INVESTIDURA FALLIDA DE PEDRO SÁNCHEZ

Iglesias pide seguir negociando y cambiar Trabajo por políticas activas de empleo

Si no acepta, dijo el líder de Unidas Podemos, tratando de reconstruir algún puente, al menos de cara a la opinión pública, "le vuelvo a tender la mano para que negocie desde el respeto"

Foto: El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

Pablo Iglesias ha vuelto a dar un giro de última hora al guion de investidura en forma de contraoferta desde la tribuna, más para salvar el relato que las negociaciones, minutos antes de la votación: ha ofrecido renunciar a su exigencia de controlar cartera de Trabajo si en su lugar se le ofrecen las competencias en políticas activas de empleo. Una recomendación, dijo, que le había realizado vía mensaje telefónico un referente del PSOE para intentar salvar el acuerdo entre ambas formaciones. La sombra de José Luis Rodríguez Zapatero vuelve a planear. Eso sí, en lucha contra la del también expresidente Felipe González, que apareció en la primera jornada en forma de apelación a PP y Cs para que se abstuviesen.

Si no acepta, continuó el líder de Unidas Podemos desde la tribuna, tratando de reconstruir alguno de los puentes dinamitados durante las últimas jornadas de negociación, al menos de cara a la opinión pública, "le vuelvo a tender la mano para que negocie con nosotros desde el respeto". Septiembre es la nueva fecha en la agenda política, de cara a un segundo intento para la investidura dentro de los 60 días que marca la Constitución desde la primera votación.

Respeto fue la última palabra del discurso de Iglesias. También una de las primeras: "Le pediría que hiciera una reflexión. Si cree que en las últimas se ha referido a nosotros con respeto". El respeto, añadía, "que merece un socio de gobierno". Sin bajar al cuerpo a cuerpo, después de que Pedro Sánchez dedicase la mayor parte de su intervención a cargar contra el líder de la formación morada por su supuesta intransigencia, con un tono más de precampaña que de un candidato a la investidura como presidente del Gobierno, Iglesias sí que le quiso afear que "ha olvidado que nosotros creímos en la moción que ustedes no se creyeron, con 85 diputados y su peor resultado de la historia del PSOE y le apoyamos a cambio de nada para ser presidente del Gobierno. Solo por eso creo que mereceríamos respeto en su tono y sus palabras", arrancó.

El líder de Unidas Podemos ha reconocido las dificultades de negociar "en 48 horas lo que no se ha querido negociar en 80 días", haciéndolo además a contrarreloj. Eso sí, reprochó que se hiciese "en tiempo real filtrando todo a los medios, y creo que es evidente que las cosas no se deben hacer así". Al respecto de esto último, afeó que "no nos pudimos creer que cuando vimos el documento de propuestas filtrado por su vicepresidencia le cambiaran la palabra propuestas por exigencias". Una negociación de gobierno, añadió, "merece al menos no ser cutres".

Si el candidato a la investidura, Pedro Sánchez, enumeró todas sus cesiones, Iglesias hizo lo propio hablando de renuncias. Renuncias, dijo, a ocupar ministerios de Estado, a un programa de máximos, a su posición respecto a la resolución del conflicto en Cataluña y, finalmente al veto a su persona "sin precedentes en la historia de la democracia de España ni en la historia política de ningún país", tras lo que decidió dar un paso a un lado. A cambio de todo ellos, resumió: "solo pedimos una participación proporcional" en el Gobierno de coalición. Su última renuncia, ya desde la tribuna y en el último minuto: prescindir de la cartera de Trabajo, además de a una representación proporcional como se defendía ya en la contraoferta lanzada esta mañana y que el PSOE rechazó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios