Marlaska rechaza traslados de migrantes y se habilitarán campamentos con 7.000 plazas
  1. España
CRISIS MIGRATORIA EN CANARIAS

Marlaska rechaza traslados de migrantes y se habilitarán campamentos con 7.000 plazas

Permanecerán en carpas hasta su expulsión. Según el Gobierno, la mayoría de migrantes no son candidatos a entrar dentro del sistema de acogida, por lo que "son expulsables"

Foto: Marlaska rechaza traslados de migrantes y se habilitarán campamentos con 7.000 plazas
Marlaska rechaza traslados de migrantes y se habilitarán campamentos con 7.000 plazas

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha impuesto en el seno del Gobierno su criterio para que no se trasladen migrantes desde Canarias a la Península. En las islas, la situación se ha desbordado y muchos migrantes siguen hacinados en los puertos, mientras que en la Península hay plazas libres de acogida. A pesar de ello, la decisión del Ejecutivo, donde el otro ministro con competencias en materia migratoria, José Luis Escrivá, había pugnado por facilitar los traslados para paliar la crisis humanitaria que se ha agudizado durante los últimos días, será construir distintos campamentos de migrantes provisionales.

Se habilitarán un total de 7.000 plazas en estos campamentos donde permanecerán hasta su expulsión. Según ha avanzado Escrivá, la mayoría de migrantes no son candidatos a entrar dentro del sistema de acogida, por lo que "son expulsables". La decisión se ha escudado en la UE, argumentando que la política de traslados "afecta a toda la Unión Europea".

El Gobierno reacciona así ante la crisis migratoria en Canarias para evitar un desbordamiento de lo que Moncloa califica ya abiertamente como una "crisis humanitaria", cuando se calcula en unos 18.000 los migrantes llegados a las islas -ahora mismo 6.200 en acogida según fuentes del ministerio de Inclusión-. Este viernes se desplegaron varios de los ministros con competencias migratorias sobre el terreno y desde diferentes frentes, poniendo el foco tanto en los países de origen, principalmente Marruecos, como en las condiciones de acogida. El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se trasladó a Rabat a primera hora de esta mañana para reunirse con su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit.

Las autoridades canarias vienen reclamando desde antes de que se comenzase a saturar la ruta a las islas que se presione a Marruecos con el fin de que aumente el control de sus costas evitando la salida de embarcaciones. La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, acudirá este próximo lunes a Senegal para abordar la situación con las autoridades del país.

Foto: La crisis migratoria canaria desborda al Gobierno y aviva sus contradicciones

Los ministros de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, se desplazaron a Las Palmas para visitar las instalaciones de Salvamento Marítimo. La ministra de Defensa, Margarita Robles, sigue también de cerca la situación y la contribución del Ejército, que tras resistirse a ello ha facilitado finalmente un total de cinco establecimientos militares en desuso para alojar a migrantes hasta ahora hacinados en los puertos y se ha desplegado en varias zonas para realizar ayuda humanitaria, habilitando los alojamientos o contribuyendo en las labores de desinfección. De las 6.200 personas acogidas en Canarias, 5.000 están repartidas entre los 17 hoteles que ha desplegado el ministerio que dirige Escrivá.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ordenado un despliegue ante lo que comienza a ser un desbordamiento y descoordinación, aunque ha evitado valorar la situación esta mañana desde La Rioja, donde tenía agendada la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, junto a la presidenta del Ejecutivo riojano, Concha Andreu. El Ejecutivo escenifica así que está abordando con todos sus recursos una problemática que amenaza con estallar en una crisis social y política, y tratando de visibilizar la coordinación entre los diferentes departamentos implicados.

EL muelle de Arguineguín (Gran Canaria), este jueves. (EFE)
EL muelle de Arguineguín (Gran Canaria), este jueves. (EFE)

Lo hace horas antes de que el jefe de la oposición, Pablo Casado, visite este sábado la isla de El Hierro para verse con trabajadores de Cruz Roja, tras verterse desde el PP acusaciones al Gobierno de incompetencia para resolver la crisis migratoria de Canarias. Tras los Presupuestos y el previsible apoyo de EH Bildu. El argumentario de la oposición para hacer bandera contra el Ejecutivo de coalición se centra ahora en la crisis migratoria, mientras crece el temor a que Vox capitalice esta situación para desplegar un discurso xenófobo.

Se quiere enviar la señal de que no se mira hacia otro lado ante lo que se considera un "drama humanitario". Pero igual que no lo hará España, la Unión Europea tampoco debe hacerlo, por lo que este despliegue es un llamamiento también a las instituciones europeas para que se impliquen en la búsqueda de soluciones conjuntas. Una buena parte de los migrantes que llegan a España lo hacen para intentar desplazarse a otros países europeos para reunirse con familiares u otros compatriotas. "Nos tiene que preocupar a todos, también a la Unión Europea", advertía esta mañana la ministra de Defensa durante una entrevista en 'La Hora de la 1' de TVE.

Por su parte, Marlaska ha rechazado desde Marruecos utilizar "atajos" para frenar la llegada de inmigrantes a Canarias al enclavar esta "situación de urgencia" en la política desarrollada por ambos países pese a estar ahora afectada por la pandemia del covid. Las medidas, ha dicho, requieren de coordinación y lucha contra las mafias para ofrecer "protección a los más vulnerables y, evidentemente, con aquellos irregulares proceder al retorno con todas las garantías legales". No obstante, ha evitado concretar si hay plazos para proceder al retorno de los marroquíes que se encuentran en el muelle de Arguineguín y el resto de instalaciones de acogida improvisados en las islas. "Cuando estamos hablando de relaciones entre dos países que trabajan de forma constante, no llegamos a ningún acuerdo puntual y concreto. Es simplemente ponernos al día y trabajar en los problemas que van surgiendo, para dar respuesta a situaciones de urgencia como estamos enfrentando en Canarias", añadió.

Grande-Marlaska junto a su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit. (EFE)
Grande-Marlaska junto a su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit. (EFE)

Choque en el Gobierno

Las diferencias internas en el seno del Gobierno han agravado la situación con un choque entre Interior y Seguridad Social a cuenta del traslado o no de los migrantes a la Península, donde hay plazas libres de acogida. Desde Unidas Podemos también ponen en la diana a Grande-Marlaska —la formación morada en las islas se sumó a la petición de dimisión del ministro lanzada por PP, Cs y Coalición Canaria— y aunque critican en privado la gestión que se está realizando, están evitando generar otro incendio en la coalición. Abogan porque se incremente la protección social y jurídica a las personas migrantes. "Si no estuviéramos en el Gobierno estaríamos protestando en la calle y movilizados desde hace tiempo", reconocía esta semana un diputado morado en el Congreso.

La presión de Marruecos, en un contexto en el que ha roto el alto en fuego en Marruecos y mantiene un pulso con España por la extensión de sus fronteras marítimas, envuelve la visita de Grande-Marlaska. Por otro lado, la presión de las autoridades canarias para que se realicen traslados a la Península, estará sobre la mesa de los ministros Escrivá y Ábalos en su visita a Canarias.

Las discrepancias entre ministerios han agravado la situación. Con distintas competencias y atribuciones, participan el Ministerio del Interior, el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el de Defensa, el de Fomento y el de Exteriores. La responsable de este último, Arancha González Laya, comparecerá también esta mañana desde Berna (Suiza) en rueda de prensa tras reunirse con su homólogo en este país. A las discrepancias y descoordinación en el Gobierno se suma la tensión que se produce con la administración autonómica canaria, con los cabildos de las islas y con los propios ayuntamientos.

Canarias Fernando Grande-Marlaska Unión Europea Pablo Casado José Luis Escrivá Pedro Sánchez José Luis Ábalos Arancha González Laya