EL ASESINO USÓ SILENCIADOR

Nuevo asesinato a plena luz del día en la milla de oro de Marbella

Un hombre ha recibido al menos media docena de disparos a bocajarro cuando un sicario se ha cruzado con él en plena calle de la ciudad costasoleña

Foto: Escena del crimen.
Escena del crimen.

Un hombre cayó abatido en plena milla de oro de Marbella cuando un individuo se cruzó con él hacia las dos de la tarde y le descerrajó varios tiros con silenciador. El hombre quedó tendido en la acera y murió en el acto, mientras que el sicario se introducía en un vehículo de color negro y huía del lugar a gran velocidad.

Los hechos han sucedido en la glorieta Camilo José Cela de la ciudad costasoleña. La víctima caminaba por la acera cuando a su paso salió un individuo que llevaba un maletín e inmediatamente sacó una pistola con silenciador realizando al menos media docena de disparos casi a bocajarro.

Según varios testigos presenciales que se encontraban en una clínica cercana y con los que ha hablado este periódico, el supuesto sicario se introdujo después en un coche de color negro y partió a gran velocidad de la escena del crimen.

Nuevo asesinato a plena luz del día en la milla de oro de Marbella

Cuando llegó la Policía, que tardó apenas unos minutos, solo pudo comprobar la muerte del hombre tiroteado cuyo cuerpo quedó en la calzada. Casi una hora después del crimen, aún se esperaba la llegada del juez para el levantamiento del cadáver mientras que el comisario de la ciudad se personaba para ponerse al frente de la investigación. Según la descripción de los testigos, la víctima era un hombre joven con pantalón corto.

Con este asesinato poco después de que comience el desconfinamiento por la pandemia del coronavirus, se teme que vuelva la ola de ajustes de cuentas que llevó a que, en el final del pasado año, se cometieran tres asesinatos en plena calle en apenas 16 días y en el mismo triángulo al norte de la ciudad.

Oleada de asesinatos en diciembre

El último tuvo lugar el pasado 16 de diciembre, cuando un sicario, con careta del Joker, disparó hasta cinco veces contra un hombre antes de emprender una huida por la autopista rompiendo la barrera de seguridad del peaje.

Sucedió en las inmediaciones del 'camping' de Cabopino. Allí se encontraban los asesinos esperando a la víctima, un varón francés de unos 60 años que, cuando se dirigía a su coche, fue sorprendido por los asesinos, que acabaron con su vida a balazos en el estacionamiento. Las investigaciones apuntaban a uno de los sicarios holandeses más peligrosos: Jeffrey Hermanus Slaap, nacido en Países Bajos hace 29 años y con antecedentes penales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios