Las discotecas se quedan en el limbo de la desescalada: "Muchas van a desaparecer"
  1. España
PIDEN AYUDAS AL GOBIERNO

Las discotecas se quedan en el limbo de la desescalada: "Muchas van a desaparecer"

El Gobierno apuntó en un primer momento a que podrían abrir en la fase 3 con restricciones, pero este sábado el plan se vino abajo tras la publicación de una nueva orden en el BOE

Foto: Las discotecas se quedan en el limbo de la desescalada: "Muchas van a desaparecer"
Las discotecas se quedan en el limbo de la desescalada: "Muchas van a desaparecer"

La nueva normalidad todavía no alcanza la madrugada. En las últimas semanas, el Gobierno ha ido dando bandazos respecto a la reapertura de discotecas y bares de copas, una indecisión que deja a los empresarios del ocio nocturno al borde del precipicio. La mayor parte de España está a punto de pasar a la fase 3, la última dentro del plan de desescalada, pero ellos siguen sin saber cómo y cuándo van a poder retomar el negocio. Sin calendario al que agarrarse, mantener la persiana bajada se complica, y cada vez son más los que piden un plan de ayudas al Gobierno para capear la crisis.

El último revés para el ocio nocturno llegó el pasado fin de semana. El Plan para la Transición hacia la Nueva Normalidad, aprobado el 28 de abril por el Consejo de Ministros, apuntaba a que en la fase 3 podrían abrir con aforo de un tercio y respetando las distancias de seguridad, pero el sábado, sin previo aviso, ese plan se vino abajo con la publicación en el BOE de una nueva orden sobre la mencionada fase: "Podrá procederse a la apertura al público de los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local, salvo los locales de discoteca y bares de ocio nocturno, siempre que no se supere el 50% de su aforo".

Se retrasa la apertura de discotecas

Con esas 10 palabras, el Gobierno deja las discotecas en el limbo. La sorpresa no tardó en dar paso al enfado, y más cuando ya se había publicado un protocolo que contaba con el visto bueno de la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos (España de Noche) y el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), que depende del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Tras semanas de trabajo con las autoridades para preparar la reapertura de discotecas y bares de copas, la guía quedaba en papel mojado de la noche a la mañana.

"El cambio en el BOE nos genera perplejidad", critica el portavoz de España de Noche, Vicente Pizcueta. "El mismo sábado, enviamos una carta al ministro de Sanidad para que nos explicara qué quiere decir esto, pero no tenemos respuesta. Necesitamos que alguien nos explique por qué se produce esta situación". Desde la federación, subrayan además que el protocolo se desarrolló tras semanas de trabajo junto al Ministerio de Turismo, institución que tampoco les avisó del cambio en el BOE ni les ha aclarado por el momento en qué queda la guía.

Foto: Acuerdo de Pacto por la Cultura… sin establecer medidas concretas (una vez más)

A esa incertidumbre se suma el hecho de que el fin del estado de alarma y del mando único del Gobierno están a la vuelta de la esquina. "Nosotros entendemos que el protocolo sigue teniendo vigencia en la medida de que ahora la decisión pasa a las comunidades autónomas", sostiene Pizcueta. El portavoz, sin embargo, aclara que se trata de una suposición, pues las autoridades no les han explicado en qué quedan las conversaciones. El Confidencial también se ha puesto en contacto con el Ministerio de Turismo para preguntar por el protocolo y la orden del BOE, pero no ha obtenido respuesta por su parte.

A falta de que se aclare la situación, la incertidumbre se extiende por lugares como Ibiza. "Todavía es pronto para pensar en fechas. Teníamos claro que en fase 3 no íbamos a poder abrir y el mes de junio lo vemos muy complicado. Esperamos y deseamos que nuestro mes empiece el 1 de julio, pero depende de cómo evolucione la pandemia", explica José Luis Benítez, gerente de Ocio de Ibiza, asociación que engloba alrededor de 40 clubes, entre ellos Ushuaïa o Pacha. Según señala, en temporada alta, las nueve discotecas más grandes de la asociación generan unos 300 empleos directos y 150 indirectos cada una, contrataciones que ahora están en el aire.

Las sillas de Le Boutique Club, cubiertas con plásticos durante la desescalada. (C. Castellón)
Las sillas de Le Boutique Club, cubiertas con plásticos durante la desescalada. (C. Castellón)

"Todo el mundo tiene ahora a sus trabajadores metidos en ERTE, por eso estamos esperando como agua de mayo a que lleguen noticias de Madrid: si hay flexibilización con los ERTE, aplazamiento de impuestos, ayuda en tema de alquileres...", comenta Benítez. Pero el Gobierno no mueve ficha, por lo que su asociación también mantiene conversaciones con las autoridades autonómicas: "No queremos ser los mártires de todo esto. Si no podemos abrir porque la seguridad de los clientes y trabajadores es lo primero, ellos nos tienen que ayudar, y la verdad es que Baleares está dando la cara".

En el caso de Madrid, al baile de anuncios del Gobierno se suma la Orden 305/2020, de 26 de mayo, de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas. La resolución permite que bares de copas, salas de fiestas y discotecas instalen terrazas al aire libre, una decisión que, según apuntan desde la propia consejería, depende de los permisos que den los ayuntamientos y no se ve afectada por la publicación del sábado en el BOE: solo busca que estos establecimientos puedan coger aire durante las fases 1 y 2 montando terrazas, sin entrar en su apertura como ocio nocturno.

Foto: Pesadilla en los festivales de música: "No tenemos dinero para devolver las entradas"

El sector tacha esta orden de insuficiente. "La Comunidad de Madrid ha hecho un intento, pero es una medida simbólica", argumenta el presidente del Grupo Gabana y vicepresidente de la federación Spain Nightlife, Tito Pajares. "Resulta muy urgente una interlocución con el Gobierno y con representantes de los ministerios de Economía, Cultura y Turismo. En otro nivel, con las comunidades autónomas. Y en otro nivel, con los representantes de municipios". "Estamos en riesgo de desaparecer. Se mantendrán los grupos grandes que sean propietarios de las salas, pero los que no, que son la mayoría, van a desaparecer".

A la espera de acordar nuevas medidas, algunos ya se han saltado la orden del BOE, como cuando la Policía Nacional desalojó la medianoche del miércoles a 150 personas de una discoteca del madrileño barrio de El Plantío. Según explica 'Europapress', la sala carecía de licencia de terraza y no estaba respetando las medidas de seguridad. La intervención se produjo tras la alerta de un vecino, que avisó de que en torno al local Bahía, en la avenida de la Victoria número 31, se encontraban decenas de personas haciendo cola para poder entrar. Tras desalojar el lugar, la Policía sancionó al responsable por incumplir el estado de alarma.

Tito Pajares, presidente del Grupo Gabana y vicepresidente de la federación Spain Nightlife. (C. Castellón)
Tito Pajares, presidente del Grupo Gabana y vicepresidente de la federación Spain Nightlife. (C. Castellón)

Tras el último cambio del BOE, Pajares considera que pueden pasar entre nueve y 10 meses cerrados, por lo que pide una "ampliación urgente de los vencimientos de los ERTE", una "reducción de impuestos" y "ayudas para el pago de los alquileres". Tanto él como el gerente de Ocio de Ibiza apuntan además que el protocolo al que dio luz verde el Ministerio de Turismo debe pulirse: "Lo único que se me ocurre es que los que hicieron la guía jamás han estado en una discoteca. Seguro que en muchos sitios se pueden respetar esos aforos, pero si vamos a una discoteca de 4.000 personas y les marcas una casilla en el suelo para que no se muevan...", critica Benítez.

El malestar con ese protocolo también se refleja en una de las ramas más importantes del ocio nocturno: los conciertos. "Ahora mismo, no sabemos nada. Estamos en ERTE todos, desde técnicos hasta gente de producción", explica Pepe Cortés, director de programación de la sala 0 del Palacio de la Prensa de Madrid, la sala But y la sala Cool. "Al principio de todo esto, cambiamos a otoño e invierno los conciertos que teníamos entre marzo y junio, pero el último mes nos ha tocado cambiarlos otra vez a 2021. En los conciertos, lo de un tercio de aforo no puede ser: todos los artistas quieren llenar la sala, ya sea de 200 o 1.200, y necesitas el mismo personal y gastos".

Delfín Jiménez, responsable de la programación de conciertos en Teatro Kapital y Shoko Madrid, expone una línea similar. "Los conciertos es imposible que sean rentables con un tercio de aforo. Manejamos cerca de 1.000 personas por concierto y el artista tiene un caché que se debe cubrir", sostiene. "Los costes son los mismos para un tercio que para el 100%, y muchos de los grandes vienen con equipos del extranjero, con lo que es imposible para 100 o 300 personas". Sin un calendario y con un protocolo que va y viene, los empresarios del ocio nocturno ya no saben a qué agarrarse para sobrevivir a la pandemia.

Bares Coronavirus
El redactor recomienda