Desfile de famosos en la Audiencia Provincial de Madrid contra Paco Sanz
  1. España
Estafó más de 250.000 euros

Desfile de famosos en la Audiencia Provincial de Madrid contra Paco Sanz

El humorista José Mota y los presentadores Jorge Javier Vázquez y Pedro García Aguado, entre otros, prestarán declaración contra el presunto estafador

placeholder Foto: Paco Sanz declara ante el juez. (EFE)
Paco Sanz declara ante el juez. (EFE)

El humorista José Mota, los presentadores Jorge Javier Vázquez y Pedro García Aguado, el humorista Santi Rodríguez y los actores Ignacio Guerreros y David Venancio, entre otros, pasarán esta semana por la Audiencia Provincial de Madrid para prestar declaración contra el presunto estafador Paco Sanz. Todos ellos, y muchos más, fueron engañados. Sanz los embaucó para que le diesen dinero o para que participaran en actividades que le sirvieran a él para recaudar dinero. Les vendía la idea de que solo a través de su generosidad económica podría seguir viviendo. Literalmente.

Su existencia vivía una permanente cuenta atrás hacia la tumba que solo se podía detener con la ayuda de una terapia en Estados Unidos; pero, claro, él no era millonario y dependía de la caridad de otros seres humanos. Abrió hasta una página web en la que colgaba vídeos con mensajes como estos: "Me avergüenza pedir dinero", "no lo haría si mi situación no fuera límite", "solo quiero seguir viviendo", "nunca pensé que esto pudiera ocurrirme", "de pronto, vivir se convirtió en mi única meta", "mi vida parece una pesadilla, pero pese a todo no quiero perderla", "¿me ayudas?", "he agotado mis recursos y los de mi familia", "las autoridades me ignoran"… Todo falso. Una mentira tras otra. Así logró estafar, entre 2010 y 2017, más de 250.000 euros hasta que la Policía Nacional destapó el fraude.

Foto: Paco Sanz, tras ser detenido y ser puesto a disposición judicial (EFE/Manuel Bruque)

Engañó a 8.000 personas que se apiadaron de su sufrimiento. Sin saberlo, en realidad estaban colaborando a sufragar una vida de lujo y despilfarro. Cualquier cosa que puedan imaginar Paco la pagaba con donaciones. Cada día al despertar se lavaba la boca con pasta de dientes comprada en El Corte Inglés en una de las más de las 200 veces que lo visitó durante los últimos años; se vestía con ropa de Guess, Northface, Bimba y Lola y un largo etcétera de marcas; los zapatos, de Timberland; el reloj, de Cartier; la compra, en Alcampo, Makro, Aldi, Carrefour o Consum; si quería comer de restaurante elegía Fosters Hollywood, Vips, Tony Roma's, Tommy Mells; amparado detrás de unas gafas de Hugo Boss y perfumado con colonia de la misma marca, salía de marcha por Madrid y pagaba con tarjeta las copas en la discoteca Gabana; si su plan de ocio era cine, elegía Kinepolis de Paterna; el canal de televisión HBO España para disfrutar de series y películas; la gasolina o las compras de última hora las hacía en la estación de servicio de Galp de La Eliana; los billetes de Renfe, hoteles, peajes, parking, facturas de teléfono, gas, agua, la electricidad… Todo, todo lo pagaba con donaciones. Hasta 10.000 movimientos registran sus tarjetas de crédito.

Paco no estaba solo. Su propia madre, también acusada, sabía que su hijo no se iba a morir, pero colaboraba y grababa vídeos apelando a la generosidad de los españoles. Después conoció a Lucía, de 19 años, que se convirtió en su novia y se sumó al fraude. Ella le asesoraba a la hora de grabar los vídeos con los que trataba de conmover a los potenciales donantes. De inteligencia no iban sobrados porque se olvidaron de borrar las tomas falsas. En algunas se escucha a Lucía decir mientras se reían: "Necesitamos que nos den la Visa (…). Tú lo que quieres es su dinero, billetitos morados". ¿Qué ganaba la joven? Pues, según la investigación, se pudo embolsar 22.645 euros: "Se demuestra que Paco Sanz ha desviado una cantidad importante de dinero de la cuenta en la que recibe ayuda económica para el tratamiento de su enfermedad para que su actual pareja, Lucía Carmona Castaño, haga uso de la misma a título lucrativo".

Foto: 'El intermedio' se mofa de la estafa de Paco Sanz.

Paco Sanz, su madre, y su exnovia, que le dejó cuando saltó el escándalo y dejaron de llegar los ingresos, se sientan desde el lunes en el banquillo de los acusados. La fiscalía pide seis años de prisión para Paco Sanz y tres para Lucía. Mucho más dura es la acusación particular que ejerce Lorena Bellido, del bufete Iuris&Factor, que representa a numerosas víctimas, entre ellas varios famosos. Ella solicita para todos los acusados casi 13 años por estafa y pertenencia a organización criminal.

La duda es si los afectados recuperarán el dinero alguna vez. "Yo quiero que me lo devuelvan hasta el último céntimo" explica a El Confidencial Santi Rodríguez, humorista, pero sobre todo ser humano generoso donde los haya. "No lo quiero para mí, sino para donarlo a alguna asociación legal y honesta que se dedique a investigar y apoyar a las familias que sufren enfermedades raras".

Audiencia Provincial de Madrid Pedro García Aguado Madrid
El redactor recomienda