UNIVERSIDAD INTERNACIONAL DE CATALUÑA

Un rector ensaya un producto médico de su sociedad en la universidad que dirige

El rector de la Universidad Internacional de Cataluña tiene participación en una sociedad limitada que comercializa un producto comercial médico que es objeto de ensayos clínicos en la propia UIC

Foto: Campus de Salud Sant Cugat, de la Universitat Internacional de Catalunya. (Paul Mac Manus / CC)
Campus de Salud Sant Cugat, de la Universitat Internacional de Catalunya. (Paul Mac Manus / CC)

El MimetikOss es un injerto sintético que facilita la regeneración de los huesos. Se trata de un producto médico comercial que ha desarrollado Mimetis Biomaterials SL, una empresa fundada en 2013 como sociedad derivada (‘spin-off’) de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). En uno de los proyectos de investigación de la UPC, se desarrolló ese producto para favorecer la regeneración natural de tejidos óseos. Principalmente, se está probando el MimetikOss en la especialidad de la Odontología.

La sociedad fue creada por Xavier Gil Mur, rector de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC) desde 2015, y Maria Pau Ginebra, catedrática de la UPC y su esposa. Hoy, Mimetis Biomaterials SL está participada por el matrimonio Gil Mur y Ginebra, la UPC y otros inversores privados. El rector de la UIC asegura que es propietario del 5% de la misma, mientras que el 12,5% está en manos de la Politécnica.

Denunciantes que prefieren salvaguardar su anonimato cuentan a este diario que obedece a una mala práctica que el rector de la UIC permita que exista un proyecto de investigación sobre el MimetiKoss desde 2017 en la propia universidad que dirige y que los ensayos clínicos se lleven a cabo al amparo académico e investigador de la misma.

Xavier Gil Mur (izda), rector de la Universidad Internacional del Cataluña.
Xavier Gil Mur (izda), rector de la Universidad Internacional del Cataluña.

Mimetis Biomaterials obtuvo en 2017 unos beneficios netos de 213.026 de euros, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Hoy, tiene un activo total de 1,6 millones. En 2018, su resultado fue negativo en 151.719 euros, aunque tiene unos deudores comerciales de casi 300.000 euros. El año pasado, obtuvo 328.000 euros en subvenciones y donaciones. La Unión Europea, los ministerios de Ciencia e Innovación y Economía y la Generalitat de Cataluña están entre las instituciones que han apoyado la empresa con financiación pública.

“Maria Pau Ginebra y las personas que había allí [en la Politécnica] pusimos un dinero porque así se establece para la creación de un ‘spin-off’, y ese dinero supongo que si hay unos beneficios podríamos solicitar un beneficio, pero la verdad es que lo desconozco”, cuenta Gil Mur a El Confidencial.

Este rector, doctor en Ingeniería Química y Materiales, afirma que aún no ha recibido ningún dividendo de la SL. “Pero si la empresa se vendiera, por ejemplo, si hay una relación con una multinacional interesada para vender ese producto, pues tendríamos que ver la legalidad para ver cómo se puede hacer, pero la universidad tendría que guardar un valor de ese 12,5%”, dice Gil Mur.

Nosotros constituimos la empresa y nos dimos cuenta de que es otra galaxia, ya que las empresas lo que quieren es ganar dinero

Este funcionario en excedencia de la UPC, ahora al mando de la universidad privada UIC, asegura a este medio que pusieron en marcha Mimetis Biomaterials para que los estudiantes y doctorandos pudieran realizar un trabajo profesional. La sociedad tiene hoy siete empleados. Argumenta que en ese sentido cumplieron con lo estipulado con la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.

Pero preguntado de nuevo por el asunto de los beneficios en caso de que se vendiera la empresa y de por qué su producto principal, el MimetiKoss, es objeto de estudios clínicos en un proyecto de investigación acogido en la universidad de la que es rector, Gil Mur apunta lo siguiente: “Nosotros constituimos la empresa y nos dimos cuenta de que es otra galaxia, ya que las empresas lo que quieren es ganar dinero. De momento, nosotros no hemos tenido ningún ingreso de la empresa. En el caso de que se vendiera, supongo, pero no lo sé”.

Ensayos clínicos con el MimetikOss

Xavier Gil Mur asumió el Rectorado de la UIC en octubre de 2015. En noviembre de 2017, esa universidad privada llegó a un acuerdo con Mimetis Biomaterials para desarrollar el estudio clínico 'Eficacia del uso de MimetikOss en la preservación de cresta alveolar: un estudio multicéntrico aleatorizado controlado', que dirige el doctor Miguel Roig Cayón, propietario de la clínica odontológica Dentes de Barcelona y experto en restauración dental. Ese proyecto de investigación se refleja en las memorias académicas de la UIC de los dos últimos cursos académicos.

Roig Cayón señala que, además de testarse en la UIC, los estudios clínicos con el MimetiKoss y su implantación a pacientes se realizan en otros siete centros universitarios y en una clínica de Pamplona. Entre las universidades que realizan esos ensayos clínicos, están la Complutense de Madrid, la de Sevilla o la de Lund, en Suecia.

Mimetis Biomaterials costea esos ensayos para hacer el seguimiento práctico de que el MimetikOss tiene una calidad suficiente para comercializarlo más ampliamente. Cuenta con el marcado CE desde 2016, lo que permite que se venda en todos los países de la Unión Europea. Sin embargo, el doctor Roig Cayón sostiene que aún no lo usa en su clínica. “Espero a que se acabe el ciclo de ensayos”, apunta. Lo hace por precaución. Al mismo tiempo que insiste en que el rector y cofundador de esa SL no se inmiscuye en el desarrollo del producto. “La empresa solo se reserva los derechos de dar permiso para posibles publicaciones. Si el estudio no sale positivo, es normal que no permitan hacer una publicidad negativa de su producto comercial”, dice este doctor.

Subvenciones

Los campus de Barcelona y de Sant Cugat de la Universidad Internacional de Cataluña acogen a más de 8.000 alumnos en el presente curso. Su especialidad de Odontología se sitúa en el rango de los puestos 151-200 del reputado ‘ranking’ de Shanghái.

La UIC es una universidad privada, pero al igual que todas las no públicas recibe cuantiosas subvenciones. Recuerda una portavoz que es una fundación sin ánimo de lucro, ya que “en el sistema universitario catalán todas las privadas son fundaciones sin ánimo de lucro”.

Para el curso 2018-2019, por ejemplo, la Comisión Europea concedió un proyecto Feder por valor de 404.642 euros. Además, hubo otras ayudas públicas del Ministerio de Economía y de otras instituciones como Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y la Generalitat de Cataluña que aún no están cuantificadas, según indican desde la UIC, porque la contabilidad del último curso aún no está finalizada.

Su portal de transparencia informa sobre las subvenciones desde 2015. En el curso 2017-2018 recibió 234.343 euros en ayudas públicas para ciertas partidas.

Investigación The Implant Files

Esta información se encuadra dentro del trabajo The Implant Files, coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y en la que participaron El Confidencial y La Sexta y otros 57 medios de 36 países, y que comenzó a publicarse en otoño de 2018. La investigación reveló que las autoridades sanitarias estatales e internacionales no realizan los controles de calidad necesarios a los productos sanitarios para proteger adecuadamente a los pacientes. Ello ocurre a favor de una industria en auge que multiplica sus beneficios año tras año.

Si tiene información relevante sobre este tema u otro de interés público, no dude en escribirnos a investigacion@elconfidencial.com. ¡Gracias!

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios