Sesión de investidura decisiva

IU pidió un receso para negociar antes de la votación, pero Batet se lo negó

La última oferta de Pablo Iglesias de renunciar a Trabajo por las competencias de empleo había quedado en el aire e IU pedía tiempo para una última negociación antes de votar

Foto: El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón. (EFE)
El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura1 min

Intentarlo hasta el último minuto. Al concluir las intervenciones de los portavoces de todas las formaciones políticas de esta sesión de investidura, Izquierda Unida ha pedido un receso para intentar negociar la última oferta que Pablo Iglesias ha lanzado 'in extremis' desde la tribuna al PSOE.

Sin embargo, la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha negado su petición y tras el discurso de la portavoz socialista, Adriana Lastra, ha dado cinco minutos para que empezara la votación.

Iglesias ha intentado en el último minuto lanzar a Sánchez una propuesta a la desesperada: Podemos estaría dispuesto a renunciar al Ministerio de Trabajo si, a cambio, les cedían las competencias activas de empleo. Pero la cara del presidente en funciones sentado en su escaño lo decía todo: Sánchez no estaba dispuesto a intentar llegar a un acuerdo que no fuera la oferta que le había hecho ayer a mediodía a los morados.

La última e incendiaria intervención de Lastra ha dejado claro que los puentes estaban rotos y la negociación, acabada: "Es la segunda vez que impide un gobierno de izquierdas", afirmaba dura desde la tribuna.

Y así ha sido. El Congreso ha tumbado de nuevo la investidura del candidato socialista y el cronómetro para unas nuevas elecciones ya se ha puesto en marcha.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios