El Gobierno pide tiempo para agotar todas sus cartas antes de un confinamiento total
  1. España
CONSEJO INTERTERRITORIAL DE SALUD

El Gobierno pide tiempo para agotar todas sus cartas antes de un confinamiento total

Al Principio de Asturias se ha sumado el País Vasco, además de Ceuta y Melilla, mientras que otras comunidades como Castilla y León defienden que se debe prever este escenario

placeholder Foto: Los ministros de Sanidad, Salvador Illa y de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias durante la reunión del Consejo Interterritorial de Salud. (EFE)
Los ministros de Sanidad, Salvador Illa y de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias durante la reunión del Consejo Interterritorial de Salud. (EFE)

El Gobierno pide tiempo para agotar todas sus cartas antes de recurrir a un confinamiento domiciliario. Al menos una semana más, agarrándose a los plazos que marcan los expertos para evaluar los efectos de las restricciones incluidas en el nuevo estado de alarma sobre los indicadores epidemiológicos. Esa es la petición que ha trasladado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, a las comunidades autónomas que han puesto sobre la mesa del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la posibilidad de habilitar a las comunidades autónomas para establecer confinamientos domiciliarios.

Al Principio de Asturias se ha sumado el País Vasco, añadiendo presión sobre el Gobierno en la reclamación de confinamientos domiciliarios, además de Ceuta y Melilla, mientras que otras comunidades como Castilla y León defienden que se debe prever este escenario. Todo ello a la vista de la evolución de la segunda ola de la pandemia, con aumento tanto de contagios como de presión hospitalaria. La incidencia de casos acumulados por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días se sitúa en 567.

Para facilitar los confinamientos domiciliarios sería necesario modificar el decreto en el Consejo de Ministros y volver a pedir la autorización del Congreso. También supondría la constatación de un fracaso y una falta de previsión por parte del Ejecutivo, ya que el decreto aprobado hace una semana y con vistas a extenderlo hasta el 9 de mayo quedaría viejo apenas una semana después. Asimismo, se pone en jaque la cogobernanza, ya que las comunidades no tienen cobertura legal con el decreto aprobado para decretar confinamientos domiciliarios.

"Se están tomando un conjunto de medidas en base a indicadores que hay que evaluar con rigor, y para eso se necesita un plazo de entre dos y tres semanas" desde su implantación, ha argumento en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la celebración del Consejo Interterritorial de Salud. Desde el Ejecutivo se insiste en hacer valer su actual plan, "hay una estrategia nacional", ha subrayado Illa, en referencia en las medidas incluidas en el actual decreto de estado de alarma. En base a ello, argumenta que "hay que ser estrictos y rigurosos para darnos el tiempo suficiente para evaluar los resultados".

Las actuales medidas, con toques de queda y cierres perimetrales, son ya para el Ejecutivo "muy contundentes", incluso "drásticas", por lo que se quiere esperar con la esperanza de que surtan efecto y comiencen a tener resultados aplanando la curva. De ahí que de momento se evite autorizar el dar nuevos pasos endureciendo las restricciones sin antes agotar todas las posibilidades. Al mismo tiempo, la inquietud no deja de crecer entre las comunidades autónomas.

En caso de tener que recurrir a medidas más drásticas como el confinamiento domiciliario, la pretensión es que se siga planteando de forma territorializada, al modo de países como Portugal, en función de los datos epidemiológicos de cada comunidad autónoma. Se entiende que, según la filosofía que ya guio el actual estado de alarma, "la situación epidemiológica es muy diferente en cada territorio", por lo que se busca actuar en función del contexto de cada comunidad.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya avanzó -coincidiendo con la aprobación del estado de alarma por parte del Consejo de Ministros- que las próximas semanas serán duras, "muy duras", al tiempo que vinculó la adopción de restricciones a "evitar recurrir de nuevo a un confinamiento domiciliario". "Y lo que queremos evitar justamente es llegar a ese punto [confinamiento domiciliario], por las consecuencias que tiene esa medida sobre la vida social y el impacto económico", añadía.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, ha reiterado también que los paquetes de medidas adoptadas por las distintas comunidades autónomas "necesitan un tiempo de reacción", por lo que defiende la importancia del seguimiento y la evolución continua. En este sentido, ha argumentado que las respuestas deben acompasarse a la situación sanitaria de cada momento y a coordinarse siguiendo un modelo descentralizado, con el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud como principal pilar para la toma de decisiones.

Coronavirus Ministerio de Sanidad Salvador Illa Carolina Darias Comunidades Autónomas
El redactor recomienda