sesión de control al Gobierno en el Congreso

Sánchez tacha al PP de "antisistema" y lo identifica con la ultraderecha

Casado pide la destitución de Iglesias y la retirada de la reforma del CGPJ en un pleno bronco con duros intercambios, como ensayo de la moción de censura de Vox

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado de las vicepresidentas Carmen Calvo (i) y Nadia Calviño, a su llegada a la sesión de control al Ejecutivo este miércoles en el Congreso. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado de las vicepresidentas Carmen Calvo (i) y Nadia Calviño, a su llegada a la sesión de control al Ejecutivo este miércoles en el Congreso. (EFE)

Pedro Sánchez y Pablo Casado han salido de la sesión de control al Gobierno hasta el cuello de barro. En solo cinco minutos se han sumergido en el lodo para lanzarse ataques, descalificaciones y reproches, como preludio de un pleno muy bronco y anticipo de lo que será la próxima semana la moción de cesura de Vox.

El líder del PP ha empezado su pregunta sacando en procesión todo el santoral, desde los ceses de Màxim Huerta y Carmen Montón hace dos años, a los ERE de Andalucía y los pactos con independentistas, para acabar con la “imposición” del estado de alarma en Madrid y la petición de destitución del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, entre otros reproches.

Casado se ha referido a la reforma del Consejo General del Poder Judicial para confirmar que llevará ese cambio legal al Tribunal Constitucional y a las instituciones europeas. “España no es un Estado fallido; el fallido es usted”, le ha dicho a Sánchez.

Sánchez a Casado: """No se deje arrastrar por la estrategia de provocación que lidera la ultraderecha"""

El líder del PP ha asegurado que levantará el bloqueo de la renovación del CGPJ si el Gobierno retira su propuesta de reforma legal y si aparta a Unidas Podemos. Es decir, que seguirá sin negociar la renovación que exige la Constitución. Ha advertido que la reforma del CGPJ que planea el Gobierno puede poner en peligro los fondos europeos para España, lo que para el Gobierno es una amenaza intolerable.

Y el presidente del Gobierno ha respondido con un "y tú más", asegurando que el PP tuvo siete ministros procesados y tres condenados, sin precisar.

El líder del PP, Pablo Casado, conversa con la portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, en una imagen de archivo. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado, conversa con la portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, en una imagen de archivo. (EFE)

Sánchez ha respaldado a Iglesias, pendiente de que el Tribunal Supremo decida si actúa contra él por el llamado caso Dina. Y pese a que ha señalado que no entraría en provocaciones, ha tachado a Casado de “antisistema” y ha añadido que “el PP ha dejado de ser un partido de Estado”.

El presidente del Gobierno ha ensayado lo que será su estrategia de la próxima semana en la moción de censura de Santiago Abascal, para identificar a Casado con la ultraderecha. Así, ha acusado a Casado de "arrastrar a su partido a una oposición crispada y provocadora como la ultraderecha".

Sánchez ha ensayado lo que será su estrategia en la moción de censura de Santiago Abascal: identificar a Casado con la ultraderecha

Incluso, a una pregunta posterior del líder de Vox, el presidente del Gobierno ha respondido ignorando a Abascal y dirigiéndose a Casado, al que reprocha su indefinición ante la moción de censura de la próxima semana e identificándole con la ultraderecha.

Luego han seguido expresiones como "instinto autoritario" y "despotismo" del Gobierno por boca de la portavoz del PP, Cuca Gamarra, dirigidas a Carmen Calvo, vicepresidenta del Ejecutivo.

Y ha habido tensión también entre Ciudadanos y el Gobierno. Inés Arrimadas ha criticado con dureza la intención del Gobierno de rebajar las mayorías para renovar el CGPJ y ha arremetido contra la permanencia en el Ejecutivo de Pablo Iglesias, vicepresidente segundo. Se supone que el Ejecutivo y Ciudadanos negocian para sacar adelante los Presupuestos.

"Solo hay una idea peor que la de que ustedes se repartan los jueces en la Cámara por amplísima mayoría. Que se lo reparta el Gobierno con sus socios filoterroristas, condenados por golpismo y populistas investigados", ha dicho Arrimadas sobre la reforma del CGPJ.

Todo ello, con murmullos de fondo e intercambio de insultos de lado a lado del Hemiciclo para completar el espectáculo. "La derecha insulta e interrumpe constantemente, y hoy una parte de la izquierda les ha respondido cuando interrumpían", ha explicado luego Adriana Lastra, portavoz del PSOE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
94 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios