COPIÓ ARTÍCULOS ÍNTEGROS de internet

El Govern regó con dinero una revista de 'corta y pega' para financiar el 'procés'

La Guardia Civil concluye que la revista 'ONGC', editada por un antiguo dirigente de CDC y beneficiaria de cuantiosas ayudas públicas, era una tapadera para financiar el independentismo

Foto:

La corrupción del PDeCAT habría colonizado incluso el mundo intelectual. La Guardia Civil ha descubierto que instituciones y entes públicos controlados por el partido concedieron miles de euros en subvenciones públicas a la revista de pensamiento de un dirigente de la formación que, en realidad, se habría limitado a plagiar artículos de internet, según recoge un informe al que ha tenido acceso El Confidencial. El Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona imputa a los cabecillas de esta trama los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias.

Víctor Terradellas
Víctor Terradellas

El caso gira sobre la revista 'ONGC' ('Organizaciones no Gubernamentales Catalanas'), editada indistintamente por las fundaciones Igman y Catmon, ambas controladas por Víctor Terradellas, ex responsable de Relaciones Internacionales de la antigua Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y estrechamente vinculado a Artur Mas y Carles Puigdemont. Así lo acreditan mensajes, documentos y correos electrónicos hallados en sus ordenadores y teléfonos móviles. También destaca tras esas dos entidades Francesc de Dalmases, actual diputado de JxCAT.

Los expertos en delitos económicos de la Guardia Civil sostienen que Terradellas habría utilizado Igman y Catmon para, en connivencia con los máximos responsables de la Generalitat y el PDeCAT, desviar fondos públicos al proceso independentista. La revista 'ONGC' sería una pieza clave en ese engranaje. Recibió subvenciones para difundir proyectos culturales y sociales, pero el dinero terminó presuntamente financiando viajes para buscar apoyos internacionales al 1-O, costeando conferencias de Puigdemont e incluso sufragando gastos personales del propio Terradellas, una figura decisiva en el aparato exterior del referéndum.

La Guardia Civil ha analizado los contenidos de 'ONGC' para tratar de acreditar que era una simple tapadera. Los agentes eligieron al azar los números 62 (año 2016) y 65 (agosto de 2017) de la revista. En esta última, por ejemplo, encontraron un artículo titulado “Armas nucleares: persiste la modernización” que ya había sido publicado un año antes por la fundación Fundipau, ajena al entramado de Terradellas. También en el número 65 apareció una noticia con el título “Marc Sellarés y los refugiados”, cuyo texto e imagen principal habían salido semanas antes en el diario 'Regió 7'. En otra pieza de ese ejemplar, que se titula “¿El miedo a la venganza es parte del problema?”, se incluye una biografía sobre la columnista Barbijaputa copiada íntegramente de la Wikipedia. Asimismo, una columna publicada bajo el encabezamiento de “Las músicas” fue difundida cuatro meses antes por otro medio.

En el número 62 de 'ONGC' se habrían detectado plagios similares. Un artículo titulado “El gasto militar retoma el crecimiento” fue copiado íntegramente de la página de la fundación Fundipau. Otro texto de esa edición con el encabezamiento “La espiral de violencia en Turquía y la urgencia de una salida a la cuestión kurda” fue divulgado meses antes por la Escuela de Cultura de la Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona. De nuevo en el número 62 se han localizado dos artículos que serían “copias idénticas”, gráficos incluidos, de sendas informaciones difundidas semanas antes por la web La Realidad de la Ayuda, un portal de transparencia sobre la ayuda a la cooperación de las entidades catalanas.

La calidad de los contenidos y la tirada de la revista —2.000 unidades por número con una periodicidad trimestral— contrastan con el importe de las ayudas que recibieron Catmon e Igman para editarla. En 2014, percibieron 20.000 euros del Departamento de Presidencia de la Generalitat. Al año siguiente, los fondos públicos subieron a 40.000 euros. Y en 2016, llegaron a 50.000 euros.

A esas subvenciones hay que sumar la facturación que obtenía Terradellas mediante la venta de publicidad a instituciones y organismos controlados por el PDeCAT y su marca electoral JxCAT. Solo del Canal Olímpic, gestionado por la Generalitat, 'ONGC' cobró 9.264 euros entre 2016 y 2017. Además, una segunda publicación de Catmon e Igman, 'Catalan International View', logró de forma simultánea ayudas de la Diputación de Barcelona y del Departamento de Presidencia por cuantías que llegaron a los 150.000 euros al año.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios