Caos en Marbella: de las peleas en discotecas a los clubes de playa tomados por narcos
  1. España
CIERRA UNO DE LOS LOCALES MÁS POLÉMICOS

Caos en Marbella: de las peleas en discotecas a los clubes de playa tomados por narcos

Policías locales denuncian el descontrol en los establecimientos diurnos, que han sustituido a los nocturnos en la que muchos denominan ya la capital del ocio de España en estos momentos

Foto: Caos en Marbella: de las peleas en discotecas a los clubes de playa tomados por narcos
Caos en Marbella: de las peleas en discotecas a los clubes de playa tomados por narcos

El verano está siendo complicado en Marbella, a la que ya algunos llaman la capital del ocio en España. El cierre de los locales en Levante y Baleares ha provocado que algunos turistas que pensaban acudir a estos destinos cambien sus planes y se reubiquen en la Costa del Sol. La ciudad malagueña fue testigo el pasado fin de semana de cinco peleas en una sola tarde en diferentes discotecas de la localidad, algunas de ellas con navajazos incluidos, según denuncian desde el sindicato Confederación de Seguridad Local y Autonómica. Su secretario general, Óscar Camacho, que también ejerce profesionalmente como policía local en la población, asegura que el turismo que está llegando en estas complicadas semanas está vinculado a la droga.

"Son bandas de narcos que llegan con coches de alta gama y coinciden en Marbella", sostiene el funcionario municipal y sindicalista, quien llama la atención al mismo tiempo sobre los clubes de playa. Tras el cierre de las discotecas, los turistas han pasado todos a los clubes de playa, que abren durante todo el día y algunos hasta medianoche, asegura Camacho, que no duda en hablar con claridad del público que acude a varios de estos locales, los más conflictivos. "Son franceses, belgas y holandeses de origen magrebí que se dedican a traficar a pequeña o media escala y que están aquí de vacaciones", indica el secretario general de la Confederación de Seguridad Local y Autonómica, una asociación que aglutina otras muchas organizaciones sindicales de policías municipales y regionales.

Foto: Nuevo asesinato a plena luz del día en la milla de oro de Marbella

Camacho explica que estos narcos se pasan el día en los clubes de playa bebiendo y montando en las motos acuáticas que los propietarios del establecimiento les alquilan. "Hay intervenciones todos los días", relata el agente, quien también afirma que muchos de estos conflictivos turistas han llegado a España contagiados de coronavirus, porque han venido mayoritariamente por carretera y "ahí no hay controles". Él mismo, de hecho, está en cuarentena junto a un compañero después de que el pasado fin de semana detuviera a uno de estos franceses de origen marroquí que, recuerda, tenía covid-19 y había estado en el 'beach club' Opium, uno de los más controvertidos de la ciudad. Este último ha cerrado temporalmente sus puertas esta mañana tras registrar ayer varias polémicas, además del mencionado caso de coronavirus. "Ahora nosotros estamos confinados y él está por ahí en libertad", reflexiona en voz alta el policía local que detuvo al extranjero.

Además, continúa, la Guardia Civil no tiene medios para hacer controles de alcoholemia a estos usuarios de motos acuáticas que pueden cogerlas bebidos, ya que dedica sus patrulleras a luchar contra los desembarcos de hachís, pues este tipo de narcotráfico está creciendo mucho. El Confidencial se ha puesto en contacto con la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, responsable de la zona de la Costa del Sol, pero no ha obtenido respuesta. Tampoco ha habido contestación por parte de la Dirección General de la Policía Nacional, un cuerpo del que también se queja la Confederación de Seguridad Local y Autonómica. "Hacen falta policías nacionales en Marbella desde hace años", sentencia.

La necesidad de conformar equipos de protección para los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Felipe González, que pasan el verano en la ciudad malagueña, y para algún ministro que hace lo propio reduce considerablemente el número de efectivos que la comisaría de Policía puede destinar a tareas de seguridad. Así lo explica Camacho, pero también otras fuentes municipales consultadas por El Confidencial, que aclaran que se trata de un déficit ya conocido el de la escasa plantilla de la Policía Nacional en una localidad que pasa de los 150.000 habitantes que tiene censados a más de 300.000 durante los meses estivales.

"El otro día tuvieron que venir grupos de las Unidades de Prevención y Reacción [antidisturbios] de la Policía Nacional de Málaga para hacer frente a una pelea de más de 30 personas", recuerda Camacho. "Tuvimos que reforzar con más policías locales, porque los policías nacionales destinados en Marbella estaban cubriendo con Aznar, en conducción de detenidos o de vacaciones", describe el responsable sindical, quien asegura que el cuerpo para el que trabaja tiene en cuenta el aumento de la demanda de seguridad del verano en Marbella para reorganizar sus días de asueto. "Muchas vacaciones nos las tomamos en otro momento y ponemos más horas extra", explica Camacho, quien considera que el Ministerio del Interior no se adapta en absoluto a esta realidad estival.

"Los convenios de Policía Nacional y Guardia Civil están obsoletos; no puede ser que les den vacaciones en agosto en la Costa del Sol", remarca el representante de la asociación policial, que destaca el incremento de inversión en seguridad que vienen haciendo la mayoría de ayuntamientos de España debido, a su juicio, a que el Ministerio del Interior lleva el mismo tiempo descuidando la protección de las poblaciones. En Marbella, en concreto, sentencia, "el tema de los clubes de playa está descontrolado". Desde el ayuntamiento de la localidad malagueña, prefieren no hacer declaraciones.

Marbella Narcotráfico
El redactor recomienda