Del Comité de Expertos de Medicina Intensiva

Pandemia hasta el 1 de junio y de 36.800 a 87.000 muertos: el plan para las UCI

El documento, de 73 páginas, se ha hecho llegar a los 250 servicios de medicina intensiva y se prevé el escenario "más probable" si las medidas de contención no dan resultado

Foto: Solo las medidas de contención pueden hacer variar el escenario desolador del plan de contingencia. (EFE)
Solo las medidas de contención pueden hacer variar el escenario desolador del plan de contingencia. (EFE)

Una duración de la pandemia de 12 semanas —estamos en la segunda, lo que supondría darla por finalizada el 1 de junio—; un escenario probable de 278.435 hospitalizaciones a lo largo de esos 84 días, con 55.986 fallecimientos con coronavirus y un pico de la enfermedad en la semana séptima (la que comienza el 20 de abril), en la que se producirían 6.673 ingresos hospitalarios cada día, con una ocupación de 67.412 camas. Este es el panorama "más probable" —si no funcionan las medidas del estado de alarma— del plan de contingencia terminado el pasado martes por el Comité de Expertos en Medicina Intensiva en colaboración con los responsables de las UCI de toda España.

Ante el avance de la pandemia, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias decidió elaborar un plan "con la acción conjunta, los protocolos, recomendaciones y los escenarios" a los que se iba a enfrentar la red hospitalaria española. El documento, de 73 páginas, se ha hecho llegar a los 250 servicios de medicina intensiva españoles. En él se evalúan las necesidades de material, de camas, de respiradores, y se simula, con los datos conocidos de China, de Italia y los comportamientos de las epidemias de influenza, el escenario "más probable" al que nos encaminamos si todas las medidas de contención que han empezado a ponerse desde el fin de semana pasado no dan resultado.

"El escenario que más se ajusta a la situación actual de las CCAA más afectadas se refiere a una tasa de ataque bruto del 35% y 12 semanas" de duración

Es importante aclarar que el informe evalúa la red hospitalaria pública —no las capacidades de la privada, ahora bajo el mando único del Ministerio de Sanidad— no, por ejemplo, las camas de UCI que se van a montar en Ifema o en el viejo hospital La Fe de Valencia, ahora recuperado. Tampoco los miles de enfermeros, médicos, licenciados y otros profesionales contratados para hacer frente a la crisis del Covid-19. Es decir, el plan, presentado el día 17, ofrecía un retrato fiel de los recursos que se tenían el día 13 —la víspera del decreto— para hacer frente a la pandemia y de las necesidades que iban a provocar, y los efectos si las medidas tomadas ahora —de confinamiento, de supresión de viajes o de aumento de recursos— no funcionan. Por ello, la importancia del #quédateentucasa y de perseguir a quien no lo cumple.

Teniendo en cuenta la premisa anterior, el plan de contingencia establecía, por ejemplo, cinco fases de la pandemia: preparación, inicio, saturación, colapso y control de la crisis. Ahora mismo, y pese a las medidas decretadas, estaríamos pasando del escenario de saturación (suspensión de toda actividad ajena al Covid-19, salvo las intervenciones inaplazables, y un criterio de ingreso en UCI estricto con "limitación del tratamiento de soporte vital") al de colapso ("Reclutamiento de todo el personal de reserva disponible; uso de todas las camas disponibles en el hospital, incluidas las de la UCI, para atender prioritariamente a los pacientes que tengan una mayor probabilidad de recuperación; establecer el principio de priorizar el beneficio global sobre el particular, tomando las decisiones que se deriven; los estándares asistenciales pueden disminuir y soporte psicológico del personal sanitario y la población atendida").

El informe enviado a los responsables de las UCI de todo el país afirma que "el escenario que más se ajusta a la situación actual de las comunidades más afectadas se refiere a una tasa de ataque bruto del 35% y una previsión de 12 semanas" de duración. Tras estudiar los datos de contagios e ingresos en UCI que había en Madrid el pasado 9 de marzo, se hicieron unas proyecciones con esa tasa de ataque del 35%: el modelo arrojó para la segunda semana los datos exactos que había en Madrid el 16 de marzo, lo que confirmó que ese era el escenario más plausible de la evolución de la pandemia.

"Escenario más plausible" si fallan las medidas

El plan traslada esos datos a nivel nacional y "el impacto de la pandemia de Covid-19 se calcula con el escenario correspondiente a la situación de las comunidades más afectadas. Con tasa de ataque del 35% y con 12 semanas de pandemia, los resultados obtenidos serían los siguientes:

1. Número de admisiones semanales hospitalarias: 278.435 en total (128.755 en el mejor escenario y 364.515 en el peor) repartidas en 12 semanas, así como el número de pacientes ingresados en cada una de ellas.

2. El punto máximo de demanda de recursos hospitalarios se establece en la semana séptima (20 de abril), con 41.765 admisiones hospitalarias en dicha semana y 6.673 ingresos en un solo día, y ocupando 67.412 camas.

3. Se presenta igualmente el número de pacientes que se prevén ingresados en UCI en cada semana: en la semana pico, 9.257 pacientes hospitalizados estarán requiriendo ingreso en medicina intensiva".

Si fallan las medidas, el "escenario probable" es 278.435 hospitalizaciones en 84 días, con 55.986 fallecimientos y pico de la epidemia el 20 de abril

Aunque el panorama es desalentador, el propio plan insiste en que "el escenario seleccionado (tasa de ataque 35%; R0:4 y duración 12 semanas) es una predicción pensada para planificar necesidades en el caso de que las medidas de contención establecidas hasta ahora no sean suficientes. Por este motivo, aconsejamos que cada comunidad autónoma realice sus cálculos de planificación en función de la situación real que tengan en ese momento".

"La tasa de ataque del Covid-19 es aún mal conocida —dicen los expertos en el plan—, pendiente de estudios actualmente en curso. El CDC, en un estudio que monitoriza a 445 personas que entraron en contacto con el Covid-19, establece una tasa de ataque que varía entre un 10,5% en el ámbito familiar y domiciliario y un 0,45% entre contactos estrechos. Sin embargo, la rapidez de contagio actual en España hace pensar que la tasa sea superior a la referida. Por ello, de las tres tasas de ataque que pueden introducirse en el 'software' —15%, 25% y 35%—, presentamos las referidas al 25% y 35% porque pueden reflejar una situación más realista".

Modificar el "escenario más plausible"

La planificación de los escenarios con los que trabajan actualmente las UCI españolas "se basa en la aplicación del 'software' FluSurge 2.0", que permite realizar cálculos aproximados "del aumento de la demanda de servicios basados en hospitales durante una pandemia de influenza, y que se puede usar para realizar una planificación en una situación de pandemia". La herramienta, por tanto, es capaz de "modificar la población en riesgo, los recursos hospitalarios disponibles y los supuestos de curso epidemiológico del proceso pandémico" para modificar en cada momento las previsiones de mortalidad, hospitalizaciones y duración.

El confinamiento para intentar frenar la propagación y la tasa de ataque; la ampliación de camas de hospital con la red privada y los hospitales de campaña; los cientos de camas de UCI nuevas; los miles de profesionales contratados... tienen que servir para 'aplanar' la curva y que no se cumpla el "escenario más probable" que ahora mismo se maneja en las UCI españolas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios