HOSPITAL DE CAMPAÑA EN MADRID

Madrid emula el hospital milagro de Wuhan: así tratan en Ifema a los primeros pacientes

El personal sanitario ya trabaja en el pabellón 5 del recinto ferial de Madrid cuidando de contagiados por coronavirus en 300 camas instaladas con extraordinaria celeridad

Foto: El pabellón 5 del recinto ferial de Madrid está operativo este lunes atendiendo a enfermos de coronavirus. (EFE)
El pabellón 5 del recinto ferial de Madrid está operativo este lunes atendiendo a enfermos de coronavirus. (EFE)
Adelantado en

Ancianos recogidos de residencias y de pasillos de hospitales saturados llegaron este fin de semana en autobuses de la empresa Alsa al recinto ferial de Madrid. En la tarde-noche del sábado, unas 80 personas mayores con tos seca, fiebre y disnea fueron ingresadas en el hospital de campaña construido por iniciativa del Gobierno de la Comunidad de Madrid en colaboración con el Ejército y el personal propio de Ifema. Al mediodía del lunes ya estaban hospitalizados unos 150 pacientes que presentaban la sintomatología típica del Covid-19 en el pabellón número 5, el único operativo hasta el momento

Madrid emula el hospital milagro de Wuhan: así tratan en Ifema a los primeros pacientes

"Este hospital improvisado aliviará un poco la saturación que viven los hospitales de Madrid", explica el enfermero de una UVI móvil del servicio médico de emergencias autonómico SUMMA 112 que ha trabajado en la nave donde se han instalado 300 camas. Estos días no dan abasto porque si habitualmente ya van muy apurados proporcionando cuidados paliativos a domicilio a enfermos terminales, ahora deben multiplicarse para atender también a contagiados por coronavirus. "Somos 1.700 profesionales trabajando en UVIs móviles, pero ya han caído infectados más de 300 compañeros, lo que dificulta aún más nuestra labor", cuenta este enfermero.

Madrid trata de emular la política del Gobierno chino de construir instalaciones médicas auxiliares. El hospital 'milagro' de la ciudad de Wuhan, epicentro de la pandemia, se edificó en tal solo diez días y sumó 1.000 camas distribuidas en 25.000 metros cuadrados. Pero Madrid quiere batir esas marcas. El hospital de campaña planeado en Ifema se pondrá en marcha en un tiempo récord -apenas una semana- y habilitará hasta un máximo de 5.500 plazas en 35.000 metros cuadrados si fuera necesario. En ese caso, se convertiría de largo en el hospital con mayor capacidad de España. Los más grandes tienen un millar de camas.

Una enfermera que trabajó en Ifema en la noche del domingo al lunes asegura que entonces ya había decenas de pacientes ingresados en el pabellón 5. Muchos de ellos son jóvenes que sufren neumonía bilateral como patología predominante, una de las dolencias más habituales provocadas por el Covid-19. Subraya que había cierto caos porque el personal sanitario no contaba aún con los historiales médicos ni con los informes oportunos para dar la medicación correcta a los enfermos.

“Estaban asustados y noté que lo que necesitaban realmente era que te pararas a hablar un ratito con ellos y hacerles bromas, así que yo iba con el nombre del paciente y me echaba unas risas con ellos”, explica esta enfermera. Las camas están desplegadas por la nave a unos tres metros de distancia entre ellas. Pero no tienen cerca tomas de electricidad, de modo que los infectados no tienen posibilidad de cargar sus teléfonos móviles y comunicarse con sus familiares y amigos. Esa situación les provoca angustia.

Aun así se muestran agradecidos. Este lunes a las diez de la noche, justo cuando se producía el cambio de turno del personal médico, los pacientes prorrumpieron en un largo aplauso de homenaje y agradecimiento como se ve en este vídeo:

El Estado exhibe músculo

Miembros fornidos de la Guardia Real custodian la entrada del pabellón número 5. Su capitán, de dos metros de altura y porte atlético, no autoriza a nadie ajeno al personal médico a que traspase el umbral de la puerta que da acceso a la nave. Desde fuera, se ve que reina un gran ajetreo en su interior. Diferentes profesionales ataviados de blanco, verde, azul y con chalecos reflectantes se mueven con presteza entre los enfermos. Una bombona de oxígeno escolta cada cama por si hiciera falta, comenta un trabajador de los servicios de emergencia cuando es preguntado por este diario.

El pabellón 5 está situado a medio kilómetro de la entrada principal del recinto de ferias y congresos. Bajo la lluvia, numerosos grupos de personal sanitario llegados en ambulancias y transporte público recorren a pie los 500 metros que les separa de la nave que ya está operativa.

Más allá, en los pabellones 7 y 9, soldados de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y empleados de Ifema se afanan por terminar de montar otras 1.300 camas y 96 puestos de cuidados intensivos para los infectados críticos. Un comunicado del Gobierno de la Comunidad de Madrid informó el domingo que esas plazas estarían listas para el martes 24, pero parece que esto no será posible en el tiempo inicialmente estimado. “Se está trabajando a buen ritmo para que todo esté listo cuanto antes, pero habrá que esperar unos días para que esas otras 1.300 camas estén disponibles”, señala a El Confidencial Antonio Zapatero, uno de los dos directores del hospital provisional junto Javier Marco. Ambos son especialistas en medicina interna, Zapatero ejerce en el hospital de Fuenlabrada y Marco en el Clínico San Carlos.

Javier Marco (i) y Antonio Zapatero (d), directores del hospital de campaña en IFEMA. (M. G. R.)
Javier Marco (i) y Antonio Zapatero (d), directores del hospital de campaña en IFEMA. (M. G. R.)

Los hospitales de Madrid tienen colmadas sus unidades UCI. Esperan como agua de mayo que estén operativos los 96 puestos de cuidados intensivos en Ifema. Entre tanto, el vaivén de camiones de bomberos, ambulancias, vehículos del Ejército y de la Policía Municipal, cuatro por cuatro de la Guardia Real y su respectivo personal se hacían muy presentes en el entorno del hospital de campaña para acabar cuanto antes la tarea. El Estado saca músculo para combatir la pandemia en el recinto ferial de la capital. Las administraciones central, autonómica y municipal cooperan para revertir la situación de crisis que golpea con dureza a los habitantes de Madrid. El Ministerio de Sanidad anunciaba el lunes que los muertos por coronavirus en esa comunidad ascendían a 1.263, es decir, seis de cada diez fallecimientos ocurridos en el conjunto de España.

“Este proyecto es un ejemplo de los buenos frutos que puede dar la colaboración entre todos. Es esencial que colaboremos para paliar el daño a la ciudadanía y aplanar la curva”, afirmó José Luis Martínez-Almeida a El Confidencial a las puertas del pabellón 5. Disciplinado, el alcalde de Madrid se protegía con mascarilla y guantes azules, al mismo tiempo que mantenía la distancia de seguridad con el reportero.

Visita oficial a mediodía

“Nos vamos para que trabajéis sin estorbo”, gritaba Margarita Robles al personal sanitario y militar que la recibía a la una de la tarde a escasos metros del acceso al pabellón 5. La ministra de Defensa no quería permanecer mucho tiempo en el lugar para no obstaculizar su trabajo –explicaba- y animaba y felicitaba al personal con entusiasmo.

El pabellón 5 de Ifema preparado para acoger a 300 pacientes de coronavirus.(CAM)
El pabellón 5 de Ifema preparado para acoger a 300 pacientes de coronavirus.(CAM)

Una comitiva oficial de alto nivel había llegado hacia las 12:45 horas del lunes al recinto ferial. Robles estaba acompañada del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el alcalde de Madrid y el consejero autonómico de Justicia e Interior, Enrique López. La lluvia intensa caída durante toda la mañana paró un rato y respetó su visita.

Grande-Marlaska iba acompañado de altos oficiales de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía, con quienes departía sin reparar en prisas. Por su lado, Martínez Almeida se mostraba solícito son todo aquel que lo requería, sin apremio y con amabilidad.

El ministro del Interior habla en IFEMA con oficiales de la G. Civil y el CNP. (M. G. R.)
El ministro del Interior habla en IFEMA con oficiales de la G. Civil y el CNP. (M. G. R.)

“Estamos poniendo todos los recursos para que este hospital funcione a pleno rendimiento cuanto antes”, manifestó Enrique López a este diario.

El recinto ferial de Madrid es hoy escenario de cómo un Estado se despliega en toda su capacidad para superar una crisis como la provocada por la pandemia del Covid-19. En 2004, ese espacio ya sirvió como aliviadero cuando se transformó en una gran morgue tras los atentados del 11-M que causaron 192 muertos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios