Abascal supera con el 14-F el golpe de la moción y se lanza para ser alternativa a Sánchez
  1. España
EL RUMBO DE LA DERECHA

Abascal supera con el 14-F el golpe de la moción y se lanza para ser alternativa a Sánchez

Las consecuencias de las elecciones catalanas en las disputas abiertas en la derecha nacional están aún por conocerse. Vox sale como el gran ganador en plena reorganización del espectro

Foto: Santiago Abascal. (Reuters)
Santiago Abascal. (Reuters)

El 14-F tendrá efecto no solo por la formación de un nuevo Govern, sino por el golpe que supone en la batalla dentro de la derecha en España. Los pésimos resultados de Cs y PP engrandecieron los de Vox, que entró en el Parlament con más escaños que sus dos competidores juntos y que encara la reorganización dentro del espectro desde una posición muy ventajosa. Santiago Abascal ve reafirmada la línea seguida tras la ruptura de Pablo Casado en la moción de censura, y en el partido creen que es el momento de ir un paso más allá para consolidarse como alternativa en la derecha con Cataluña como filón.

La abrupta voladura de los puentes protagonizada por Casado dejó descolocado en un primer momento a Abascal. En Génova, advirtieron de que era un camino de no retorno y Vox se lanzó a afear a los populares que estaban decepcionando a una gran parte de su electorado y que las urnas los penalizarían. Aunque públicamente los partidos expresaban con vehemencia sus argumentos, lo cierto es que las estrategias no se habían puesto a prueba, hasta este domingo.

En ese primer examen que eran las catalanas, la formación lo ha superado con nota ante la incapacidad de naranjas y populares de activar a sus bases, despejando cualquier posible duda táctica.

Foto: Imagen: El Confidencial Diseño

En el seno del partido, creen que pese a que el PP es su competidor natural, ya que comparten buena parte del electorado, la mejor opción para comerles la tostada es evitar dentro de lo posible los ataques a los populares y centrarse en la izquierda y el independentismo como los rivales de sus políticas. Entienden que buena parte de sus electores apoyaron en otro tiempo a los populares y que una confrontación focalizada en ellos podría perjudicarles electoralmente. Fuentes de Vox argumentan que es la táctica que han empleado en las catalanas, "mientras que otros partidos aún están buscando cuál es su rival".

El papel que las urnas han dado a Ignacio Garriga en el Parlament también apunta a convertirse en un elemento clave en la estrategia de Abascal, que desde su irrupción en 2018 ha tenido su rechazo al secesionismo como una de sus banderas clave. En la formación, confían en que el protagonismo que tendrán en la Cámara catalana como la primera fuerza de la derecha nacional les ayudará a caminar hacia un escenario en el que puedan disputar el liderazgo dentro de la derecha nacional al PP, especialmente por la proyección mediática del Parlament.

Vox se proclama líder de la oposición tras sus buenos resultados en Cataluña

Garriga apunta a ser el principal líder autonómico de Vox en los próximos tiempos, y por ello encomiendan a su figura este rol de ariete, fundamental para seguir luchando por los electores que aún prefieren a los populares. Por todos estos elementos, ven el momento actual como clave para dar un paso adelante en la batalla por ser el principal actor de la oposición al Gobierno de Pedro Sánchez. "Miles de catalanes han elegido a Vox como líder de la oposición a Sánchez y al separatismo", afirman fuentes del partido, en línea con las palabras de Abascal de los últimos días.

Garriga, como ariete

En Vox, son conscientes de que tras el 14-F podrían venir casi dos años sin elecciones (las siguientes serían las andaluzas, a finales de 2022) y que tener como último ejemplo el caso de las catalanas, donde se han elevado muy por encima de sus rivales directos, puede jugar a su favor, a pesar de las limitaciones que presenta una formación que lleva dos años en instituciones del país.

Los resultados amenazan con ser definitorios en un escenario de reorganización en la derecha, en el que Casado aún busca consolidar su liderazgo al frente de la segunda fuerza del país y Ciudadanos se encuentra en pleno retroceso en todos los niveles territoriales. Un ambiente en el que desde distintos sectores se ha abogado por buscar fórmulas de alianza electoral entre estas dos siglas para tratar de aglutinar bajo una misma lista a los electores de centro derecha. Este martes, el PP anunció que dejará su icónica sede en la calle Génova 13, símbolo de las épocas pasadas del partido que tantos quebraderos de cabeza ha dado a la dirección actual.

placeholder Ignacio Garriga, en una imagen de archivo. (EFE)
Ignacio Garriga, en una imagen de archivo. (EFE)

Vox quiere pescar en río revuelto haciendo gala del primer sorpaso logrado a ambos en un Parlamento, pero afronta la disputa con una desventaja clara, que viene marcada por la ausencia total de poder territorial. Los de Abascal, más allá del foco que puedan captar en Cataluña, no están presentes en ningún Ejecutivo autonómico, frente a PP y Cs, que gobiernan juntos en Andalucía, Madrid, Murcia y Castilla y León.

Además de este factor, el partido podría perder en los próximos tiempos su capacidad de influencia en los gobiernos regionales una vez se vayan aprobando los Presupuestos. En la capital, Isabel Díaz Ayuso espera pronto un pacto con Rocío Monasterio, igual que sucede en Murcia. En Andalucía, todo apunta a que no se aprobarán nuevas cuentas antes de los comicios de 2022, aunque aún está por ver si esta opción se extiende a las otras dos CCAA de PP y Cs.

Partido Popular (PP) Vox Elecciones Cataluña 2021
El redactor recomienda