y pide la reprobación de Iglesias

El PP exige el cese del ministro Garzón por "atacar" al Rey mientras Calvo pide calma

El ministro de Consumo acusó a la monarquía de "maniobrar contra el Gobierno democráticamente elegido". La vicepresidenta Carmen Calvo pide "a todos" que se tranquilicen

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, junto a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. (EFE)
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, junto a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. (EFE)

El PP eleva la presión contra el Gobierno por la controversia que ha generado la ausencia del Rey en la entrega de despachos a los jueces celebrada este viernes en Barcelona. El presidente de los populares, Pablo Casado, ha pedido el cese inmediato del ministro Alberto Garzón y ha asegurado que su partido llevará la reprobación del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, al Congreso por atacar al jefe de Estado en una serie de mensajes en las redes sociales tras conocerse que el monarca y el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, mantuvieron una llamada de cortesía en la que afirmó que le gustaría haber asistido al acto.

Durante su intervención en la clausura de la Escuela de Verano 'Antonio Torres' del PP de Aragón, el líder popular ha dicho que "asistimos a una erosión de las instituciones democráticas del Gobierno de Sánchez, que ha hecho que dos socialistas como Javier Lambán y Felipe González hayan alzado la voz ante los ataques a la Jefatura del Estado".

"Ni la Constitución, ni la monarquía, ni las leyes, ni la oposición son el problema de España sino un Gobierno apoyado en alianzas", ha dicho el líder del PP que ha cerrado su discurso con un "viva el rey y viva España" y ha recordado que la monarquía fue votada "abrumadoramente" hace 40 años.

El vicesecretario de Territorial del PP, Antonio González Terol, ha exigido este sábado una rectificación "inmediata" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y el ministro Alberto Garzón, por "atacar" a la Corona. También se ha pronunciado sobre este asunto otro popular, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que ha pedido a Sánchez reprenda públicamente a Garzón y haga una defensa, no solo formal sino también material del Rey, la monarquía y el marco constitucional.

Este viernes el ministro Garzón acusó a Felipe VI de "maniobrar contra el Gobierno democráticamente elegido" y de "incumplir" la Constitución que impone su neutralidad. Para el portavoz nacional del PP, el responsable de las acusaciones del ministro al rey por "maniobrar contra el Gobierno" es Pedro Sánchez y pide no "desviar el tiro" aludiendo a Garzón o al vicepresidente y líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Para el alcalde de Madrid ambos ministros de Unidas Podemos son "dos personas que sobreviven" en el Gobierno de Sánchez y que para permanecer en "direcciones generales con el nombre de ministerios" están dispuestos "a todo", "han abdicado de sus principios y lo único que hacen es gritar".

"Aquí la responsabilidad está en Sánchez y en saber si aparte de defender formalmente la monarquía lo que quiere es defender materialmente el marco institucional y eso pasa por cesar a Alberto Garzón, si cuando menos por una reprensión pública". Además, ha señalado que lo que le parece "preocupante" es que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, censurase ayer los vivas al rey asegurando que los nuevos jueces se había "pasado tres montañas", afeando la decisión "política" tomada por el Gobierno.

Se ha sumado a las críticas el presidente andaluz, Juanma Moreno, que también exige que Iglesias y Garzón rectifiquen su "ataque directo y frontal" al jefe del Estado. Moreno se ha pronunciado durante su intervención en Málaga en el Consejo de Alcaldes del PP-A y ha señalado que nunca pensó viviríamos una situación tan grave desde el punto de vista institucional, como los que estamos viviendo actualmente en el país, hasta el punto de que el Gobierno central "veta" la presencia del Rey en un acto en reuniones que están vinculadas desde el punto de vista institucional con la Jefatura del Estado, como la celebración en Barcelona del acto anual de entrega de despachos a la nueva promoción de jueces.

Ha apuntado que si eso es grave, mucho más grave aún es que un vicepresidente del Gobierno central y ministros "ataquen de manera explícita, nítida y furibunda al jefe del estado". "Eso no tiene cabida en ningún país occidental ni en el marco de concordia y convivencia que nos hemos dotado todos los españoles a través de la Constitución", según el presidente de la Junta, para quien lo que está ocurriendo solo nos puede llevar a "una gravísima crisis institucional de consecuencias irreparables" para el conjunto de la sociedad española.

El grupo parlamentario de Ciudadanos se ha sumado a las críticas contra Iglesias y Garzón y ha registrado dos preguntas en el Congreso en las que plantea al Gobierno si es "oportuno" que dos ministros critiquen abiertamente las instituciones del Estado. "Carecen de todo decoro, de respeto mínimo a la democracia" y supone un "ataque intolerable" al Poder Judicial, señalan. A su juicio, las declaraciones contra el Rey son "de una gravedad institucional tal que ha de recibir reparación a la mayor brevedad, y con carácter disuasorio para el futuro".

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha pedido a diputados de todos los partidos que "colaboren" en la moción de censura para "sacar a esta mafia del poder antes de que haga más daño". En su cuenta en Twitter, Abascal ha publicado un mensaje en el que ha insistido en presentar la moción "antes de que acabe este mes" para echar al Gobierno y que no haga más daño, y ha enlazado su tuit con una información del diario La Vanguardia titulada: "La ausencia del rey dispara el choque entre el poder judicial y el Gobierno".

Calvo pide calma a todos

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha tratado de rebajar la escalada de críticas y ha pedido calma a todas las fuerzas políticas: "Todos deberían empezar a tranquilizarse. Y cuando digo todos, digo todos".

"Tenemos cada uno, y todos, que mantenernos en nuestra posición constitucional. Y cuando digo todos, digo todos", ha recalcado en declaraciones a los medios tras inaugurar este sábado unas jornadas sobre la abolición de la prostitución en la Escuela de Pensamiento Elena Armedo.

También en las filas del PSOE, la vicesecretaria general, Adriana Lastra, ha criticado el "delirante" discurso de Casado en Aragón que "en veinte minutos" no ha hecho una sola referencia a la Comunidad de Madrid, "ni a lo que están pasando los madrileños".

Y desde Izquierda Unida, el secretario de Organización Federal de Izquierda Unida, Ismael González, ha considerado "normal" que Garzón defienda la separación de poderes en democracia. "Más allá de los aspavientos de cierta gente y la exageración que se está viviendo, nos parece una opinión de lo más normal del mundo" ha señalado González.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios