Moncloa se adelanta a UP y anuncia el fin de las penas de cárcel para delitos de opinión
  1. España
en vísperas del ingreso en prisión de Hasél

Moncloa se adelanta a UP y anuncia el fin de las penas de cárcel para delitos de opinión

Justicia propone reformar los castigos por enaltecimiento del terrorismo o injurias a la Corona unas horas antes de que Unidas Podemos presente su proposición de ley

Foto: El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en el Senado. (EFE)
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en el Senado. (EFE)

Unidas Podemos registrará este martes una proposición de ley en el Congreso para proteger la libertad de expresión. Pero La Moncloa se le ha adelantado. El Ministerio de Justicia, en manos del PSOE, ha dado a conocer la noche de este lunes una propuesta muy similar a la que plantearán sus socios de Gobierno unas horas después: revisar los delitos relacionados con "excesos" en el ejercicio de la libertad de expresión para eliminar las penas de cárcel. El enaltecimiento al terrorismo, la ofensa de los sentimientos religiosos o las injurias a la Corona serán algunos de los afectados.

La propuesta del departamento dirigido por Juan Carlos Campo llega en vísperas del ingreso en prisión del conocido rapero Pablo Hasél, condenado a nueve meses por un delito de enaltecimiento del terrorismo, así como de injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. La Audiencia Nacional le dio el pasado 28 de enero 10 días de margen para entrar en la cárcel. El artista ha acusado al Gobierno de intentar "desmovilizar" y "apagar la solidaridad" que ha despertado su caso.

Con la reforma que maneja Justicia, las conductas que supongan "claramente" la creación de un riesgo para el orden público o la provocación de algún tipo de conducta violenta se castigarán con penas disuasorias, pero no privativas de libertad. Además, "aquellos excesos verbales que se cometieran en el contexto de manifestaciones artísticas, culturales o intelectuales" permanecerán "al margen del castigo penal", según ha informado La Moncloa.

Foto: El rapero leridano Pablo Hásel a su llegada a la rueda de prensa que ha ofrecido este lunes en Lleida. (EFE)

En este sentido, el Gobierno defiende que "el derecho penal ni es la herramienta más útil, ni es necesaria, ni es desde luego proporcionada para responder a comportamientos que, aun pudiendo rozar la ilicitud, su castigo penal supondría un desaliento para la libertad de expresión, tal y como han declarado el Tribunal Constitucional, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la Unión Europea y la mayor parte de la doctrina española".

Son varios los tipos delictivos que se verán modificados. En concreto, el Ministerio estudia reformar los "más controvertidos", comprendidos en lo que comúnmente se denominan "delitos de expresión": el enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, el delito de odio, los delitos de injurias a la Corona y a otras instituciones y los delitos contra los sentimientos religiosos.

Foto: Condenan a España a pagar 20.000 euros a Otegui por violar su libertad de expresión

Según justifica Justicia, estos tipos penales adolecen de "una cierta indefinición del bien jurídico protegido" y se caracterizan por "la amplitud de la conducta típica descrita en la norma, lo que genera inseguridad", y "por la difícil delimitación entre ejercicio del derecho fundamental y la conducta delictiva, que precisa de una interpretación restrictiva".

La proposición de Unidas Podemos

La proposición de ley que presentará este martes en el Congreso Unidas Podemos va en una línea similar. El grupo liderado por el vicepresidente Pablo Iglesias argumenta que se está asistiendo en España a una "deriva autoritaria" que ha llevado a restringir de "manera alarmante" el derecho fundamental a la libertad de expresión, recogido en el artículo 20 de la Carta Magna, y critica que se estén utilizando tipos penales totalmente "obsoletos, no ajustados a la Constitución e impropios de una democracia desarrollada".

En ese sentido, propone derogar los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y ofensa de los sentimientos religiosos. Por último, plantea eliminar el tipo penal de injurias a las instituciones del Estado, ya sea el Gobierno, las instancias judiciales, el Ejército o los cuerpos y fuerzas de seguridad, aunque reconoce que "apenas se ha aplicado".

Tribunal Derechos Humanos Derecho penal Ministerio de Justicia Derechos humanos
El redactor recomienda