingreso en prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona ha cosechado la condena de organismos como Amnistía Internacional y numerosos artistas y entidades han reclamado la liberación del rapero, lo que ha dado pie a un amplio debate sobre los límites de la libertad de expresión.

Mossos d'Esquadra Terrorismo Manifestación Pablo Hasél
El redactor recomienda