ASIGNACIÓN DE REDES DE COMUNICACIÓN CRÍTICA

EEUU recela de que España cuente con Huawei para un segundo contrato de 5G

"No puede existir confianza donde los proveedores de telecomunicaciones están sujetos a un gobierno autoritario", recuerdan a El Confidencial desde la sede consular norteamericana en Madrid

Foto: Huawei en el Reino Unido. (EFE)
Huawei en el Reino Unido. (EFE)

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital dio a conocer a finales de julio la adjudicación de ocho nuevos "proyectos piloto" de aplicación de tecnología 5G en los que el Gobierno invertirá casi 40 millones de euros. Los proyectos, que las compañías desarrollarán durante este año y el próximo, han sido todos adjudicados a empresas distintas a la asiática salvo uno, el que se refiere a la Comunidad Valenciana, que es además el más jugoso en términos económicos. Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura y País Vasco contarán con mercantiles españolas como Telefónica, extranjeras como Ericsson, Nokia o Atos e incluso algunas a nivel local como Amanto Soluciones Toledo o Telecom CLM.

La Comunidad Valenciana, por su parte, además de contar con estos perfiles, tendrá también en sus grupos de 'constructores tecnológicos' a Huawei. La firma china desarrollará la red 5G junto a Orange, Arborea Intellbird, CFZ Cobots, Global Omnium Iidrica, Etra Investigación y Desarrollo, Red Eléctrica y de Comunicación Innovación y Robotnik. Todas estas mercantiles pondrán en marcha, en concreto, una "red 5G de 'backup' para asegurar comunicaciones críticas" que actualmente son ofrecidas a través de fibra óptica u otros sistemas, robots destinados a tareas de logística en el Puerto de Valencia, una plataforma de comunicación entre personal de emergencias o equipos remotos de exploración de pacientes de cáncer. El contrato, que supera los diez millones de euros, es el más elevado de los que ha concedido el Gobierno.

Es la segunda vez que la administración de Pedro Sánchez adjudica proyectos de 5G. La primera tuvo lugar el 30 de abril de 2019 y los ganadores fueron Telefónica, Vodafone y Huawei, que se unieron para desarrollar proyectos con base en esta nueva tecnología en Andalucía, y Nokia, Ericsson y varias mercantiles más, que hicieron lo propio en Galicia. La política del Gobierno español de tratar a Huawei como una empresa más deja al margen, por lo tanto, las advertencias de Estados Unidos que sí han seguido, aunque a diferente nivel, Reino Unido y Francia.

Pedro Sánchez y el presidente chino Xi Jinping. (EFE)
Pedro Sánchez y el presidente chino Xi Jinping. (EFE)

Tras la segunda adjudicación la semana pasada, la Embajada norteamericana en Madrid no ha querido esperar. En declaraciones a El Confidencial, un portavoz de la sede consular ha recordado que "Estados Unidos aboga por una economía digital vibrante en todo el mundo que se beneficie de la promesa de las redes de quinta generación". "La 5G es transformadora y afectará a todos los aspectos de nuestra vida, incluidas las infraestructuras críticas", han incidido las citadas fuentes, que destacan la necesidad de que "los países deben poder confiar en que las empresas de equipos y software 5G no amenazarán su seguridad nacional, privacidad, propiedad intelectual o derechos humanos".

"No puede existir confianza donde los proveedores de telecomunicaciones están sujetos a un gobierno autoritario, como en la República Popular China, que carece de un poder judicial independiente o de un estado de derecho que impida este mal uso de los datos", han sentenciado desde la Embajada de EEUU en España tras conocer la mencionada adjudicación a la Comunidad Valenciana. "Estamos de acuerdo con la evaluación de riesgos 5G de la Unión Europea que señala que los actores estatales representan un riesgo significativo para las infraestructuras críticas", han subrayado. "El kit de herramientas de la UE sobre la 5G ofrece a los estados miembros la opción de excluir a los proveedores no fiables", ha insistido.

Pulso a China

La oposición del Gobierno de Estados Unidos a Huawei es pública desde hace tiempo. La Administración de Donald Trump incluyó a la empresa china en su lista negra de proveedores de tecnología 5G al entender que la compañía trabaja al servicio de Pekín y que sus gestores no dudarán en entregar datos de sus clientes al ejecutivo asiático. Considera que tiene capacidad para espiar a los objetivos de China no solo en Norteamérica, sino también en Europa. Así se lo trasladaron de hecho los diplomáticos estadounidenses a sus aliados del Viejo Continente, que comienzan ahora a adjudicar concursos de 5G.

El primer ministro británico, Boris Johnson, de hecho, anunció el pasado 14 de julio que su gobierno prohibirá el empleo de dispositivos Huawei en la red 5G del país. Hasta el momento, Reino Unido había decidido limitar al 35% la presencia de la compañía asiática en este tipo de tecnología, pero la presión de Trump y la represión de China a Hong Kong, antigua colonia británica, han provocado el veto total a la multinacional en línea con Estados Unidos. También Francia, según publicó el diario económico 'Les Echos' a principios de julio, restringirá fuertemente la presencia de Huawei. Según el director de la Agencia Nacional de Seguridad de la Información, Guillaume Poupard, no será una prohibición total, pero sí una elevada restricción.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios