LUIS GERPE, TORERO DE 25 AÑOS

8 días de huelga de hambre para torear en Las Ventas: "O me dan fecha o al hospital"

Luis Gerpe lleva ocho días de huelga de hambre para pedir a la empresa que gestiona la Plaza de las Ventas que le asigne una fecha para confirmar, tras cuatro años, su alternativa

Foto: El torero, en su séptimo día de huelga de hambre en Las Ventas. (J. Corbacho)
El torero, en su séptimo día de huelga de hambre en Las Ventas. (J. Corbacho)

Pasan varios minutos de las cinco de la tarde —la hora taurina por excelencia— y el sol aprieta en la madrileña Plaza de las Ventas. Una familia japonesa se acerca a fotografiar la fachada del coso capitalino y posa junto a la estatua del matador José Cubero 'Yiyo', situada frente a la Monumental. Tras la instantánea, uno de sus miembros, un joven de unos 10 años, molesta a su hermano, algo mayor, con una sudadera, utilizándola como si se tratase de un capote. No tiene mucho éxito; el muchacho de más edad, que sostiene un paraguas para protegerse del calor, sigue a lo suyo y se niega a 'embestir'.

Los carteles anuncian a Fernando Robleño, Sebastián Ritter y Juan Ortega para el festejo del miércoles, celebración de la Virgen de La Paloma. A excepción de unos pocos viandantes y algunos aficionados que acuden a las taquillas a por sus entradas, los alrededores del coso están vacíos.

Escultura dedicada al torero Yiyo. (J. C.)
Escultura dedicada al torero Yiyo. (J. C.)

Vacío está también, desde hace más una semana, el estómago del diestro toledano Luis Gerpe, quien permanece desde el pasado día 8 en huelga de hambre para reclamar a la empresa gestora de la plaza que le permita torear en ella y confirmar así, tras cuatro años, su alternativa.

El torero toledano lleva ocho días en huelga de hambre junto a la Plaza de Las Ventas para pedir a la empresa una fecha y confirmar su alternativa

Ocho días —y sus respectivas noches— sin comer, durmiendo junto a la Puerta Grande de Las Ventas, cuya arena desea volver a pisar. Como novillero, cortó tres orejas y dio dos vueltas al redondel madrileño, además de ser condecorado durante su formación en la Escuela Taurina. Entre 2011 y 2014, el espada toreó en el Coliseo de Nimes (Francia), en México o en Perú. Antes, a escasos meses de cumplir la mayoría de edad, el seseñero había debutado con picadores en Bogotá (Colombia).

Luis Gerpe, durante su protesta. (J. Corbacho)
Luis Gerpe, durante su protesta. (J. Corbacho)

En agosto de 2015, Gerpe tomó la alternativa —rito por el cual un novillero se convierte oficialmente en matador— en Alcalá de Henares (Madrid); una liturgia que ahora quiere —como establece el reglamento— confirmar toreando en la gran Monumental.

La empresa resiste las "presiones"

Plaza 1, la empresa dirigida por Simón Casas y Rafael García Garrido que administra el coso de la capital, ha publicado este miércoles por la tarde un comunicado en el que anuncia que "no aceptará ningún tipo de acción, en forma de huelga de hambre, por parte de toreros y novilleros".

La promotora define la actitud de Gerpe como una "presión" y asegura que "ceder a este tipo de chantajes podría llevar a colapsar la programación" del ruedo más importante del mundo.

"No estoy solicitando una oportunidad en una plaza que no he pisado nunca, sino en una en la que he triunfado", declara Gerpe. "La huelga de hambre no es una presión, ya que tengo motivos y argumentos de sobra", añade. "Estoy pidiendo que me den una fecha por mis méritos", remata.

Otras huelgas de hambre

Pero la de Gerpe no es la única huelga de hambre emprendida por un torero para aspirar a un hueco en los carteles. El novillero Javier Velázquez hizo lo propio en 2017 —este, junto a la Puerta de Arrastre; varios metros más allá de la Grande— y consiguió pisar la arena de Las Ventas vestido de luces hace justo un año. Eso sí, su estreno en la capital fue calificado por la crítica taurina de "bochornoso". Pitos, pinchazos, descabellos y más toro que torero.

Taquilla de Las Ventas. (J. C.)
Taquilla de Las Ventas. (J. C.)

Cristian Pérez hizo lo mismo junto a la plaza de Albacete, y Jesús Álvarez, en la Monumental de Sevilla. Ambos consiguieron su oportunidad. El matador granadino Alcazabeño se manifestó en el coso de su ciudad natal, pero tuvo que abandonar su protesta por motivos de salud, sin conseguir enfundarse la taleguilla.

"Hasta que me caiga al suelo"

Por el momento, Gerpe suma ya ocho días bajo la Puerta Grande y, según asegura, terminará su huelga de hambre cuando la empresa le otorgue una fecha para torear. Tiene la esperanza de que los responsables de la plaza "sean honestos".

De no ser así, "seguiré hasta que me caiga al suelo y tenga que recogerme la ambulancia para llevarme al hospital e ingresarme". Efectivos del Samur atendieron al diestro el pasado martes. Desde entonces, acuden diariamente a realizarle análisis de sangre y comprobar el estado de su "cada día más desgastada" salud.

"El toro de cinco y el torero de 25", reza un célebre refrán taurino que establece las edades óptimas del bóvido y del matador para ejecutar la lidia. Gerpe lo cumple a rajatabla; tiene un cuarto de siglo de vida. "Soy un torero que está en activo", explica, pero "los años pasan y pasan".

"Justo hago 26 años el próximo 14 de octubre", declara cuando el que escribe estas líneas le recuerda el dicho popular. "No queda nada; es justo dentro de dos meses", indica el diestro, mientras esboza una mueca tras la que parece adivinarse una ligerísima sonrisa. "Así que ya se pueden dar prisa", sentencia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios