PRIMERA CONDENA DE CORRUPCIÓN A LA ERA RAJOY

Condenada una jefa de Aecid que benefició a la fundación del PP con ayuda al desarrollo

Un juez inhabilita a una exdirectiva por cambiar los puntos para que Humanismo y Democracia tuviera una subvención. La Fiscalía no acusó y ella fue premiada con un puesto en París

Foto: Mariano Rajoy y Gonzalo Robles, en un viaje de cooperación. (Reuters)
Mariano Rajoy y Gonzalo Robles, en un viaje de cooperación. (Reuters)
Adelantado en

Laura López de Cerain, alta funcionaria y ex alto cargo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), ha sido condenada a siete años de inhabilitación por favorecer a Humanismo y Democracia, la fundación vinculada al PP, en proyectos de ayuda al desarrollo. La sentencia considera probado que, en 2014, López de Cerain, que llegó a ser secretaria general de la AECID, cambió las puntuaciones para que esa fundación obtuviera una subvención y que lo hizo "sin que existiera ningún criterio técnico que fundamentara dicha modificación".

El presidente de la Aecid y superior de Laura López de Cerain, el exsenador popular Gonzalo Robles, había sido patrono de esa fundación. Tras el caso, denunciado por una funcionaria de base, López de Cerain fue premiada por el Gobierno del PP con un codiciado puesto de París. La Fiscalía no vio delito y nunca acusó. Esta es la primera condena por corrupción por la gestión durante el Gobierno de Mariano Rajoy.

El pasado jueves, Ignacio de Torres Guajardo, titular del juzgado penal 5 de Madrid, dictó una relevante sentencia sobre un caso poco conocido de corrupción durante el Gobierno de Mariano Rajoy. Como informó este diario, una funcionaria había acudido con un completo expediente a un juzgado de guardia a plaza de Castilla a denunciar que la Aecid había beneficiado a una fundación del PP. El caso originó una investigación judicial contra Laura López de Cerain, técnica de la Administración Civil y entonces directora de Cooperación Multilateral, Horizontal y Financiera. El juicio se celebró hace unas semanas y, pese a la abundante documentación, la Fiscalía decidió no acusar.

Laura López de Cerain, en una comparecencia en el Senado.
Laura López de Cerain, en una comparecencia en el Senado.

En una sentencia del pasado jueves, el juez considera probado que hubo prevaricación en las ayudas de cooperación al desarrollo de 2014. Ese año, en plenos recortes, las ONG dependían de esa convocatoria de 14 millones para su subsistencia. "Para la concesión de la subvención en Perú, concurrieron diversos potenciales adjudicatarios, entre los que se encontraban la ONG Médicos de Mundo y la Fundación Humanismo y Democracia", según la sentencia.

"El 15 de octubre de 2014, Guadalupe Rubio Pinillos [una funcionaria ya fallecida] remitió un correo electrónico a Laura López de Cerain con la propuesta final consensuada con los diversos técnicos evaluadores, haciéndole saber la existencia de tal consenso". La máxima responsable estaba de viaje en Nueva York junto a su superior, Gonzalo Robles, alto cargo del PP con Aznar y con Rajoy y senador. La sentencia considera probado que "una vez regresó López de Cerain de su viaje, llamó desde su despacho a Guadalupe Rubio Pinillos, mostrando su conformidad con la propuesta, a excepción del proyecto correspondiente a Perú, manifestando que había que adjudicarlo a Fundación Humanismo y Democracia".

López de Cerain fue premiada por el Gobierno con un puesto en París y las dos funcionarias que denunciaron el caso tuvieron que pedir el traslado

La sentencia relata como hechos probados la manipulación de la puntuación. "En relación a este proyecto, Laura López de Cerain le manifestó que había que variar las puntuaciones para adjudicarlo, a lo que Guadalupe Rubio respondió que no era posible sin variar las puntuaciones de los demás, pues solamente podrían subirle un máximo de 22 puntos y con ello quedaría fuera de los tres primeros puestos, que eran los correspondientes a proyectos que obtenían subvenciones". Entonces, la superior "le preguntó a Guadalupe Rubio si le parecía mal el cambio, y esta le manifestó que le parecía espantoso y que se estaban cargando la credibilidad del sistema, intentando convencer a López de Cerain de que no lo hiciera. Esta no dio explicación alguna del porqué del cambio, manifestando que ella lo asumía".

El juez enumera el cambio en las puntuaciones. "López de Cerain desbloqueó la aplicación para variar los datos y modificó la puntuación técnica de los proyectos presentados por diferentes entidades, entre ellas, la de la Fundación Humanismo y Democracia, a la que subió un total de 29 puntos, y de la entidad Médicos del Mundo, a la que rebajó 39 puntos, sin que existiera ningún criterio técnico que fundamentara dicha modificación y sin que se alterara el texto descriptivo que fundamentaba cada una de las puntuaciones". "La variación de los datos una vez finalizado todo el proceso de puntuación era un hecho sin precedentes", relata la sentencia.

Así, Humanismo y Democracia pasó al tercer puesto, el último que daba acceso a la subvención. Consiguió 84,1 puntos y Médicos del Mundo se quedó en 83,9. La subvención de 365.000 euros fue para la fundación afín al PP y Médicos del Mundo no recibió ayuda para su programa en Perú. "Al tiempo de dictarse la resolución, presidía la Comisión de Adjudicación y la Aecid Gonzalo Robles Orozco, que antes de ocupar tal cargo había formado parte del Patronato de Fundación Humanismo y Democracia". Tradicionalmente, Humanismo y Democracia era afín al PP hasta que en 2017 se constituyó en fundación ligada al partido en sustitución de FAES.

Tras el cambio y por dos centésimas, Humanismo y Democracia ganó.
Tras el cambio y por dos centésimas, Humanismo y Democracia ganó.

Los hechos del cambio de puntuación han sido, según la sentencia, "aceptados pacíficamente por acusación y defensa, en sus aspectos más generales". El juez resalta que López de Cerain reconoció haber cambiado las puntuaciones sin justificación, "sin que existiera ningún criterio técnico que fundamentara dicha modificación", según el juez, que resalta: "La inclusión de tal afirmación resulta crucial para la valoración de la trascendencia penal del comportamiento imputado a la acusada".

"Preguntada la acusada para que explicara por qué cambió las puntuaciones otorgadas por los técnicos, se limitó a defender su potestad para hacerlo en su condición de directora, no siendo capaz de dar una mínima explicación basada en criterios técnicos que justificara el cambio efectuado, más allá de su voluntad subjetiva de elevar la puntuación de la potencial adjudicataria Fundación Humanismo y Democracia, en detrimento de Médicos del Mundo". "De los motivos por los que se elevó la puntuación a Humanismo y Democracia y la bajó a Médicos del Mundo, su respuesta fue un lacónico 'resultó así', que manifiestamente resulta insuficiente para tomarlo como una mínima justificación a su decisión".

"Se limitó a defender su potestad para hacer el cambio en su condición de directora, no siendo capaz de dar una mínima explicación técnica"


La sentencia toca la vinculación de Humanismo y Democracia con el PP, como defendieron dos de las funcionarias que señalaron en instrucción que "se sobreentendía que su decisión se debía a la vinculación de Humanismo y Democracia al Partido Popular y haber pertenecido a tal ONG el director de la Aecid, Gonzalo Robles Orozco". "Ninguna prueba se ha practicado sobre la vinculación con tal partido político por parte de la fundación y del acusado, siendo por ello llevado exclusivamente a los hechos probados el hecho de que Gonzalo Robles Orozco formó parte de Fundación Humanismo y Democracia, hecho reconocido por él mismo en su testifical. No existe prueba de que el arbitrario cambio de las puntuaciones de la acusada fuera motivado por tal vinculación, como tampoco lo existe de que se produjera el viaje a Nueva York de Gonzalo Robles Orozco y la acusada conjuntamente". Robles es senador, estaba aforado y nunca fue investigado.

Sobre si fue la vinculación con el PP lo que llevó a López de Cerain a dar la ayuda, la sentencia afirma: "La tesis de las acusaciones sobre el móvil de la actora para realizar el cambio que ahora se analiza como posible acción propia del tipo penal de prevaricación no es irracional ni carece de una razonable base que justifique tal afirmación como probable, pero la prueba indiciaria practicada no es la intensidad que es exigible en una causa penal, para obtener el completo convencimiento de la intervención de Gonzalo Robles, contra el que ni siquiera se ha dirigido acusación". Este diario intentó, sin éxito, obtener la versión de Robles.

Gonzalo Robles visita los proyectos de la Aecid en Perú. (Aecid)
Gonzalo Robles visita los proyectos de la Aecid en Perú. (Aecid)

El juez justifica que sea condenada por prevaricación: "La ilicitud penal de la conducta de la acusada no se deriva del propio hecho de la modificación, sino de la absoluta ausencia de justificación y de la forma en que se realiza. La modificación transgrede la concreta forma de valoración que se incluye en el manual orientativo, otorgando puntuaciones numéricas no previstas específicamente para los aspectos a valorar, aumentando la puntuación de la Fundación Humanismo y Democracia y bajando la correspondiente a Médicos del Mundo, sin ninguna explicación plausible, más allá de beneficiar a aquella en detrimento de esta". Considera que la subvención se concedió "de manera fraudulenta".

Por eso, Laura López de Cerain es condenada a siete años de inhabilitación por prevaricación y a pagar las costas de las acusaciones, aunque no la responsabilidad civil de lo que perdió la ONG, porque era una subvención finalista y la pérdida de la ayuda "no cabe entender que produjera perjuicios para la entidad no subvencionada".

"Debe valorarse igualmente la posición del Ministerio Fiscal en el proceso, que habría impedido el enjuiciamiento de los hechos"


La sentencia tiene un mensaje para la Fiscalía, que no vio delito. "Debe valorarse igualmente la posición del Ministerio Fiscal en el proceso, que habría impedido el enjuiciamiento de los hechos de no haber sostenido su acción la acusación particular y popular".

En noviembre de 2015, tres meses después de que el caso fuera denunciado en los juzgados, López de Cerain fue designada para un puesto muy codiciado: gestora del Fondo Fiduciario Unesco-España, con sede en París. Dos funcionarias bajo su mando, que se opusieron, pidieron el traslado a otros departamentos. En esa época hubo una desbandada de altos cargos de la Aecid buscando refugio en puestos en el exterior. En París, en un puesto con un sueldo de unos 100.000 euros, López de Cerain sustituyó a Percival Manglano, exconsejero de Economía de Madrid y exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid. La plaza se dio sin publicidad ni concurrencia. Allí estuvo un año hasta que volvió a la Administración.

López de Cerain siempre ha tenido cargos con los gobiernos del PP. Estuvo en la Aecid como vicesecretaria general con el Gobierno de Aznar y, cuando llegó el PSOE, pasó a subdirectora de Cooperación de la Comunidad de Madrid. Entre 2007 y 2012, fue directora general de Mayores y Atención Social del Ayuntamiento de Madrid, y cuando el PP volvió al poder en el Gobierno central, regresó a la Aecid, donde llegó a ser secretaria general.

El caso supone la primera condena por corrupción por la gestión del Gobierno Mariano Rajoy. Hay grandes causas en investigación, como Púnica y Lezo, que afectan principalmente a autonomías y ayuntamientos, o Acuamed —la empresa pública dependiente del ministerio que dirigía Miguel Arias Cañete—, pero ninguna ha sido juzgada y mucho menos ha habido condena. Contra la sentencia, cabe recurso.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios