LA JUSTICIA GALA RECHAZA LA LESA HUMANIDAD

La salud de Ternera marcará su segunda liberación el próximo 26 de junio

Francia no tramitó las órdenes de detención de la justicia española hasta la excarcelación del exjefe de ETA el pasado miércoles y tras la presión de autoridades españolas

Foto: Cartel donde aparece la imagen del etarra 'Josu Ternera'. (EFE)
Cartel donde aparece la imagen del etarra 'Josu Ternera'. (EFE)

La delicada salud del que fuera jefe de ETA, José Antonio Urruticoechea Bengoechea, alias Josu Ternera, marcará previsiblemente la decisión del Tribunal de Apelación de París el próximo 26 de junio, cuando el exdirigente de la banda comparezca para ser informado de la orden europea de detención y entrega (ODE) que España remitió por su participación en el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza en 1987, donde murieron 11 personas. Los magistrados dictaminarán ese día si le mantienen en prisión o si le vuelven a poner en libertad, como hicieron el pasado 19 de junio, y no pasarán por alto la enfermedad de Ternera, que a sus 68 años debe ser operado de próstata de urgencia.

Así lo explican fuentes consultadas por El Confidencial que mantienen relación con las autoridades galas. Estas fuentes consideran que la decisión está prácticamente tomada y prevén que la sala se decante finalmente por volver a excarcelar al exdirigente etarra. Los tres magistrados que componen la sala no hicieron públicas las motivaciones que les llevaron a excarcelarle el pasado 19 de junio. Los abogados de Ternera rechazaron que el estado de salud fuera la causa de la libertad provisional y se limitaron a señalar que el tribunal tenía la certeza de que el exjefe de ETA no iba a fugarse de ningún modo.

Según ha podido saber El Confidencial, sin embargo, el tribunal decretó la libertad provisional para Ternera sin tramitar ninguna de las órdenes de detención que había reactivado la Audiencia Nacional desde España y se limitó a cursar los dos juicios que el exdirigente etarra tiene aún pendientes en Francia. Se trata de dos procedimientos en los que fue condenado en rebeldía a siete y a ocho años de cárcel en 2010 y en 2017 y que se repetirán ahora porque así lo ha pedido el inculpado acogiéndose a las posibilidades que le permite la ley gala en estos casos. El Tribunal Correccional de París abordará el próximo 28 de junio cómo sigue el curso de ambos casos, cuyo trasfondo no se resolverá previsiblemente al menos hasta septiembre.

Además de estos dos asuntos, sin embargo, cuatro causas más pesan sobre el exdirigente etarra en diferentes juzgados de la Audiencia Nacional española. Su mencionada participación en el atentado de Zaragoza, el asesinato del directivo de Michelín Luis María Hergueta en 1980, la financiación de la organización armada a través de las 'herriko' tabernas y el caso de lesa humanidad, que se dirige contra Ternera, por ordenar asesinatos como máximo responsable de la banda. El Tribunal de Apelación de París estudiará el próximo 26 de junio la orden de detención emitida por la Audiencia Nacional en relación únicamente al atentado de Zaragoza.

Josu Ternera, justo antes de su primera detención. (EC)
Josu Ternera, justo antes de su primera detención. (EC)

Tras conocer el pasado 19 de junio que el tribunal francés ponía en libertad a Ternera, la reacción en las cañerías de las instituciones españolas no se hizo esperar. Qué había pasado, comenzaron a preguntarse miembros de la lucha antiterrorista, de la Fiscalía y de las víctimas del terrorismo. Tras varias horas en las que los teléfonos y las gestiones no paraban, la conclusión fue clara: Francia no había tramitado las órdenes de detención que había reclamado España. Fue en ese momento cuando las autoridades galas comenzaron a sentir la presión y tramitaron la citada ODE del atentado de Zaragoza, dado que las otras dos son más débiles por posibles prescripciones.

No aceptaron, sin embargo, la causa relativa a crímenes de lesa humanidad que dirige la Audiencia Nacional contra los cinco últimos jefes de la banda terrorista, entre los que se encuentra Ternera, procesado por este asunto. Las mismas fuentes consultadas explican que las autoridades judiciales galas no creen en este procedimiento, que la Audiencia Nacional dirige contra los máximos responsables de la organización desde 2004 -cuando entró en el ordenamiento jurídico español el tipo delictivo- hasta hoy y que los tribunales de Argentina mantienen abierto contra los dirigentes anteriores a ese año.

Desde Dignidad y Justicia, la asociación que promovió este último procedimiento, también entienden que el próximo 26 de junio Ternera volverá a salir en libertad. Consideran que el caso de lesa humanidad, que reactivaron cuando conocieron la detención, es el que más "fundamento jurídico" tiene para condenar al exjefe de ETA e incluso amenazan con cortar de raíz las relaciones que mantienen desde hace años con las autoridades francesas si Ternera vuelve a ser excarcelado.

El etarra fue detenido el pasado 17 de mayo en los Alpes franceses, por agentes de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) galos que actuaban en colaboración con los Servicios de Información de la Guardia Civil, cuando regresaba de una revisión médica. Luego fue trasladado hasta la prisión de la Santé de París, donde permaneció hasta el 19 de junio, cuando el Tribunal de Apelación de París decretó su libertad provisional. Horas más tarde la Policía gala volvió a detener a Ternera y ordenó para él prisión provisional hasta que el tribunal decidiera sobre la citada orden de detención por el caso de la casa cuartel de Zaragoza.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios