90.000 muertes más que nacimientos: la brecha que deja el coronavirus
  1. España
LAS BODAS CAEN UN 60%

90.000 muertes más que nacimientos: la brecha que deja el coronavirus

En el primer semestre de 2020, murieron 262.373 personas (casi un 20% más que en 2019) y nacieron 168.047, un 4,2% menos que el año anterior

placeholder Foto: Ambiente de las calles de Barcelona. (EFE)
Ambiente de las calles de Barcelona. (EFE)

En España, es normal que mueran más personas de las que nacen, pero la pandemia ha agrandado esa brecha. En el primer semestre de 2020, murieron 262.373 personas y nacieron 168.047, una diferencia de 94.326, que es mayor que la suma de los dos años previos. Los nacimientos siguieron descendiendo, mientras que los fallecimientos aumentaron casi un 20% debido al covid-19.

La diferencia entre ambos datos es el saldo vegetativo, que hace años que es negativo en España. Según la estadística provisional del movimiento natural de la población que este lunes publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los primeros seis meses del año pasado, solo dos comunidades y las ciudades autónomas tuvieron un saldo positivo: Murcia, Baleares, Ceuta y Melilla. Las regiones con un saldo negativo más alto fueron Cataluña (-15.347), Madrid (-14.895) y Castilla y León (-12.668). Les sigue Galicia (-8.956), a pesar de ser una de las regiones con menor exceso de mortalidad.

Por provincias, detrás de Madrid, Barcelona (-12.850) es la siguiente con un mayor saldo negativo. A las dos provincias más pobladas del país les sigue, aunque a mucha distancia, Asturias (-4.842).

Las bodas caen un 61%

2020 fue el año de posponer todos los planes, también los de boda. Miles de celebraciones programadas tuvieron que retrasarse hasta que la pandemia hiciese seguro juntar de nuevo a amigos y familiares. Según los datos publicados este martes por el INE sobre los enlaces celebrados, en líneas generales, el número de ceremonias nupciales cayó un 61% hasta junio respecto del mismo periodo de 2019.

Los enlaces arrancaron con fuerza en enero y febrero, superando incluso a los celebrados en 2020. Pero, a partir de marzo, cayeron en picado con el confinamiento y las restricciones, precisamente cuando empieza la temporada en que más se celebran estas ceremonias. Así, en abril, solo se celebraron 286 enlaces y aunque en mayo se recuperaron en parte, todavía en junio las 7.800 bodas que tuvieron lugar quedaron muy lejos de las 21.500 del año anterior.

Aunque el decreto de confinamiento del Gobierno no prohibía los enlaces programados, las restricciones en número de asistentes (únicamente la pareja y los testigos), con distancia entre ellos y sin contacto físico —incluso para el beso—, llevaron a muchos a reprogramar sus citas para oficializar su vida en común.

Aunque la caída ha sido generalizada en todo el territorio, hay comunidades donde se ha notado ligeramente más que en otras. En Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León, el número de bodas respecto al año anterior cayó en torno a un 67%, mientras que en Canarias o La Rioja, bajaron a poco más de la mitad.

Mismos nacimientos

La situación de pandemia no ha afectado al número de nacimientos durante el primer semestre, que continúa su tendencia habitual de bajada. Entre enero y junio de 2020, hubo 168.047 nacimientos, de los que el 51,4% fueron niños. La cifra supone una caída del 4,21% respecto al mismo periodo del año anterior.

Más nacimientos en Palencia, Ceuta, Huesca, Castellón, Lugo, Girona, Jaén y A Coruña

Por provincias, la tendencia es similar en prácticamente todo el territorio. En 44 regiones, el número de nacimientos ha sido menor en 2020, con datos provisionales hasta junio. En Palencia, sin embargo, el cambio ha sido al revés. En ese periodo, nacieron 513 personas, un 7,8% más que hace un año. También han visto más nacimientos Ceuta, Huesca, Castellón, Lugo, Girona, Jaén y A Coruña, mientras que en Valencia se han mantenido prácticamente igual.

Las mayores caídas han tenido lugar en Huelva, Burgos, Segovia, Cuenca y Melilla: todas ellas, por debajo del 10%. El número de nacimientos cuya residencia de la madre está en el extranjero sí ha podido verse afectado por las restricciones de la pandemia: cae un 47,4% respecto a 2019.

Segovia y Madrid lideraron el exceso de mortalidad

La estadística de movimiento natural de población incide en lo que ya han mostrado los estudios de exceso de mortalidad. La primera ola de la pandemia del SARS-CoV-2 dejó casi un 20% más de fallecidos de los esperados. La cifra de muertos durante los primeros seis meses de 2020 fue un 18,7% mayor que la media de los cinco años anteriores para ese mismo periodo.

Por comunidades, el mayor exceso lo tuvo Madrid, con un 67,6% más de fallecidos en la primera mitad del año. La siguieron Castilla-La Mancha (45,3%), Cataluña (30,8%) y Castilla y León (27,8%). En dos comunidades, Islas Baleares (-3%) y Galicia (-1,6%), hubo menos fallecimientos que la media de los cinco años anteriores.

Por provincias, en Segovia aumentaron las muertes un 71,7%, más que en Madrid. En Guadalajara, Soria, Ciudad Real y Albacete, también se superó el 50%. De las 14 provincias de Castilla y León y Castilla-La Mancha, solo en Palencia y Zamora no se superó el 20% de exceso de muertes. En Jaén, Sevilla, Almería, Lugo, Pontevedra, Córdoba, Huelva y A Coruña, además de Baleares, hubo menos muertes que la media de los cinco año previos.

Casi todo el exceso de fallecimientos se concentró en los meses de marzo y abril, los peores de la primera ola. La pandemia convirtió 2020 en el año con más muertes desde 1975. En marzo del año pasado, hubo 121,95 muertes por cada 100.000 habitantes, cuando el pico en los anteriores 45 años era de 86,88, alcanzado en 2005. En abril, hubo 127,96, más que las 80,43 registradas en el año 1977.

Bodas Instituto Nacional de Estadística (INE) Pandemia Coronavirus
El redactor recomienda