España alcanza un acuerdo con Senegal para repatriar a los migrantes irregulares
  1. España
crisis migratoria

España alcanza un acuerdo con Senegal para repatriar a los migrantes irregulares

Los dos países han alcanzado un acuerdo innovador por el cual los senegaleses que residen legalmente en España podrán reportar sus derechos de pensión a Senegal cuando lo deseen

placeholder Foto: La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)
La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha acordado con su homóloga senegalesa, Aïssata Tall Sall, que se podrá repatriar a todos los senegaleses que se encuentren en situación irregular en España. Además, han llegado a un acuerdo innovador sobre Seguridad Social para proteger a los trabajadores de ambos países.

Tras el encuentro, la ministra de Exteriores ha asegurado que España tiene sus puertas abiertas para la migración legal y, en este sentido, ha detallado que tanto su homóloga como ella han llegado a un acuerdo en materia de Seguridad Social "innovador, único en su tiempo, por el cual los más de 70.000 senegaleses que residen legalmente en España van a poder reportar sus derechos de pensión a Senegal cuando lo deseen". Para Laya, esta "es una manera de enviar una señal clara de que España tiene las puertas abiertas para la migración legal".

También ha querido remarcar que han llegado a un compromiso muy claro con las autoridades senegalesas para luchar conjuntamente contra la inmigración irregular, "la clandestina, que está en manos de redes criminales". La ministra ha anunciado que España va a reforzar la presencia de la Guardia Civil y la Policía Nacional que trabaja para desmantelar redes criminales de tráfico de personas en Senegal. Por ello, han cerrado un acuerdo para repatriar a todos los senegaleses que se encuentren en situación irregular en España. Por último, ha querido subrayar un mensaje muy firme: "Quien utilice las vías ilegales tendrá que volver a su país, por lo tanto, utilicen las vías legales".

Un acuerdo innovador

Con este viaje, los gobiernos de España y Senegal han firmado un convenio sobre Seguridad Social para proteger a los trabajadores de ambos países. En primer lugar, el convenio supondrá una mayor protección para los trabajadores sujetos a la legislación española que se desplacen a trabajar a Senegal, permitiéndoles conservar la legislación española de Seguridad Social cuando el desplazamiento sea por un periodo máximo de cinco años, pudiendo prorrogarse por otros tres más. De este modo, se evitaría una doble cotización en estos supuestos.

En segundo lugar, permitirá garantizar la conservación de derechos en materia de Seguridad Social, tanto a los españoles que trabajen y coticen en Senegal como a los senegaleses que trabajen y coticen en España, siendo estos últimos, aproximadamente, unos 35.000.

Esta garantía supondrá, fundamentalmente, la totalización de los periodos de seguro cumplidos en cualquiera de los dos países para el reconocimiento prorrateado de las prestaciones de Seguridad Social por cada uno de los Estados, lo que, entre otros aspectos, facilitará el retorno voluntario a Senegal de aquellas personas migrantes que así lo decidan.

Marlaska y Laya, buscando acuerdos

El viernes, Sánchez desplegó a sus dos ministros Fernando Grande-Marlaska y Arancha González Laya por el continente africano para establecer pactos rápidos con los que poder atajar la crisis migratoria. Aun así, desde Moncloa se está implicando a todas las carteras, ya que la crisis de migración es un problema que repercute en muchos sectores.

Actualmente, hay entre 5.500 y 6.000 migrantes alojados en 17 complejos turísticos en el archipiélago. En total, desde principios de año y hasta mediados de noviembre, han llegado a las islas 16.800 personas, concentradas sobre todo en Fuerteventura, Tenerife y Gran Canaria.

El viernes, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pedía a las autoridades marroquíes que reforzaran el control de su fachada atlántica y que aceptasen reactivar la devolución de inmigrantes. Desde Marruecos, el ministro rechazó ante los medios utilizar "atajos" para frenar la llegada de inmigrantes a Canarias. Así mismo, señaló que estas medidas requieren de coordinación y lucha contra las mafias para ofrecer "protección a los más vulnerables y, evidentemente, con aquellos irregulares proceder al retorno con todas las garantías legales".

Por otra parte, los ministros de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, se desplazaron a Las Palmas para visitar las instalaciones de Salvamento Marítimo. Precisamente ayer, Ábalos tuvo que matizar que el Gobierno no pretende estabilizar un campamento permanente en Canarias y que las 7.000 plazas anunciadas por el ministro Escrivá solo son para proporcionar condiciones humanitarias "lo más decorosas posible", antes de que los inmigrantes sean devueltos a sus países de origen.

Además, el ministro de Transportes se ha estado reuniendo con autoridades de las islas, como el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, y ha reconocido que es normal que "todos estén bastante angustiados".

La oposición culpa a Sánchez

Casado, que se trasladó el sábado al muelle de Arguineguín, responsabilizó al Gobierno del "colapso" migratorio de Canarias y señaló que desde que el Ejecutivo recibió al Aquarius, ha generado un efecto llamada que ha desembocado en el problema actual. También aseguró que las autoridades no le permitieron acceder al recinto del puerto, donde permanecen cientos de personas hacinadas.

Fernando Grande-Marlaska Arancha González Laya Canarias Senegal Gran Canaria Moncloa Aquarius Seguridad Social
El redactor recomienda