GRACIAS A LA MANIOBRA DE HEIMLICH

Un policía salva la vida a un niño de 4 años que se había atragantado en Lorca

Una cámara de seguridad grabó toda la secuencia, desde que el agente salió de la comisaría a por el niño, hasta que la madre se lo pudo llevar a casa unos minutos más tarde

Foto: El policía corrió con el pequeño en brazos hacia el interior de la comisaría (Foto. Twitter)
El policía corrió con el pequeño en brazos hacia el interior de la comisaría (Foto. Twitter)

Un policía nacional que se encontraba de servicio ha salvado la vida de un niño de solo cuatro años que se había atragantado con un trozo de comida. Los hechos sucedieron en la localidad murciana de Lorca hace pocos días, aunque ha sido ahora cuando se ha hecho público el vídeo que recoge la secuencia de lo sucedido.

Como se puede ver en las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad, una mujer acude corriendo hasta la puerta de la comisaría y entra para pedir ayuda. Inmediatamente sale un policía que ve cómo en la acera de enfrente hay un coche aparcado y, en el exterior, una mujer sujetando a un niño pequeño.

El hombre no se lo piensa, cruza la carretera y se va a por el niño. Después de escasos segundos lo coge en brazos y lo lleva al interior de la comisaría, para poder tener más luz y trabajar con comodidad. Aunque no se aprecia bien, otra persona ayuda al policía a realizar la maniobra de Heimlich con la que consiguen salvar al pequeño.

Un milagro navideño

El vídeo dura poco más de tres minutos, el tiempo que tardó el agente en salvar al niño que se había atragantado. Tal y como publica La Verdad, poco después, y ya recuperado, el menor abandona la comisaría junto a su madre después de haber pasado por el episodio más complicado en sus pocos años de vida.

El policía salió corriendo de comisaría, cogió al pequeño, lo introdujo de nuevo en el edificio y le salvó la vida con la maniobra de Heimlich

Los agentes de la Policía Nacional tienen una asignatura durante su preparación en la academia llamada Técnicas Asistenciales de Urgencia (TAU), en la que se les forma en casos de primeros auxilios como esta maniobra de Heimlich, pero también en maniobras de reanimación cardiopulmonar, casos de hemorragias, etc.

Esta formación es vital para que los policías puedan salvar una vida en casos urgentes, o al menos prolongar la vida de una persona hasta que lleguen los servicios de emergencias a un determinado lugar. Además, durante su carrera profesional siguen formándose en este apartado con nuevos cursos sobre atención inmediata.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios