el 40% de la camas, ocupadas por covid

Los anestesistas del Infanta Sofía estallan: “Ahora no es emergencia, es mala gestión”

La unidad denuncia que se encuentran por encima de su capacidad a pesar de las advertencias que llevan haciendo semanas a sus superiores y a la CAM

Foto: Un paciente trasladado del Hospital Infanta Sofía (Madrid). (Reuters)
Un paciente trasladado del Hospital Infanta Sofía (Madrid). (Reuters)

El 'déjà vu' de la primera ola del covid es cada vez más real entre los facultativos de la Sanidad madrileña. La saturación por el aumento de los casos de que alertaban hace unos días desde los centros de salud empieza a ser un serio problema también para algunas plantas hospitalarias.

Es el caso de la unidad de Anestesiología del Hospital Infanta Sofía, cuyos sanitarios al completo han lanzado un grito desesperado ante el colapso este jueves de su UCI: “¡Que alguien ponga cabeza en todo esto!”.

Ante el incremento de ingresos, denuncian que se están derivando pacientes críticos tanto de covid como de otras patologías graves a su unidad, que se encuentra ya por encima de su capacidad. “La situación es crítica en la posibilidad de atender al paciente tanto en cuidados intensivos médicos como quirúrgicos”, explica en un vídeo Ángel Serrano, uno de los médicos del departamento. “La UCI lleva con la totalidad de sus 14 camas ocupadas desde hace varias semanas y la dotación de recursos de enfermería e intensivistas no cumple con todos los requisitos que debería”.

Los anestesistas del Infanta Sofía estallan: “Ahora no es emergencia, es mala gestión”

Según afirman, en este hospital de San Sebastián de los Reyes, uno de los más castigados de la comunidad durante la primera ola, ya se están suspendiendo cirugías porque el 40% de los recursos está ahora mismo dedicado a frenar una vez más la pandemia. “Lo que supone un aumento de complicaciones y mortalidad del resto de patologías”, añade Serrano.

El 40% de los recursos de este hospital está ahora mismo dedicado a frenar una vez más la pandemia

“No todo se puede solventar con buena voluntad, como se hizo en marzo-abril, dadas aquellas circunstancias”, afirman también en una carta dirigida a la dirección de su hospital y al consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, misiva de la que se ha hecho eco la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid. Aunque han mandado ya dos comunicaciones a sus superiores en el hospital y la CAM alertando del avance del colapso —el 4 y el 11 de septiembre—, los 30 facultativos que las firman (la unidad al completo) no han recibido todavía respuesta.

“Nos reiteramos en nuestra buena voluntad y ganas de cooperación en aras de ofrecer la mejor atención posible a nuestros pacientes en un contexto como el actual. Esto lo hemos demostrado sobradamente durante todo este tiempo, soportando condiciones laborales que, debido a lo alejado de nuestra práctica clínica habitual, han causado en nosotros alteraciones psicológicas y del estado de ánimo, de las que no sabemos el pronóstico a medio plazo todavía”, añaden.

Los anestesistas del Infanta Sofía estallan: “Ahora no es emergencia, es mala gestión”

Sin los refuerzos prometidos

La dirección del Infanta Sofía se había comprometido el 5 de agosto a tomar medidas ante la amenaza de una segunda ola, entre ellas, dotar de más recursos humanos al Servicio de Medicina Intensiva, que no se han llegado a materializar en contrataciones. “No se ha hecho nada en esta pausa del covid: no hay suficientes médicos, ni enfermeros ni espacios preparados. Acabamos muy mal en la primera ola y no queremos volver a pasar por lo de marzo, aunque vemos que no va a quedar otro remedio”, apunta Serrano.

Tras el parón de julio, cuando apenas veían casos de covid, los positivos fueron aumentando durante el mes de agosto. A principios de septiembre, la emergencia todavía se contenía con traslados, pero el resto de hospitales madrileños están también cada vez más saturados y ya no pueden derivarlos. Así, de las ocho camas de UCI que llevan normalmente, ahora mismo en Anestesiología están atendiendo 27 puestos (siete son de covid), pero con menos personal por vacaciones y bajas que hace unos meses (una de las anestesistas dimitió tras la primera ola). "Esta mañana, nos quedaban libres tres camas para tres posoperatorios. No tenemos margen si hay una emergencia o algo se complica", explica Eugenio Fernández, otro de los médicos anestesistas. Hace un mes que ya no se hacen ciertas intervenciones, como operaciones de rodilla o cataratas, y aun así han tenido que reforzar las guardias.

"Esta mañana, nos quedaban libres tres camas para tres posoperatorios. No tenemos margen"

Si bien la cooperación de los anestesistas fue clave durante marzo y abril, especialmente para el manejo de respiradores, denuncian que la emergencia no justifica ahora la carga de trabajo, sobre todo cuando no hay una alarma declarada institucionalmente. Consideran además que, aunque su especialidad pueda estar capacidada para atender a pacientes covid, en el caso de su unidad va más allá de lo que pueden abordar. "El manejo con una mínima calidad y seguridad de estos pacientes críticos médicos se extralimita en nuestras funciones como anestesiólogos, dadas las características de este hospital: unidad de recuperación postanestésica", explica el comunicado.

En ese sentido, les preocupan las repercusiones legales de asumir de nuevo funciones que no les corresponden fuera de un estado de alarma. "Nadie nos ha dado ninguna orden escrita a la que acogernos, ha sido todo verbal, alguien debería explicarnos hasta dónde llegan nuestras competencias”, apunta Fernández.

De las 283 plazas que hay en total en este hospital, 93 ya las ocupan enfermos de covid más otros posibles 14 pacientes, pero la situación temen que será peor a medida que avancen los días y los contagios de hoy se conviertan en críticos en unos días. Por eso, piden que se lleve a cabo un plan de contingencia, como llevan semanas reclamando. "En la primera ola, nadie se quejó porque los recursos eran los que había en medio de una emergencia", continúa Fernández. "Pero ahora se trata de una mala gestión. Ha habido una pausa en la que no se ha hecho nada, los números ya son terribles y lo único que nos encontramos son palabras vacías".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios