SIETE CARGOS SE HAN IDO

Desbandada de altos cargos de la AECID a puestos en el exterior antes de las elecciones

Al menos siete directivos de la Agencia de Cooperación se colocan en organismos internacionales ante el temor de que el PP caiga. Trabajadores denuncian la parálisis y la politización en nombramientos

Foto: El exsecretario general de Cooperación Internacional para el Desarrollo Gonzalo Robles. (EFE)
El exsecretario general de Cooperación Internacional para el Desarrollo Gonzalo Robles. (EFE)

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha tenido tradicionalmente fama de lanzadera, de destino de paso antes de un goloso acomodo en el exterior. Pero el final de la -primera- legislatura de Mariano Rajoy ha superado todos los precedentes. En los últimos meses, al menos siete altos cargos de la AECID han salido de la agencia, la mayoría al exterior, a programas internacionales financiados por AECID. Se trata principalmente de personas próximas a Gonzalo Robles, que ha dejado la dirección de la agencia para ir en la lista del PP al Senado, y temen perder su puesto, según fuentes de la agencia. Un portavoz de AECID señaló ayer que es el funcionamiento normal de la Administración, aunque hay trabajadores que critican la politización en los nombramientos y la parálisis en que ha quedado sumida la agencia.

Hace unos 10 días se despidió de sus compañeros Laura López de Cerain, hasta entonces directora de Cooperación Multilateral, Horizontal y Financiera de AECID. Lo hizo a través de un correo electrónico cuando ya había sido la elegida para un codiciado puesto en París que España designa gracias a un convenio de colaboración con la Unesco. López de Cerain se encargaba hasta ahora de los temas de la Unesco, por lo que sin apenas publicidad ni concurrencia, ahora se sentará al otro lado de la mesa. En la Unesco, López de Cerain no estará lejos del exministro José Ignacio Wert y de su esposa, Monserrat Gomendio

Un portavoz de la Agencia afirma que se trata de un procedimiento normal en la Administración

Se trata de un cargo que antes acogió a Percival Manglano, protegido de Esperanza Aguirre en el PP madrileño y con el que López de Cerain había coincidido en la Comunidad de Madrid, ya que entre 2005 y 2011 estuvo en cargos en la comunidad y el ayuntamiento, gobernados por el PP. Manglano accedió al cargo en la Unesco en 2013, cuando dejó la Comunidad de Madrid, y abandonó el puesto la primavera pasada para volver a la política, esta vez al ayuntamiento. Desde entonces el cargo, con un generoso sueldo, estaba vacante.

No es el único caso. Marta Pedrajas, responsable de la dirección y coordinación del Plan Director de la Cooperación Española 2013-2016, se marcha al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Nueva York. Lucía Hernanz, hasta ahora jefa de Gabinete de Gonzalo Robles, se va al programa Masar en Túnez, que financia AECID. Otra directora aspira a una de las embajadas que ha convocado Exteriores, según fuentes de AECID.

Programa de AECID en Bolivia. (EFE)
Programa de AECID en Bolivia. (EFE)

 

No son solo altos funcionarios con muchos años los que se van al exterior. Francisco Quesada, asesor parlamentario de Gonzalo Robles y que cesó con él como marca la ley, se va al Programa Mundial de Alimentos, en Roma. En esa ciudad coincidirá con Ángeles Albert, cuyo destino es la Academia de España (aunque esta no destaca entre sus compañeros por ser una persona de Robles).

La lista crece si se retrocede unos meses. El 18 de julio, el Boletín Oficial del Estado publicó el nombramiento de Alberto Antonio Virella Gomes como embajador de España en Senegal. Hasta entonces era director de AECID para África y Asia. El director de Acción Humanitaria, Manuel Sánchez Montero, se ha ido a Acción contra el Hambre como Director de Incidencia y Relaciones internacionales. José Ángel Manzano, exjefe de Gabinete de Gonzalo Robles, ocupa desde hace aproximadamente un año un puesto en un fondo de agua de AECID en el Banco Interamericano de Desarrollo en Washington. 

ESPECIAL COOPERACIÓN: EL FONDO DE AGUA

Dentro de la agencia, crecen los recelos sobre este sistema de dejar los cargos antes de que acabe la legislatura y hacerlo además a organismos que AECID ha financiado. Señalan que la mayoría de los que saltan del barco lo hacen por temor a encontrarse sin validos después de las elecciones y prefieren que el invierno les pille en cómodos destinos. Además, fuentes de la agencia critican que haya una parálisis por la falta de cuadros medios. La AECID está sin director desde que el 13 de noviembre cesó Gonzalo Robles, que abocó sus funciones al secretario de Estado. Robles había acumulado además los cargos de director y secretario general. Legalmente, su salida era imprescindible para poder concurrir a las elecciones.

Un portavoz de AECID consideró ayer que la salida de estos cargos forma parte del funcionamiento normal de la Administración. "Es normal que a final de la legislatura haya un cambio". Este añadió que Exteriores fomenta la entrada de personal español "en puestos directivos y predirectivos de Naciones Unidas". "Lo vemos como una redistribución del talento que nos da más peso internacional", afirmó. Insistió en que no hay ninguna parálisis porque hay puestos remplazados y los que no, han abocado sus funciones a otros funcionarios.

No es ni mucho menos el primer caso de salto al exterior desde AECID, a veces en el sector público y otras en el privado. En la época del PSOE, Francisco Moza Zapatero pasó de la AECID a responsable de Relaciones Institucionales de América Latina del Banco Santander (similar puesto al que ahora pretende su mentora, Trinidad Jiménez, pero en Telefónica) y Leire Pajín, que dirigó la AECID, estuvo en Nueva York en la ONU. Ante la sucesión de nombramientos, hay quien en la agencia la llama ya la 'Agencia de Colocación Internacional'.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios